en los próximos días se discutirá en la sala del Senado el proyecto de ley del Gobierno que despenaliza el aborto en tres causales: riesgo de vida para la madre, inviabilidad fetal de carácter letal y violación. El texto ha sido aprobado ya en las comisiones de salud y constitución de la Cámara Alta.Como es lógico, es una iniciativa que genera opiniones diversas, pero que cuenta con un amplio apoyo de la ciudadanía.No se trata de una legalización amplia del aborto. Es un texto acotado y muy preciso, tendiente a eliminar la sanción penal para la interrupción voluntaria del embarazo en las tres hipótesis descritas. Son situaciones donde existe un conflicto evidente y nítido de bienes jurídicos.En esas circunstancias, lo que se plantea es que sea la madre, quien en último término ve en riesgo su integridad física y psíquica, quien decida si continuar o no con la gestación.El aborto es una decisión extremadamente difícil. Nadie quiere un aborto. Lo que lo rodea es un drama, una situación angustiosa que no siempre se comprende en estos debates legislativos, habitualmente dirigidos por hombres.Cabe recalcar algo que por evidente, a veces se pasa por alto. No se obliga a nadie a abortar. Se entrega una opción a la mujer, la que resolverá de acuerdo a sus propias convicciones y a su situación personal.Además, el texto ha buscado cautelar en extremo todo lo que rodea esta decisión. Se obliga al establecimiento hospitalario a informar las características y peligros de la intervención, exponer las alternativas existentes y acompañar a quien decida abortar. Se asegura que sea la voluntad libre y espontánea de la mujer o de sus representantes legales y se cautela la libertad de conciencia del facultativo médico.  Dejemos que las mujeres decidan. Quien no quiera abortar, no lo hará. Quien no quiera seguir con un embarazo que pone en riesgo su integridad, tendrá una opción, que puede tomar o no. En una sociedad amplia y plural no cabe imponer a otros los principios propios, sino respetar las convicciones y creencias de todos.  

Autor

Imagen de Adriana Muñoz

Senadora de la República de Chile por la Región de Coquimbo

 

 

 

X