• La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización del sector inmobiliario, las cotizaciones online y el aumento de jóvenes y mujeres que adquieren propiedades.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los cambios que ha provocado el coronavirus en la economía, ha impulsado a este importante sector económico a acelerar su paso al mundo virtual. Para las empresas del rubro esta situación les ha permitido reformular sus procesos de venta y reinventarse.

“El tema digital para nuestra empresa no es algo nuevo. Desde ya varios años tenemos una estrategia global enfocada en el cliente, buscamos entender quién es nuestro cliente, qué es lo que necesita y acompañarlo de la mejor manera para que su proceso de compra sea significativo y acorde a lo importancia de lo que está adquiriendo, que es su futuro hogar”.

Julio Araya, gerente de la División Inmobiliaria Grupo Serena, explica así, el proceso que como firma, han vivido en los últimos años, en relación a su migración al mundo virtual, tendencia que efectivamente, ya venía desde antes, pero ahora, producto de la pandemia del Convid-19, ha tendido a acelerarse.

“El cliente ha cambiado su acercamiento a una propiedad y a la forma en la que hace la búsqueda”, destaca el empresario, quien explica que ahora, todo está mucho más enfocado en las redes sociales, en buscar directamente lo que necesitan, principalmente desde dispositivos móviles. “Nosotros queremos estar ahí, presentes acompañándolos de forma digital con nuestros asesores comerciales disponibles para una videollamada, para compartir videos en 360º del proyecto que quieran ver, etc”, señala. 

Justamente, esta característica indica, les ha permitido continuar con las ventas en tiempos de coronavirus y distancia social. “Tuvimos que adaptar nuestros procesos y por eso comenzamos con la firma 100% digital al momento de reservar una vivienda, se envía todo por correo y el cliente firma desde su celular, para después pagar la garantía a través de Webpay, facilitando el proceso a clientes de la región pero también de todo el país”, explica Julio Araya. 

Todo cambia

El proceso que menciona el gerente del grupo inmobiliario Serena, forma parte de las tendencias que por estos días, se puede observar en la industria. Proceso que como ya se ha dicho, venían de antes, pero que ahora se han acelerado ante el cierre masivo de las salas de venta y ante el cambio de comportamientos del cliente. Un proceso que, dicen los expertos, no parará. 

Dante Opazo, CEO de MobySuite, asegura que los consumidores no volverán a ser los mismos después de la cuarentena. La evolución de las preferencias y los comportamientos del usuario estarán marcados por este periodo de confinamiento en casa. 

“La pandemia adelantó la transformación digital en la industria inmobiliaria entre dos y cuatro años. Entonces estamos hablando que aquellas empresas del sector que no se suban al tren de las tecnologías, van a morir, porque el cliente y la inmobiliaria, entendieron que para el lado de las tecnologías viene el futuro”.

Efectos

Pero realmente, ¿qué es lo que viene a cambiar la tecnología en el sector inmobiliario?  Según Dante Opazo, en primer lugar, la incorporación al mundo virtual de estas empresas, viene a darle rentabilidad en base a la gestión de los sobrecostos y la financiación de los procesos burocráticos. 

“Las inmobiliarias no tenían la tecnología”, explica. “No era necesario utilizar muchas herramientas tecnológicas para poder vender, pero ahora, con esto del estallido y la pandemia, las empresas tuvieron que ponerse las pilas, y las que no, no venden simplemente, porque la gente ya no está en las calles”.

Para el experto, la batalla que viene ahora es la captación de prospectos por canales digitales. Es en ese sector, comenta, que está concentrando la mayor cantidad de inversiones, en marketing digital, portales inmobiliarios, Facebook o Instagram. 

Nuevos compradores

Dentro de los cambios que abre el mundo digital, destaca la posibilidad de realizar una “cotización online” de la propiedad por parte del cliente. Y es este último recurso el que justamente, más crecido en medio de la pandemia.  

De hecho, según datos proporcionados por MobySuite, hasta julio del 2019, el principal medio de cotización era de forma presencial, seguido muy lejano de los portales inmobiliarios y web de inmobiliarias. En el mismo periodo, pero de 2020, la tendencia es distinta, aumentando las cotizaciones online en un 100% en el caso de La Serena y Coquimbo. 

Esto, aparte, revela un cambio en el perfil del cotizante, que hoy por hoy es más joven y maneja mejor ese tipo de herramientas.

Así, según un estudio de la empresa PlanOK, el segmento de clientes entre 18 a 29 años es el que hoy está realizando más cotizaciones (un 35% del total de cotizaciones), sobrepasando incluso al segmento de 30 a 39 años que el año anterior era el que más cotizaciones realizaba.

Juan Ignacio Troncoso, gerente comercial de PlanOK, señaló que ello ha influido en el aumento de cotizaciones a distancia, las cuales hoy, representan un 85% del total. 

Eso sí aclaró, “dado esto, los proyectos están recibiendo más potenciales clientes, pero son clientes que cotizan o miran en más lugares, o con una menor intención de efectivamente comprar, por lo que no se ha traspasado este aumento de cotizaciones a reservas y/o promesas”, comentó. 

De hecho explica, en lo que corresponde a la Macrozona Norte, desde septiembre de 2019 las reservas han estado a la baja, llegando a su menor valor en abril de este año, donde se reservaron un 65% menos de propiedades respecto del 2019. “Luego de esto, se han recuperado, pero todavía son un 10% menores que el año pasado”, agregó. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día