Crédito fotografía: 
LCG
El DT granate conversó con El Día, para entregar su evaluación de los primeros 15 partidos al mando del equipo y que lo tiene fuera de los equipos que pelearán por un lugar en la liguilla por el ascenso. Reconoce que no se cumplieron las expectativas iniciales y que proyectando la segunda rueda, pedirá que puedan llegar los tres refuerzos que permite el reglamento. Busca volantes ofensivos y atacantes.

El entrenador de CD La Serena, Ariel Pereyra, tiene claro que debe trabajar al 200 por ciento si desea revertir el rendimiento que alcanzaron en la primera rueda de la temporada oficial en la Primera B. Con 20 unidades y fuera de la zona de los equipos que se encuentran en zona de liguillas, los esfuerzos  para las últimas 15 fechas tendrán que redoblarse, tanto para pelear en la parte de arriba, como para escapar de los equipos que ya se encuentran en zona roja y buscarán evitar el descenso.

Si bien igual desean seguir  compitiendo en Copa Chile (este domingo reciben a la U por la ida de octavos de final en el estadio La Portada), el objetivo macro se concentrará en el último tramo de la temporada regular con 15 fechas donde un tropezón puede resultar una complicada caída.

En conversación con el Día, Pereyra analiza lo que fue este primer semestre al mando del elenco serenense y las dificultades que ha encontrado para poder parar y estructurar un equipo que le entregue satisfacciones a la parcialidad.

Reconoce que no se cumplió el primer objetivo de estar  ubicados ya entre los equipos que se encuentren en zona de liguilla y si bien parece abordable la tarea proyectando el segundo semestre, tiene claro que deben mejorar y mucho, en varias facetas del juego y la confianza del grupo para ir por  el objetivo del ascenso, ya que eso se mantiene sin que nadie lo altere.

A horas de enfrentar a la Universidad de Chile, por el duelo de ida de los octavos de  final en Copa Chile, explica que  en el momento del análisis, lo mejor es ser autocrítico y concreto, “es lógico que uno debe ser realista y autocrítico, si miento y digo que el equipo fue una maravilla, no vamos a arreglar nada. Siempre dije que con un 50 por ciento de rendimiento estamos entre los primeros 6. El tercero está con 25  puntos (podría también quedar con 26 o 27) y dentro de eso ya la campaña es mala, porque nos propusimos eso”.

En una primera evaluación de los primeros seis meses al mando del elenco granate, Pereyra precisa que “tuve seis meses y llegué a un plantel casi armado,  llegué  con sólo 4 jugadores, los demás estaban acá o habían llegado antes de que yo llegara y todo ese conocimiento lo tomo como algo muy bueno para el segundo semestre. Ya sé lo que puedo apretar más, lo que necesito reforzar y así conseguir la regularidad de los partidos”.

Es en este punto donde se detiene, ya que fueron muy pocos los encuentros, en su globalidad, que el equipo llamó la atención de su parcialidad, por el contrario, fueron más los cotejos en los que nadie quedó contento con la producción, “hubo partidos buenos como el primer tiempo con Ñublense, Coquimbo, Puerto Montt y San Marcos, pero también tuvimos partidos malos con Copiapó, Valdivia y varios otros, con Melipilla fue el más bajo”, reconoce.

CAUSALES

Y en la responsabilidad de esos malos momentos involucra a todos los estamentos, pasando por él, cuerpo técnico, médico y los jugadores, “como cuerpo técnico tengo que buscar esa regularidad, no hacer tantos cambios en el equipo, las lesiones, debemos mejorar en la parte médica, física y futbolísticamente, esa es mi responsabilidad para poder elegir dentro de todo”.

-¿Sigue manteniendo la misma impresión de los jugadores formados  en casa?

“Sí, he dicho siempre que el espíritu lo mantienen los de casa, pero tengo claro que con ellos solos no voy a ascender, no se puede, aunque a la gente le gustaría escuchar que con ellos sí van a subir a Primera. Cuando uno inicia un proceso a los seis o siete de casa que están en un buen momento, hay que sumar gente de afuera, pero en ese andamiaje hemos estado fallando. Los de casa le dan ese espíritu de lucha, es lógico que sientan más la camiseta, porque juegan con el sentido de pertenencia que marca a cualquier jugador cuando pertenece a un club”.

Respecto de los refuerzos, recalcó que hablará con la plana directiva con el objetivo de poder hacer uso de la opción que permite el reglamento, “es importante que ocupemos los tres cupos de refuerzos,   todos los equipos lo harán, porque el torneo ha sido irregular. Estamos todos los equipos metidos ahí y para nosotros sería bueno que lleguen esos jugadores, ya que de esa manera le daremos más sentido de competencia a los que están acá, así nadie se relaja”, concluyó. 

RESPETO A LA UNIVERSIDAD DE CHILE

Si bien ayer comenzó a definir el equipo que enfrentará a la Universidad de Chile y que podría tener la presencia de Enzo Ruiz y Cristóbal Marín, desde el primer minuto, como referencia del equipo que viene de igualar con Valdivia, el entrenador granate tiene claro que este partido lo verán de chico a grande donde la U es el gran favorito, “siempre hay que mirar a los demás rivales con respeto, el respetar te hace mantenerte alerta y estar con los sentidos bien prendidos, concentrados, que no nos pase lo del domingo, que en 6 minutos perdíamos 2-0, si le das esa ventaja a un equipo grande te pasa la cuenta, aunque los muchachos ya están muy motivados para este partido”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X