En conversaciones con clubes de adultos mayores de la región muchos de ellos me han dicho las incomodidades que viven. Y claro, porque con pensiones bajísimas, que según CASEN fluctúan entre $116.109 y $377.443, según los distintos quintiles. La Pensión Básica Solidaria está en 102.987 pesos, que si bien hubo un aumento, es un esfuerzo del Gobierno, no es suficiente porque a esa edad la salud se resiente y aumentan las dificultades, los gastos de una persona de avanzada edad.Cerca de 3 millones de personas tienen más de 60 años, los chilenos están llegando con una esperanza de vida de 80 años en promedio, por lo que este país envejece, por lo tanto, hay que tener una red de mayor atención de los adultos mayores en que sean atendidos dignamente en salud, en programas deportivos, en vacaciones, es decir, trabajar con sentido de urgencia para fortalecer la actual red de protección de los adultos mayores. Ni hablar del endeudamiento. Nuestros abuelos deben en promedio 10 veces su pensión. En este contexto, lo que ocurrió en Fundación Las Rosas, con la muerte de tres de ellos por un brote de influenza AH3 y 37 contagiados, nos debe llevar a una atención y cuidado mayor, porque no puede ser que una Fundación, que es sin fines de lucro, que el Senama le entrega cuantiosos recursos para el cuidado de ellos, que los fiscaliza, después aparezca que no tienen que ver mucho con sus cuidados. Es cierto que no son un hospital, pero  los recursos públicos hay que utilizarlos en favor de los adultos mayores. En la región hay seis instituciones ELEAM, Establecimientos de Larga Estadía del Adulto Mayor en que el Estado entrega recursos a estas entidades para que cuiden y protejan a los adultos mayores. Yo preferiría además de fortalecer los recursos, que el Estado fiscalizara y apoyara con una mayor decisión a estas entidades.Creo que el Servicio Nacional del Adulto Mayor necesita también mayores atribuciones y exigir mayores estándares para evitar que vuelvan a ocurrir este tipo de sucesos y que avancemos hacia una nueva institucionalidad.El año 2015 la presidenta Bachelet firmó en la Convención Interamericana de DD.HH, los derechos de los adultos mayores y estamos en el proceso de su aprobación en el Congreso, sólo así en nuestro país podemos desterrar estas incomodidades que sufren los adultos mayores.