Crédito fotografía: 
camara.cl
Por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones, la Cámara dio el visto bueno a la iniciativa presentada por la oposición, la cual ahora, por haber sido sometida a indicaciones, deberá volver a ser discutida por la Comisión de Constitución en el Congreso. La iniciativa generó un amplio debate durante la jornada de este miércoles y ahora pasará a la Comisión de Constitución de la Cámara.

La Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general, por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones, el proyecto de ley que propone una reforma constitucional para permitir el retiro del 10% de los fondos de pensiones de los afiliados a las AFP.

Dicha iniciativa, que comenzó su discusión pasadas las 10:00 de la mañana y se extendió durante todo el día, fue aprobada previamente el lunes pasado por la Comisión de Constitución de la Cámara Baja.

Tras este importante triunfo en su trámite legislativo, la iniciativa volverá a dicha instancia parlamentaria, donde será debatida en particular. Luego deberá volver a la Cámara y recién ahí podría finalizar su primer trámite y pasar al Senado.

En concreto, el proyecto -presentado en abril por la bancada de la Federación Regionalista Verde Social- plantea permitir a los cotizantes retirar hasta el 10% de sus ahorros en las cuentas de los fondos de pensión, con un tope de 150 UF ($4,3 millones) y un mínimo de 35 UF ($1 millón).

En caso que el 10% fuera inferior a 35 UF, la propuesta señala que el afiliado podrá sacar hasta ese monto y, en caso de tener esa cantidad o menos en el total de sus ahorros, tendrá la posibilidad de retirar el total de su cuenta.

Desde temprano, el inicio del debate estuvo marcado por el alto quórum de 3/5 que requería para avanzar hacia el Senado, debido a que se trata de una reforma constitucional, lo que hacía necesario al menos 93 votos para ser aprobado, razón por la que -además de los votos de la oposición- requería el respaldo de al menos 11 diputados de Chile Vamos. Y aquello, sorpresivamente, ocurrió.

Incluso el parlamentario UDI Jaime Bellolio intentó que fuera cambiado a 2/3 (103 votos), cuya solicitud también fue desestimada por la Sala por 86 en contra, 64 a favor y 1 abstención.

A medida que avanzaba la jornada, algunos sectores comenzaron a esperanzarse con el éxito de la iniciativa. Si bien al inicio de la jornada se avizoraba complejo, algunos parlamentarios como Erika Olivera y los RN Miguel Mellado, Hugo Rey, Andrés Celis y Eduardo Durán, confirmaron durante sus intervenciones su respaldo al proyecto.

Presiones del Gobierno

Buscando evitar el éxito de la propuesta, el Gobierno llegó a la Cámara para dialogar de urgencia con los parlamentarios de su sector, quienes solicitaron un esfuerzo adicional a La Moneda respecto a los mecanismos de ayuda a la clase media, que incluso en el oficialismo fueron considerados insuficientes, lo que ha elevado la tensión durante los últimos días al interior de Chile Vamos.

De hecho, la propia UDI ejerció presión hacia el Gobierno en las últimas horas para conseguir propuestas extra, las que finalmente llegaron apenas unas horas antes de la votación: un Ingreso Familiar de Emergencia Plus que irá en ayuda de las familias de clases medida (una transferencia directa como pidieron desde Chile Vamos); la extensión del subsidio de arriendo; postergación del pago del crédito hipotecario y un subsidio a los préstamos estatales.

Mediante dichos anuncios fue que el Gobierno inició el trabajo legislativo e intensas conversaciones -y presiones- a los parlamentarios de su sector para conseguir que el retiro del 10% de las AFP fuera desestimado, sin éxito. 

Reacciones

Al respecto, uno de los impulsores del proyecto, el diputado por la región Matías Walker, señaló que este proyecto “es para todos aquellos que no han recibido ningún beneficio, que no han recibido el Ingreso Familiar de Emergencia, que fueron a pedir el Fogape y le pidieron el Dicom y les dijeron que no calificaban para ningún crédito. A esos chilenos hoy dedicamos este primer triunfo”.

Walker agregó que esta aprobación implica “comenzar a legislar respecto se la reforma constitucional que permite el retiro de las pensiones, pero al mismo tiempo que crea un fondo solidario compensatorio, terminar con un sistema en que cada uno se rasca con sus propias uñas”.

Ahora bien, sobre los tiempos de discusión, el legislador falangista indicó que “debemos actual con sentido de urgencia citando para mañana (hoy) a las 17 horas a la comisión de Constitución para revisar todas la indicaciones que se implementaron en sala (…) queremos despacharlo mañana (hoy) para un segundo informe para que se vote en particular, para que vaya al Senado lo antes posible y podamos darle ese alivio a los chilenos que hoy día lo están esperando con tanta ansia”, dijo visiblemente emocionado.

El diputado Francisco Eguiguren, quien en la votación se abstuvo finalmente, aseguró que, respecto al proyecto “nadie le ha dicho la verdad a millones de chilenos. Que el 70% de chilenos que hoy pueden retirar el 10% de sus ahorros solo pueden retirar 540 mil pesos. Pero les va a llegar mucho menos de eso al bolsillo”.

“Incluso”, señaló “nadie le ha dicho a esos chilenos que frente a esos 540 mil pesos, el gobierno hoy día ofrece 650 mil pesos, más el subsidio de arriendo y la postergación al crédito hipotecario (…) Aquí lo que importa es solo el titular: el 10%. Aquí hay sólo hay razones políticas para aprobar el proyecto”.

Por su parte, el diputado Sergio Gahona, quien también se abstuvo en la votación final, y junto con criticar que el gobierno “no ha dimensionado en su totalidad el grado de sufrimiento y necesidades de la clase media”, haciendo un llamado a “mejorar sustancialmente”, la propuesta inicial del ejecutivo para ayudar a la clase media, aseguró que “no estamos viviendo instancias normales”.

“Técnicamente entiendo todos los argumentos que indican que retirar el 10% de los fondos de una persona puede perjudicar proporcionalmente el valor de la pensión. Pero tengo más claro aún que la realidad de la clase media que estamos viendo día a día es insostenible y que las medidas que ha entregado el gobierno para paliar, en un marco de responsabilidad fiscal del país, es insuficiente para que miles de chilenos puedan salir a flote”, afirmó.  

Golpe al gobierno

Por su parte, el diputado del PC, Daniel Núñez, escribió tras la votación en su twitter, que el resultado positivo del proyecto “es un triunfo para el castigado pueblo de Chile: se aprobó el retiro del 10% de los fondos de AFP”.

Pero además, apuntó directamente a la figura del ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

“Es un duro golpe a la soberbia del ministro de Hacienda @ignaciobriones_, que quiso dictar cátedra a la @Camara_cl, sobre cómo ayudar a la gente. Solo legisla con letra chica y deudas”, sentenció Núñez.

Precisamente, tras el término de la sesión, el ministro aludido lamentó el resultado de la votación, pues a su juicio “creemos que hoy ha primado de corto plazo, es un atajo. No se hace responsable ni se hace cargo de cuál es el efecto en las pensiones del mañana”, afirmó, insistiendo en que una medida como ésta, al final debilitará a las pensiones.

“No se puede al mismo tiempo fortalecer, reforzar nuestro sistema de pensiones pensando en el mañana y, a la vez, debilitarlo proponiendo un retiro del 10%”, expresó.

Así votaron los diputados:

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital