A principios de semana estuvimos en la embajada de Cuba, junto a varios concejales de la comuna de Coquimbo para solicitar tres médicos especialistas, porque la situación no tan sólo es crítica en esa comuna, sino que en todo el país. La Salud Primaria, aquella parte de la red de salud, en la que la persona tiene el primer contacto con la persona, la familia y la comunidad está colapsada porque cada día hay más personas para atender y faltan médicos especialistas, por nombrar la problemática conocida, en algunos casos la infraestructura es vieja y de la mala calidad.  Afortunadamente, el embajador cubano accedió a darnos la ayuda y esperamos que el alcalde de Coquimbo entregue la autorización para que vengan a Coquimbo. Son tres, pero faltan muchos más.    Cuando hablamos de Atención Primaria, debemos hablar de Salud Familiar y requerimos que nuestro sistema, deje de ser asistencialista, pase a ser sicosocial, porque es la forma de enfrentar la tremenda desigualdad existente en el acceso a la salud, uno va al consultorio más cercano, al CECOSF o CESFAM y el colapso es muy notorio. La tónica son las largas esperas y gente enferma ahí mismo, esperando la tan anhelada atención. De acuerdo a la OCDE, Chile integra ese selecto grupo de países, presenta una tasa de médicos de 1,9 por 1.000 habitantes, siendo la media de los países de la OCDE 3,3 por 1.000 habitantes. Además, la misma OCDE nos indica que la tasa de graduados en medicina en Chile, es de 5,9 por 1.000 habitantes y la media de los países OCDE, es de 11,2 por cada 1.000 habitantes. Por lo tanto, sabemos por qué colapsa el sistema.  El problema asociado a la falta de profesionales y técnicos para el sistema de Salud Primario, no obedece a una contingencia, si no que a una falla estructural. Necesitamos no tan sólo más hospitales, que el Gobierno ha hecho todo el esfuerzo por concretar una meta ambiciosa, sino que más profesionales y técnicos. ¿Qué sacamos con tener cámaras hiperbáricas en esta región si no las usamos?, ¿qué sacamos con tener tecnología para sacar exámenes si no las estamos usando y externalizamos pagando dos o tres veces su precio? Llegó la hora flexibilizar la posición en el EUNACOM y que si no vienen médicos chilenos a trabajar a la Red de Salud Primaria, pensemos en más médicos extranjeros.   Sabemos del esfuerzo del Gobierno por contratar a más médicos nacionales, pero aún nos faltan, porque muchos de ellos se quedan trabajando en el sector privado.