• El primer ministro de Eslovaquia, Igor Matovic.
Crédito fotografía: 
Efe
Eslovaquia sumó 269 contagios en los últimos catorce días y ha registrado un total de 26.300 casos desde el inicio de la pandemia, en la que han fallecido 71 personas.

El primer ministro de Eslovaquia, Igor Matovic, ha desvelado este sábado un plan para realizar pruebas rápidas de covid a toda la población del país centroeuropeo, excepto los menores de diez años.

"Será una operación inédita en Eslovaquia. Si decidimos que debe ser una prueba obligatoria, debemos cambiar la ley", dijo el primer ministro en una comparecencia en Bratislava, la capital del país centroeuropeo de 5,5 millones de habitantes.

Eslovaquia tiene 269 contagios acumulados en los últimos catorce días sobre 100.000 habitantes, y ha registrado un total de 26.300 casos desde el inicio de la pandemia, en la que han fallecido 71 personas.

El consejo de ministros se reunirá mañana, domingo, en una sesión extraordinaria para acordar los detalles y si se tratará de un test voluntario u obligatorio, aunque en cualquier caso será gratuito, avanzó el líder de la formación populista y conservadora Gente Corriente (OLaNO).

"Tememos que hay personas que no creen en el coronavirus, y aunque llevan la mascarilla, no aceptan el cierre de restaurantes y otras medidas. Son los más peligrosos, porque aunque tengan síntomas, no van al médico", señaló el jefe del Gobierno en una comparecencia transmitida por el canal privado TA3.

Matovic precisó que serán pruebas rápidas de antígeno, mucho más baratas, rápidas y sencillas que las PCR, y se realizarán en los casi 6.000 colegios electorales donde los ciudadanos acuden regularmente a votar.

Aunque las pruebas rápidas son menos precisas que las PCR de uso común, el resultado está disponible en unos pocos minutos.

El Gobierno desarrollará un plan para que los ciudadanos acudan a los centros para las pruebas de forma escalonada y se eviten así aglomeraciones.

Una primera prueba experimental en tres localidades del país se desarrollará el próximo fin de semana, mientras que el resto de la población tendría que hacerse el test durante el fin de semana del 31 de octubre y 1 de noviembre.

El primer ministro advirtió que aquellos que no se hagan el test perderán el derecho a percibir algunos subsidios sociales o rebajas fiscales.

El Gobierno involucrará a efectivos de las Fuerzas Armadas en este operativo, tras una ley recientemente aprobada que permite convocar a 1.500 soldados diariamente para la lucha contra la covid-19.

Estarán exentos de esta pruebas los niños menores de 10 años, dijo también el político, que se mostró dispuesto a vincular su futuro al frente del Ejecutivo de coalición a que mañana se apruebe la medida.

El primer ministro explicó que los planes y las compras de material -han encargado 13 millones de test de antígenos- han estado bajo secreto hasta garantizar la posesión de lo necesario para las pruebas.

Eslovaquia ha experimentado un repunte en el número de casos confirmados. La semana pasada superó por primera vez el millar de casos diarios y el pasado jueves traspasó los 2.000 casos diarios registrados.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día