Crédito fotografía: 
EFE
El estudio se hizo en base a la muestra de dos proyectiles que, de acuerdo a lo informado por los médicos, se habrían obtenido de pacientes afectados por impacto de dichos proyectiles durante las manifestaciones.

La Universidad de Chile dio a conocer los resultados de un informe sobre la composición de los proyectiles disparados desde las escopetas antidisturbios de FFEE de Carabineros.

Se trata de un estudio elaborado por la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas del plantel a raíz de una solicitud de la Unidad de Trauma Ocular del Hospital El Salvador, que acusó que el uso de balines “ha provocado traumas severos en un elevado número de casos y causa ceguera en una alarmante proporción de estos”.

En el informe se detalle que el estudio busca “dilucidar su exacta composición”, en consideración de dos factores: “el daño mayor que provocan estos proyectiles o balines” y que en la tomografía tomada a un proyectil se observa una imagen que impide el paso de la radiación, que “se observa como un objeto metálico y no de goma”.

El estudio se hizo en base a la muestra de dos proyectiles que de acuerdo a lo informado por los médicos se habrían obtenido de pacientes afectados por impacto de dichos proyectiles durante las manifestaciones.

Así, lo primero observado es que tienen una forma esférica y que su diámetro es del orden de los 8 mm.

El estudio revisó la Circular 1.832 sobre “Uso de la fuerza: actualiza instrucciones al respecto”, del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, emitido en marzo de 2019; y la Orden General Nº 2635 “Protocolos para el mantenimiento del orden público”, también de marzo 2019, que recopila diversos documentos relacionados con el uso de la fuerza para mantener el orden público.

Con respecto a los proyectiles en estudio se indican como “munición no letal”, utilizada por medio de escopetas antidisturbios.

En específico, se especifica el uso de “cartucho de impacto (super sock) o similar” y de “cartucho con perdigón de goma”.

Así, la primera conclusión es que los proyectiles analizados corresponden a perdigones de goma. Sin embargo, se advierte los analizados contienen solo un 20% de caucho.

“Los perdigones analizados contienen un 20 % de caucho y el 80% restante corresponde a otros compuestos”, detalla.

Sumado a esto también se concluye que “los otros compuestos son sílice (SiO2), sulfato de bario (BaSO4) y plomo (Pb)”, detallando también que “la dureza del perdigón es de 96.5 Shore A”.

Respecto al plomo, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que es “un metal tóxico” cuyo “uso extendido ha causado una extensa contaminación ambiental y problemas de salud en muchas partes del mundo”.

“Es una sustancia que se acumula y afecta a diversos sistemas del cuerpo: nervioso, hematológico, gastrointestinal, cardiovascular y renal. Los niños son más vulnerables a los efectos neurotóxicos del plomo; un nivel relativamente bajo de exposición puede causar daños neurológicos graves —y en algunos casos- irreversibles”, advierten.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X