Crédito fotografía: 
EFE
El equipo de Rassie Erasmus, se impuso por 32-12 a los ingleses que llegaban como favoritos tras haber dejado en el camino a Nueva Zelanda en las semifinales. La próxima edición se jugará en Francia 2023

El cuadro de Sudáfrica se impuso a su similar de Inglaterra por 32-12 en la final del mundial de rugby de Japón que se desarrolló ayer  en Yokohama, y conquistó así su tercer torneo.

En un partido que fue muy parejo, sobre todo en los primeros 40 minutos, los Springboks tomaron ventaja sobre a través de los penales, y lograron mantenerla y ampliarla en el segundo tiempo gracias a dos tries, los primeros y únicos del partido.

Los primeros 40 minutos transcurrieron con una sucesión de lanzamientos de castigo para ambos equipos, cuatro del lado sudafricano transformados por Handre Pollard y otros dos por el inglés Owen Farrell, que dejaron el parcial en 6-12.

En el segundo tiempo continuó el pulso de penales, con dos anotados por Sudáfrica y otros dos para Inglaterra por los mismos pateadores.

Hubo que esperar al minuto 66 para ver el primer ensayo del partido logrado por el sudafricano Makazole Mapimpi, que junto a la conversión de Pollard amplió la ventaja de los Springboks a 12-25.

Cheslin Kolbe anotó otro try en el minuto 74, que sumado al disparo de Pollard abrió una distancia ya insalvable para sus rivales (12-32), permitiendo que su primer capitán de raza negra, Siya Kolisi, alzara la Copa del Mundo.

La próxima edición de los 20 equipos que irán por el trofeo Webb-Ellis será Francia, 2023.

Alcanzan a los All Blacks

Con esta corona Sudáfrica logra tres títulos mundiales alcanzando en trofeos a Nueva Zelanda.

Los Mundiales de Rugby se vienen disputando igual que los del fútbol cada cuatro años, aunque con 20 equipos desde el año 1987. En esa primera edición mno tomaron parte los Springboks, ya que Sudáfrica estaba bajo el sistema de apartheid, y estaba excluido de competiciones deportivas. Recién se vino a sumar en 1995, ya con Nelson Mandela como presidente.

Y se sumó a este campeonato por la puerta grande: fue sede del torneo y, además, se alzó con la copa mundial.

De esta manera esta disciplina se ha convertido en la segunda más popular de Sudáfrica, después del fútbol, pero antes del cricket. El fútbol está considerado como el juego favorito de los sudafricanos de raza negra, el cricket de los que tienen origen inglés y el rugby de los afrikaners.

Traspasan fronteras

La llegada de Mandela al poder imprimió un nuevo sello al rugby, fomentando su diversidad y traspasando las fronteras raciales, algo que con el tiempo ha ido dejando huellas.

En 2008 fue elegido el primer entrenador negro en la historia del rugby de Sudáfrica, Peter de Villiers.

La segunda copa mundial que consiguió Sudáfrica fue en el torneo de 2007, disputado en Francia y en una final que, como ayer, disputaron contra Inglaterra.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X