Crédito fotografía: 
Canal 13
El programa se emite todos los sábados a las 18:30 horas, como parte de la franja “Sábado de Reportajes Tarde” de Canal 13

“Es un sueño. Ahora miramos para atrás y todavía nos cuesta creer que fuimos protagonistas de esa historia, porque fue espectacular”, cuenta a El Día, Claudia Quinzio, esposa del actor nacional Cristián Riquelme, con quien recorrió el continente americano de punta a punta en un viaje que duró tres años.

En enero del año 2013, la pareja de enamorados decidió dejar atrás sus rutinas y trabajos para cumplir un sueño que los acompañó desde su época de noviazgo. Es así como en una casa rodante comenzaron la travesía en el Ártico canadiense llegando hasta la Villa Las Estrellas en la Antártica chilena.

La abogada recuerda que “siempre tuvimos ganas de iniciar la aventura, pero nunca le poníamos fecha. Lo más difícil del viaje es partir. Postergamos varias veces la fecha hasta que a mí me ofrecieron un trabajo en Canadá, entonces decidimos irnos para allá, trabajar y juntar más plata. Compramos el auto y nos fuimos”.

A más de cuatro años de iniciada la travesía, la aventura del actor de Mega y su esposa se materializó en el programa “De Alaska a Patagonia”, espacio que fue estrenado el pasado 14 de octubre como parte de la franja “Sábado de Reportajes Tarde” de Canal 13 y que documenta su paso por países como Estados Unidos, México, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, entre otros.

Sobre la experiencia del viaje, Claudia Quinzio comenta que “cada día venía con nuevas novedades, todo era distinto, nunca hubo rutina. Estábamos tan felices todo el día, por eso creo que nunca nos enfermamos. La verdad es que fueron los mejores años de nuestras vidas”.

AMOR Y AUSTERIDAD. Claudia y Cristian sabían que ningún obstáculo los alejaría de su objetivo, que era llegar hasta Tierra del Fuego. Por esto, cuando se les acabó la plata al entrar a Perú, comenzaron a producir para poder subsistir. “Vendíamos pan y artesanía. Estábamos seguros de lograrlo sea como sea y las cosas se fueron dando en el camino”, recuerda.

Durante el tiempo que estuvieron alejados de sus familias y el quehacer laboral, “nunca fuimos a un restaurante, no pagábamos alojamiento, no pagábamos ninguna cuenta, no tuvimos celular por tres años.  Comíamos vegetales, arroz y tallarines que comprábamos en los mercados. No habían grandes lujos”.

Sobre las consecuencias que tuvo la aventura en su relación, asegura que “como pareja es la mejor experiencia de la vida porque también hay mucho tiempo para conversar todos los temas. Hablábamos de todo y lo pasamos muy bien juntos. Es como los dos extremos, te llevas muy bien o terminas separado”.

OTRO SUEÑO CUMPLIDO. “Nos salieron lágrimas, fue muy emocionante. Ver cómo hemos cambiado nosotros es muy impresionante y verlo en pantalla es increíble. La gracia es que no hay un hilo conductor, no hay guión, éste iba saliendo en el minuto”, expresa emocionada al hablar del programa que revive su aventurado viaje.

“Partimos con la idea de grabar todo para guardarlo para nuestra vida y una semana antes de partir pensamos en hacerlo como programa para venderlo a un canal de televisión. Después de un año de llegar a Chile lo logramos vender y ese fue otro sueño que se hizo realidad, porque lo hicimos con tanto cariño y dedicación, sin saber nada”, señala.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital