• Solo un compromiso serio y efectivo por parte de los gobernantes puede llevar a la reducción de los plásticos y "evitar que la situación que se ha generado desde el siglo pasado se propague", opinó la ministra.
Crédito fotografía: 
El Día
Chile estudia un acuerdo de actuación con 25 compañías, al igual que se hizo en países como el Reino Unido, para potenciar la lucha contra el plástico.

Un compromiso político y social ambicioso permite avanzar en la lucha contra el plástico para conseguir por medio de la innovación y la tecnología productos que sean la solución al problema de contaminación que representa este material, afirmó hoy la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Leer también: Creciente amenaza del plástico en zonas costeras deja huella en las especies marinas

Ese fue el mensaje que lanzaron Schmidt y varios expertos que participaron en un foro en la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4), que se celebra desde este lunes hasta el próximo viernes en Nairobi.

Solo un compromiso serio y efectivo por parte de los gobernantes puede llevar a la reducción de los plásticos y "evitar que la situación que se ha generado desde el siglo pasado se propague", opinó la ministra.

Schmidt sostuvo que el compromiso y las acciones llevadas a cabo, como la legislación sobre el plástico, satisfacen a la población. Según una encuesta realizada en Chile, el 85 % de los entrevistados cree que es "la mejor ley que tiene el país".

Por ello, instó "a los gobernantes a actuar en ese sentido, es un gran incentivo para las autoridades y la gente está esperando que se haga".

Medidas a considerar

Las empresas productoras deben pagar por el reciclaje del plástico que producen, "algo fundamental para la economía circular" , aseguró.

La información y formación cultural para el cambio de hábitos de la población es también primordial, según Schmidt, quien explicó que la Administración pública chilena se ha unido al compromiso para eliminar cualquier plástico de usar y tirar.

Chile tiene una línea litoral de más de 4.000 kilómetros, según Schmidt, por lo que gracias a la labor de jóvenes voluntarios se ha conseguido la limpieza de playas, como en las islas Chiloe y Juan Fernández, con la recogida de más de 3.600 toneladas de residuos plásticos.

"Es posible cambiar" por la "sensibilidad de la gente al problema, llevar a cabo acciones, es nuestro lema y experiencia", dijo.

Sede Cumbre del Clima

Actualmente, Chile estudia un acuerdo de actuación con 25 compañías, al igual que se hizo en países como el Reino Unido, para potenciar la lucha contra el plástico, dijo Schmidt, al recordar que su país será la sede de la próxima Cumbre del Clima (COP25).

En el foro de Nairobi, el llamado "III Panel: Trabajando juntos para vencer la contaminación de los plásticos", intervino la ministra indonesia de Medio Ambiente y Bosques, Siti Nurbaya, quien explicó que su Gobierno está tomando medidas porque las estadísticas de crecimiento del uso del plástico les obligan a acciones urgentes.

Entre 2013 y 2016 se produjo un incremento del plástico en uso en Indonesia de un 16 %, señaló Nurbaya, al matizar que la basura marina generada por este material es un grave problema para un país con grandes extensiones de costa.

La cuestión no es solo aprobar leyes, sino cómo se ponen en marcha, según la ministra indonesia, que subrayó que, tras la publicación de la ley específica para luchar contra el plástico en Indonesia, el 87,2 % de la población reaccionó de "forma positiva".

Se trata de una estrategia para implementar la economía circular y la participación ciudadana aumenta cada vez más en la campaña de limitación del uso del plástico, aseguró Nurbaya.

"Se necesita a la sociedad pero también socios para llevar a cabo esta política", agregó la titular indonesia.

Por su parte, Jocelyn Blériot, representante de la Fundación Ellen McArthur, del Reino Unido, afirmó que es necesario "verdear la economía, como lo están haciendo Chile, Francia y el Reino Unido, que han implementado sus compromisos con la ayuda de varias oenegés".

Hay que "eliminar, innovar y fomentar la economía circular de los plásticos, como lo está haciendo la Unión Europea, que ha aprobado en tiempo récord una legislación", concluyó Blériot. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día