Crédito fotografía: 
El Día
Un Consejo Extraordinario que tendrá lugar al mediodía de hoy, los dirigentes del balompié nacional verán si es posible terminar en cancha la competencia, o ponerle punto final dada la crisis social que vive el país.

Como se veía venir, desde la ANFP y respaldados por el Sindicato de Futbolistas Profesionales, SIFUP; la fecha del balompié nacional que se había calendarizado para este fin de semana se suspendió por quinta semana consecutiva.

De esta manera Coquimbo Unido, que se aprestaba a recibir a O’Higgins de Rancagua, el domingo en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, tendrá que seguir esperando por la reprogramación; mientras que los granates de CD La Serena, que el lunes esperaban en La Portada a Melipilla, tampoco se verán las caras con los Potros, compromiso que se ha suspendido ya en dos fines de semana.

Sin embargo, esta nueva suspensión  que ha sufrido la actividad y frente al corto tiempo que queda para el término del año, se avizora la opción que se cierre de la temporada 2019, situación que será analizada hoy por los presidentes en el Consejo extraordinario que tendrá lugar desde el mediodía en las oficinas de Quilín y en la que participarán también los dirigentes del Sindicato de Futbolistas.

Esta medida radical de dar por terminado el año calendario en las categorías de Honor y Primera B de nuestro balompié entendiendo que la crisis social imposibilita que se puedan disputar los compromisos, despierta conjeturas y opciones que agradan a unos y complica a otros.

En lo concreto y si esto se puede dar, cada club buscará llevar agua para su molino.

Desde la vereda de los clubes regionales, el hecho que se termine el torneo, posibilitaría en la Primera División que Coquimbo Unido logre uno de los cupos para la Copa Sudamericana del 2020 dado su quinto lugar en el calendario, dejando  a la UC como campeón y Colo Colo con el segundo puesto, aunque se crea un problema con los equipos que tendrían que descender.

Hay quienes plantean que no exista descenso y se mantengan los 16 equipos de la serie de Honor, ampliando el número de equipos para la próxima temporada agregando a los dos  equipos que subirían de la Primera B.

También se ha planteado la posibilidad que se pueda desarrollar una Súper Liga en la que tomen parte todos los equipos del fútbol profesional.

Jorge Contador

El presidente de Coquimbo Unido, Jorge Contador, quien no podrá asistir al Consejo de Presidentes, dijo que tendrá línea abierta con lo que pase ahí y que en el caso de los aurinegros el objetivo es “jugar lo que resta para cerrarlo en cancha” y si ocurriese algo diferente, “sería por la continuidad de la crisis social que vive el país”.

El directivo dio a entender que no pierde la esperanza de “poder jugar los partidos que restan” y que los jugadores del aurinegro se “han preparado de la mejor manera” durante todo este tiempo para enfrentar la posibilidad de los partidos”.

Consultado por la posibilidad que la ANFP de por terminado el torneo regular, Contador no quiso especular, aunque planteó que “esto es fútbol carlitos”, dando a entender que cada club busca llegar agua para su propio  molino.

Como suele ocurrir en estas circunstancias, los dirigentes de la Primera División se reunirán con antelación para buscar presentar una propuesta en conjunto al directorio de la ANFP.

En la Primera B

Algo similar ocurrirá  en  la Primera B, ya que los dirigentes de  los 16 clubes tienen agendada una reunión por la mañana para presentarla al Consejo desde el mediodía, aunque  por lo planteado por los presidentes, el ánimo está en poder resolver en cancha tanto la suerte de los ascendidos como aquellos equipos que luchan por salvar la categoría.

Ante la opción que concluya la temporada, en la B se maneja el hecho que asciendan el primero y segundo equipo (Wanderers y La Serena) y descienda el última (Valdivia).

Otra opción es que el 1 y 2 suban a la serie de Honor, no baje ningún equipo desde Primera y Primera B, asciendan dos de Segunda División profesional (hoy San Marcos y Colchagua) y una última opción que se desarrolle el resto del torneo sin público, aunque este escenario es poco viable, ya que  muchos de los estadios son municipales y no están siendo facilitados para recibir encuentros profesionales”.

Manuel Suárez

Frente a este escenario, el gerente de CD La Serena, Manuel Suárez,  quien representará al club en Quilín, anunció que por hoy, en la mañana se reunirá con el presidente de la entidad Cristian Contador, con el fin de estar al tanto de las conversaciones que han sostenido los presidentes de la serie B y así asistir a la reunión con una postura, “nuestra posición inicial es escuchar y de manera especial empatizar con la situación país que en ningún momento está en duda y, segundo, buscar la mejor solución para el fútbol y la sociedad”.

Anticipó que como CD La Serena, van con una actitud “generosa” y dispuestos para que salga lo más favorable “para la industria del fútbol”, por sobre la intención de “querer salir beneficiado único”.

Frente a la crisis social, Suárez explica que le llamó la atención la suspensión de la fecha que se había programado, “me había hecho la ilusión de que se jugaría, ya que sería una manera de tratar de volver a la normalidad, independiente de la situación social, me parecía importante, es una lástima que no hayamos podido hacerlo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X