• Tras su participación en la Fiesta Grado 3 de Espacio Peñuelas, tuvieron que cancelar todos los shows de febrero y marzo.
Crédito fotografía: 
Cedida
En conversación con El Día, Claudio Costagliola, vocalista de la agrupación regional, reconoce que han sido meses difíciles para el rubro, proyectando un año “perdido” en el ámbito cultural. Sin embargo, asegura que aprovecharán este tiempo para componer nuevas canciones desde sus hogares.

La crisis sanitaria que enfrenta Chile ha obligado a los artistas y músicos de todo el mundo a reinventarse y expresarse desde otra vereda. Muchos han optado por brindar conciertos vía streaming, mientras que otros han dedicado este tiempo de cuarentena a reflexionar y crear nuevos proyectos.

Una de las bandas regionales afectadas por la pandemia del Covid-19 ha sido Dmens, quienes tras su participación en la Fiesta Grado 3 de Espacio Peñuelas, tuvieron que cancelar todos los shows de febrero y marzo, lo que les significó una importante merma económica.

En conversación con El Día, Claudio Costagliola, vocalista de la agrupación, comentó que “con el toque de queda y las restricciones no hay ninguna posibilidad de tocar en vivo, que es nuestro único ingreso. No hay forma de tener un trabajo remunerado, ya que tampoco nos podemos juntar entre nosotros”.

Pese a que la situación es compleja, el músico serenense es optimista y cuenta que tomaron la decisión de seguir componiendo, eso sí de manera individual. Cada uno desde su casa aprovecha este periodo para conectarse con su lado más artístico y avanzar en lo que será su tercer disco.

“Actualmente estamos trabajando en un nuevo álbum en Elqui Beat con Mauricio Lermanda. Ya tenemos dos canciones grabadas y esperamos completar al menos ocho. El single se llama ´Basta’ y se refiere en parte al estallido social. Ya está disponible en Youtube y los otros discos (Al revés y Memorias) también están en las plataformas digitales”, detalló.

Año perdido

Con el explosivo aumento de casos de coronavirus en Chile y la región de Coquimbo, la pista se complicó aún más para la banda Dmens, quienes venían sorteando la paralización de la cartelera cultural a raíz de la crisis social que ha azotado al país desde el pasado mes de octubre.

“Con el toque de queda y las restricciones no hay ninguna posibilidad de tocar en vivo, que es nuestro único ingreso. No hay forma de tener un trabajo remunerado, ya que tampoco nos podemos juntar entre nosotros”, Claudio Costagliola, vocalista Dmens

Con mucho dolor, tuvieron que suspender un show agendado en Argentina, donde también se registran miles de afectados por la enfermedad, al igual que presentaciones en Enjoy Coquimbo y Pub Bluemoon. “Pensamos que culturalmente será prácticamente un año perdido en la zona, primero el estallido y luego esto”, lamenta.

Finalmente, en un plano más analítico, Claudio Costagliola concluye que “creemos que es necesario reflexionar sobre lo ocurrido. Muchas veces por privilegiar el trabajo dejamos de lado cosas mucho más importantes. Y ahora creo que todo el mundo se ha dado cuenta de ello”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día