Pagamos por la noche de sábado 21 de abril en Cabañas Tramonto del Sole (Avda. del Mar 990,  para alojar y durante esa única madrugada de alojamiento, nos entraron a robar (mientras estábamos durmiendo) en la cabaña con tres niños (15 años, 3 años y bebé de 7 meses).

Al levantarnos en la mañana, notamos que faltaban nuestras pertenencias; cuatro chaquetas, una mochila (ropa y documentos) y un computador, todo lo que quedó en el living -comedor durante la noche.

Lo insólito es que la encargada de recepción dijo que no se hacían responsables y cuando le pedí en reiteradas oportunidades que me contactara con el dueño, me respondió lo mismo: "que no está en la ciudad y que no contesta su teléfono". Tampoco pude hablar con otra persona, ya que no había alguien que lo representara en su ausencia.

Durante la mañana del domingo 22, no tuvimos más que esa respuesta y debido a su nula preocupación en prestar ayuda o acercarse a verificar y revisar la cabaña (N° 16) llamamos a Carabineros para  dejar la denuncia correspondiente.

Seguramente el dueño de Cabañas Tramonto del Sole sigue fuera de la ciudad y con su teléfono apagado porque no hemos recibido ni una sola llamada, ni ha tenido la decencia de mostrar preocupación o pedir disculpas por un servicio que fue paupérrimo, ya que confiamos en un lugar que se supone cumplía con permisos y con normativa legal vigente.

 

Los contenidos de esta sección, es decir las denuncias ciudadanas son responsabilidad de quienes las escriben y no representan necesariamente el pensamiento del medio.

Máster Gratuito en Marketing Digital