Desde el miércoles hemos estado pendientes y atentos al frente de mal tiempo que llegó del sur, un fenómeno como éste que no se veía quizás en 30 o 60 años y que, entre otras cosas, afectó gravemente el sistema de abastecimiento de agua potable en Ovalle y aun así, el Gobierno nos comunicó que por varios días se quedarán sin agua.Al momento, son más de 26 mil hogares sin agua potable en Ovalle, por lo que solicito a la autoridad que no tan sólo fiscalice bien a Aguas del Valle, sino que también la empresa ponga a disposición todo lo que esté a su alcance para abastecer de agua a vastos sectores   Creo que un camino podría ser declarar Alerta Sanitaria. Si vemos los números tras el temporal parece poco lo ocurrido ya que las medidas preventivas de las autoridades, sumadas a los llamados a la tranquilidad y a que la gente tuviera autocuidado fue fundamental para impedir que la catástrofe tuviese un impacto mayor. Las medidas que tomaron las autoridades ordenando desalojar a las personas que vivían a las orillas de los ríos, de decretar suspensión de clases era precisamente para tener establecimientos para albergues y juntar provisiones para ir en ayuda de los damnificados.   Respecto de los embalses, me detendré en el Puclaro cuando una persona vía redes sociales, en forma muy irresponsable, advirtió que iba a quedar un desastre mayor, fue desmentido en forma tajante por el intendente Ibáñez y la idea es que se den noticias con seriedad. Yo felicito a todos quienes se han puesto la camiseta, y me consta, desde altas horas de la madrugada, durante varios días, porque a pesar de lo que ha ocurrido, el objetivo se ha cumplido en líneas generales, que es mantener una población en calma y escuchando lo que va diciendo la autoridad. Debo recordarles que el Gobierno comenzó a comunicar hace una semana de este frente de mal tiempo y sin alarmar, comenzó a trabajar para tomar las precauciones, limpiando ductos, disponiendo recursos, que había que tomar los resguardos pertinentes y la gente por su parte respondió bien. Otra cosa son los embalses que quedaron a tope con el agua, hubo un problema con el Recoleta, que provocó el problema en Ovalle, pero, en definitiva respondieron con normalidad. Si bien nuestra agricultura se ve beneficiada, hay mucha agua en los embalses, aparecieron esteros que estaban secos, causando daños como lo ocurrido en Punitaqui, pero los beneficios son notorios, el trabajo estará en la recuperación de lo destruido, en enviar los recursos necesarios por parte del Gobierno, en que Aguas del Valle responda y trabajar para que en un futuro estemos mejor preparados, porque con el cambio climático cualquier cosa puede pasar.