Crédito fotografía: 
U de Chile
Los aprehendidos, cuya formalización continua este viernes, fueron capturados tras allanamientos de la PDI en diversos domicilios, donde se incautaron una subametralladora calibre 9mm, con un cargador con 17 cartuchos 9 mm, dos pistolas a fogueo, un rifle de aire comprimido, cascos, escudos, chalecos tácticos, entre otros elementos.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, se refirió este viernes a los ocho detenidos acusados por las amenazas de muerte contra la fiscal Ximena Chong.

Los aprehendidos, cuya formalización continua este viernes, fueron capturados tras allanamientos de la PDI en diversos domicilios, donde se incautaron una subametralladora calibre 9mm, con un cargador con 17 cartuchos 9 mm, dos pistolas a fogueo, un rifle de aire comprimido, cascos, escudos, chalecos tácticos y otros elementos como cámaras, celulares y computadores.

Ellos fueron identificados como Gabriel Jara Vivanco, Daniel Goldberger Garcés, Solange Aravena Méndez, Paula Narváez Orrego, Osvaldo Urcola Díaz-Valdés, Benjamín Zaragoza Wotherspoon, Pablo Martínez Castro y Fernando Hasler Martínez.

Los detenidos, de entre 20 a 50 años, son todos profesionales, sin antecedentes miembros y pertenecerían al grupo de extrema derecha “Aún tenemos patria” (ATP).

Al respecto, Galli indicó a radio Cooperativa que las amenazas son “preocupantes e inaceptables”, ya que quienes toman decisiones deben hacerlo libre de presiones.

“Por lo que se vio, los utensilios que tenían no eran de gran importancia, salvo esa subametralladora UZI que es un arma prohibida”, agregó, ya que el resto de las armas eran a fogueo.

La autoridad agregó que “lo importante es que la investigación se lleve adelante, lo importante es que se determine cuál es la responsabilidad de estas personas y cuáles eran las acciones que estaban en condiciones de tomar, porque por eso van a tener que responder“, sostuvo el subsecretario al citado medio.

Salió a reafirmar condena

Sus palabras levantaron una serie de críticas en redes sociales, ya que podían interpretarse como una relativización de los hechos, por lo que a través de Twitter el subsecretario reafirmó su condena a las amenazas.

“Hemos sido claros. Las amenazas en contra de la fiscal Chong son graves, condenables e inaceptables en un Estado de Derecho. La base de nuestra democracia es que quienes persiguen los delitos y los juzgan, deben hacerlo libres de cualquier amenaza para que el derecho prevalezca”, escribió.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día