Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Entre los objetivos del programa de reactivación económica presentado este lunes por el gobierno, se busca absorber, mediante la concreción de importantes obras, la mayor cantidad de mano de obra posible, aliviando el que ha sido una de las consecuencias más graves que ha dejado la crisis sanitaria: el desempleo, fenómeno que en la zona, ya roza el 15%.

Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera, presentó el programa “Paso a Paso, Chile se Recupera”, plan de reactivación económica que como dice su nombre, busca impulsar la economía del país –golpeada por la crisis sanitaria del coronavirus- a través de cuatro ejes: Inversión, Incentivos al Empleo, Apoyo tributario a las Pymes, y Agilización y Simplificación de Permisos.

A nivel general, se proyecta un plan de inversión pública por un monto adicional de 4.500 millones de dólares, por sobre el presupuesto regular de cada ministerio, el que se será inyectado hasta 2022, sumando un total de 34.000 millones de dólares en inversión pública.

Ahora bien, de los cuatro ejes anteriormente mencionados que sustentan el plan - el cual está proyectado para el periodo 2020-2022 – destaca el ítem de Inversión, a través de la ejecución de grandes obras públicas y privadas, a partir de las cuales, se busca fomentar la creación de hasta 250 mil puestos de trabajo a nivel nacional.

¿Pero qué ocurre a nivel regional con el empleo proyectado?

En la zona, la mayor parte de los recursos propuestos por el plan irán a parar a tres carteras ministeriales mayoritariamente: Obras Públicas, Vivienda y Urbanismo, y Agricultura.

En ese sentido serán en efecto, estos sectores, y fundamentalmente los dos primeros, los que se espera que aporten con la mayor cantidad de puestos de trabajo en la región: 16.000 empleos proyectados entre ambos, hasta 2022.

Construir para generar trabajo

Precisamente, la cartera de Obras Públicas por sí sola, proyecta la creación de hasta 10 mil puestos de trabajo en la zona, a partir de una serie de obras que comenzarán - algunas de ellas - a ser licitadas desde septiembre de este mismo año.

Al respecto, el seremi Pablo Herman, señaló que en el plazo de casi dos años, “vamos a poder ejecutar más de 40 iniciativas a través de Vialidad, la DOH, o la Dirección de Obras Portuarias, de proyectos sumamente solicitados por ejemplo, por las distintas localidades rurales para poder conectar pueblos interiores o para poder mejorar los APR”, sostuvo.

En total, serán 75 mil millones de pesos que vendrán a complementar la cartera anual de iniciativas que el ministerio está ejecutando actualmente.

En ese sentido, señala “ya se están levantando las bases administrativas para poder licitar en el mes de septiembre estas iniciativas, y de esa manera, poder inyectar recursos y mano de obra”. Por lo mismo agrega, “se tomaron obras que tuvieran posibilidades de ejecutarse en este corto plazo, siendo obras locales que nos van a permitir también que empresas regionales puedan participar y dar dinamismo a la economía local”.

Según la autoridad regional, se tienen en carpeta Ruta 5 Norte, la modernización del aeropuerto La Florida, la construcción de la Avenida Panorámica La Cantera-Los Clarines en Coquimbo, la restauración del Faro Monumental de La Serena, el tramo Hurtado-Las Breas, obras portuarias en Caleta Chungungo, o el mejoramiento del APR de Tulahuén.

Empleo y obras de adelanto

Respecto a la cartera de Vivienda y Urbanismo, cuya inversión adicional alcanzaría los 5.327 millones de pesos, proyecta por su parte, la creación de hasta 6 mil empleos a nivel regional.

Desde la secretaria regional ministerial se destaca una serie de obras tales como los proyectos habitacionales “Futuro Guayacancito” de Coquimbo y el Plan Urbano Habitacional para Ovalle. Además, se contemplan obras urbanas y de espacios público, como la construcción del Parque Urbano de Pichidangui en la comuna de Los Vilos, el mejoramiento de la Plaza Victoria en el sector de Baquedano y el mejoramiento de las vías de Evacuación de la localidad de Tongoy en Coquimbo.

En ese sentido, el director regional del Serviu, Oscar Gutiérrez, destacó que a estos proyectos se sumará el fortalecimiento del Programa de Integración Social y Territorial (DS19) con la generación de más alternativas en cuanto a soluciones habitacionales para las familias de la región.

“Esperamos que la inversión que llevemos adelante en obras urbanas y habitacionales, con la inyección de recursos que ha puesto a disposición el Gobierno, para aportar a la recuperación de la economía, nos permita generar en la región aproximadamente 6 mil puestos de trabajo, lo que es una gran noticia para las familias, que sabemos han sido afectadas por la pandemia y que hoy necesitan que les entreguemos más alternativas de empleo”, afirmó la autoridad.

En ese mismo sentido, se anunció además, un aumento de la inversión en el mejoramiento de viviendas, pavimentos participativos, construcción de veredas y más recursos para el Programa de Fondo Solidario de Elección de Vivienda.

Prioridad uno: el agua

La otra cartera que contará con importantes recursos adicionales es Agricultura, con más de 18 millones de dólares para la Región de Coquimbo, recursos que serán canalizados a través de INDAP y de la Comisión Nacional de Riego.

Si bien, aquí no se manejan cifras relativas a la probable creación de empleo en este sector a nivel regional, el seremi de la cartera, Rodrigo Ordenes, destacó que a nivel local, son 47 mil personas que, en término promedio, trabajan en labores del ámbito agrícola.

Por lo tanto, asegura la autoridad, “esto (el plan) es un gran impulso, que vamos a tener que enfrentar de la mejor manera posible, ya que estamos atacando la situación económica pero a su vez también, estamos respondiendo a los requerimientos y necesidades para poder acortar las brechas del déficit hídrico que estamos enfrentando como Región de Coquimbo”.

Para ello, se avanzará en la construcción de estanques, revestimiento de canales, telemetría  y otras obras de riego cuyo fin será dotar a la región de una infraestructura de riego acorde a la situación medioambiental que hoy vive la región.

Acelerar obras

Desde la Comisión de Reactivación Económica del Consejo Regional en tanto, el consejero Lombardo Toledo, si bien se mostró optimista por la próxima puesta en marcha del plan, hizo un llamado a “agilizar todos los programas y propuestas que el gobierno, justamente ha anunciado”.

La autoridad aseguró que existen muchas obras que aún están a la espera de ser concretadas, por lo que sería conveniente a su juicio, contar con una planificación concreta o un calendario que permitan conocer el inicio y avance de dichas obras.

“Esa es la gran inquietud que uno tiene. Hasta el momento no hemos visto una carta Gantt o algo concreto a partir del cual, nosotros, como autoridades, podamos decirle a la gente cuándo un proyecto se va a materializar, si va ser de aquí a fines de año,  y cuánta cantidad de gente se va a contratar”, indica.  

De paso, Toledo pidió considerar otros proyectos que su parecer, son sumamente necesarios para impulsar la reactivación económica de la región, básicamente, por sus efectos a largo plazo, como son la ruta 41, un nuevo puente entre La Serena y Las Compañías, nuevos embalses para riego, y por supuesto, el Túnel Agua Negra.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X