En lenguaje coloquial se dice que alguien “se sube al carro”, cuando busca aprovechar o beneficiarse de algo a lo que poco ha contribuido. Eso es lo que ha ocurrido con el ex Presidente Sebastián Piñera. En una entrevista a un medio regional, el ex Presidente señaló, entre otras cosas, la conveniencia de un tren suburbano para solucionar el problema de conectividad existente entre Coquimbo y La Serena. Resulta muy importante que se sumen más voces favorables a esta solución para el transporte público en la región. Antes, el ex Presidente Lagos también lo había respaldado. Pero no de este modo, sino en el marco de un plan global de infraestructura de transporte, que involucraba proyectos para diversas regiones. En el caso de Sebastián Piñera, en cambio, la frase aparece como un titular atractivo, que busca obtener apoyo, en el marco de su posible candidatura, sin haberse ocupado antes del asunto, en circunstancia que fue Presidente hace sólo tres años. Por el contrario, desde los inicios del gobierno de la Presidenta Bachelet, distintos actores  venimos trabajando en este proyecto. Personalmente he acompañado esta iniciativa desde sus orígenes. He contribuido a vencer obstáculos y resistencias, viendo como se avanza, al punto que este año 2017 terminarán los estudios del trazado definitivo del recorrido del tranvía entre Coquimbo y Las Compañías en Serena.Nuestra zona reúne características muy particulares. Su belleza escénica, atractivo turístico y la conjunción de proyectos de energías renovables no convencionales, la hacen ideal para un proyecto de tranvía urbano, que sería al mismo tiempo moderno, eficiente y atractivo. Pero lo más importante, es una solución para hacer más acogedora y humana la vida cotidiana de los habitantes de Coquimbo y La Serena. 

Autor

Imagen de Adriana Muñoz

Senadora de la República de Chile por la Región de Coquimbo

 

 

 

X