Crédito fotografía: 
Carabineros
El llamado lo hacía desde la habitación de sus padres en momentos en que asaltantes ya habían ingresado al domicilio.

El martes pasado Carabineros recibió un llamado a su central de un niño de solo 14 años.

“Hola, hay alguien en mi casa”, advirtió a las 13:30 horas el adolescente desde su domicilio en Talagante, donde se encontraba solo, según consignó LUN.

El llamado lo hacía desde la habitación de sus padres en momentos en que asaltantes ya habían ingresado al domicilio.

El lugar escogido para enfrentar la situación tiene un motivo: el dormitorio de los padres tiene seguro.

Al otro lado del teléfono, la operadora envía una patrulla al lugar e intenta contener al niño, a quien le repite que no corte el llamado: “Va un carro en camino, yo te voy a acompañar todo el rato, no me cortes. Por favor, mi niño, no salgas todavía. Tranquilito, yo voy a estar contigo, nada malo te va a pasar”.

Se trata de Marianella Ortiz, quien indicó que “lo primero para mí era contener al menor para poder obtener la dirección de su casa y entregársela al carro que estuviera más cercano del lugar”.

A los minutos, seis carabineros llegaron al domicilio. Entre ellos, el capitán Patricio Gallardo, quien comentó a LUN que “al llegar nos encontramos con dos individuos que estaban cargando electrodomésticos en un vehículo”, los que fueron detenidos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X