Los recientes resultados de la encuesta Casen 2015 establecieron que entre los años 2013 y 2015 se produjeron a nivel nacional disminuciones significativas en el porcentaje de personas en situación de pobreza por ingreso, lo que se expresó en una reducción desde un 14,4% a un 11,7%, es decir, una baja de 2,7 puntos porcentuales.El otro aspecto importante que reveló el informe elaborado por el Ministerio de Desarrollo Social fue que la pobreza extrema por ingresos de las personas disminuyó de 4,5% a 3,5% en el mismo período, es decir, una disminución de un punto porcentual.En lo que respecta a nuestra Región de Coquimbo, la encuesta manifestó una reducción de la cantidad de personas en situación de pobreza por ingresos del 16,2% existente en el año 2013 a un 13,8 reflejado en el año 2015. A su vez, el porcentaje de hogares de la región de Coquimbo en situación de pobreza disminuyó a 12,2 en el año 2015 con respecto al 14,6 del año 2013.Lo preocupante es remontar la pobreza de las zonas rurales. Debemos redoblar el esfuerzo para mejorar la calidad de vida del mundo rural.Los resultados de la encuesta grafican una tendencia sostenida de la disminución de la pobreza por ingresos y la desigualdad, objetivos centrales del programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. De esta forma, ya se asoman los primeros brotes del proceso de reformas.Entre algunos factores que incidieron en el mejoramiento de los ingresos está el fin del MultiRut y el fortalecimiento de los sindicatos. De esta manera, los trabajadores han negociado mejores salarios y también han mejorado sus ingresos a través de políticas sociales.La Reforma Tributaria también generó un efecto positivo. Sin ella y con el escenario de menor crecimiento que enfrentamos, el Estado habría contado con menores recursos para invertir en bonos u otro tipo de instrumentos.La encuesta Casen 2015 nos dice que el camino de las reformas es el correcto.