Cuando semanalmente  recorremos los diversos sectores poblacionales, invariablemente nos  encontramos con vecinos que nos expresan su profunda desilusión por las muchas veces que han sentido que sus autoridades les han defraudado en sus compromisos de impulsar proyectos de mejoramiento, que finalmente se diluyen en el tiempo o se transforman en meras promesas de campaña. Esta experiencia ha contribuido a que algunos generalicen una percepción negativa respecto de cualquier autoridad, asumiendo que todas caen en la misma conducta y que por lo tanto y dado que la Ley así lo permite, no vale la pena participar en los procesos eleccionarios destinados justamente a elegir a las autoridades, desde el Presidente de la República, los senadores y diputados, los consejeros regionales, los alcaldes y concejales de cada comuna.Sin embargo, esta molestia que puede ser legítima, sobre todo cuando el país está viviendo uno de sus peores momentos desde la perspectiva de su desarrollo y crecimiento económico, lamentablemente no puede ser un motivo para considerar que el camino más adecuado para protestar sea marginarse del  derecho que todos tenemos a expresar democráticamente nuestro rechazo, especialmente  a aquellas autoridades que notoriamente han realizado un trabajo deficiente y han vulnerado los derechos de todos los chilenos a superarse, a emprender, a tener una mejor educación para sus hijos, una ciudad más segura y limpia, una atención de salud digna  y una mejor calidad de vida.Por el contrario, hagamos uso de esta herramienta legal y efectiva para expresar la molestia y el descontento,  participando en las elecciones municipales del 23 de octubre próximo; concurriendo con su familia a manifestarse con su voto.  Si el alcalde de su comuna no lo ha hecho bien y  no ha cumplido con lo que debía concretar, no lo reelija y entregue su apoyo a gente nueva, con buenas ideas y claramente comprometidas con su ciudad.Si, por el contrario, usted estima que vale la pena su trabajo y su compromiso con la comuna, manifiéstelo votando nuevamente por ese alcalde o alcaldesa y además elija los mejores concejales para apoyar su trabajo. es su derecho y lo invito a ejercerlo, sólo de esta manera estaremos todos directamente comprometidos con el real progreso de nuestra ciudad. 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital