Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En una nueva edición del foro Voces Al Día, los ediles de La Serena y Coquimbo, Roberto Jacob y Marcelo Pereira, coincidieron en que el presidente “no ha estado a la altura” y continúa sin escuchar las demandas sociales de fondo. De igual forma, hicieron el llamado a participar en la consulta ciudadana de este domingo. El momento más tenso del debate se vivió cuando la vocera de la Mesa de Unidad Social Patricia Ardiles, acusó a los policías de incentivar la violencia lo que fue descartado por Rolando Casanueva, de Seguridad Pública.

Tras más de 50 días desde que comenzó el estallido social, como cada día miércoles, ayer se llevó a cabo una nueva edición del foro Voces Al Día, donde diversos actores analizan y buscan una salida a la crisis. En esta oportunidad, el programa contó con la presencia de los alcaldes de las comunas de La Serena y Coquimbo, Roberto Jacob y Marcelo Pereira; la vocera de la Mesa de Unidad Social de La Serena, Patricia Ardiles y el Coordinador regional de Seguridad Pública, el general (R) Rolando Casanueva.

El debate, si bien abarcó una amplia gama temática, se enfocó en primera instancia en la consulta ciudadana que realizarán los municipios este domingo 15 de diciembre, y por otra parte, la agenda de seguridad que se tramita en el Congreso y que ha generado gran controversia.

Había que pronunciarse

Para el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, la consulta del día domingo, pese a que no es vinculante, es algo necesario ya que ante la falta de pro actividad del Gobierno, alguien tenía que manifestarse. “Como asociación de municipios decidimos implementar una consulta. Las preguntas ya están hechas a nivel nacional. Nosotros quisimos cambiar algunas, pero nos dijeron que no porque si no, no se podían tabular a nivel nacional. Porque hay preguntas con las que yo no estoy de acuerdo y preguntas que están demás”, enfatizó Jacob.

De todas formas, eso en la papeleta nacional, ya que cada comuna, y también La Serena, tiene la posibilidad de presentar su propia papeleta con las consultas que se consideren relevantes para cada ciudad.

Una de las preguntas dice relación con el sitio El Olivar, donde se encontraron osamentas de pueblos originarios. Lo que se plantea es: “¿Se debe levantar un museo de sitio en el lugar?”, la consulta ha causado molestia en las agrupaciones indígenas que acusan no haber sido tomados en cuenta al momento de instalar esta interrogante. Al respeto, Jacob precisó que se había reunido varias veces con ellos en las mesas comunales y le habían planteado que, efectivamente querían un museo de sitio. “Precisamente a raíz de eso hicimos la pregunta, porque si bien en ninguna de estas consultas comunales podemos tomar decisiones sí podemos guiar las respuestas de las autoridades hacia lo que la gente quiere”, indicó, agregando que, de todas formas, “esta es una preparación para lo que será el verdadero plebiscito de abril que sí va a ser vinculante. 

De todas formas, durante la tarde se confirmó que el edil había eliminado la pregunta (ver página 13)

Debate por la asamblea constituyente

La vocera de la Mesa de Unidad Social, Patricia Ardiles cuestionó al alcalde de La Serena, por no incluir dentro de las preguntas, la opción de una asamblea constituyente como “la mejor manera de cambiar la constitución”, como sí lo hizo la comuna de Coquimbo. “El tema de la asamblea constituyente no aparece en la papeleta de La Serena. Y sí en diferentes papeletas de otras comunas, entonces sí se podían incorporar esas preguntas que en definitiva es lo que la gente en la calle está demandando”, precisó Ardiles.

La réplica de Jacob vino de inmediato y aseguró que, efectivamente, como comunas eran autónomas, y que pese a no haber incluido la opción de asamblea constituyente, “nosotros le decimos a la gente que si quiere incorporar esa opción marque AC, y nosotros sí vamos a considerarlos, y lo vamos a contabilizar, por tanto no me estoy negando a esa opción”, aseveró.

Por su parte, alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, explicó cómo habían elaborado su papeleta de preguntas, y aseveró que se efectuó tras los distintos cabildos ciudadanos en los que la impresión que recogieron es que la gente les estaba pidiendo una asamblea constituyente. “Por eso incorporamos esa pregunta, porque lo que nosotros queremos medir el pulso de la ciudadanía. Porque si vemos que finalmente la gente marca AC, eso es algo que el congreso tendrá que volver a evaluar. Lo que queremos es que las cosas se hagan bien desde un principio”, enfatizó.

En tanto, y luego de aclarar que en la elaboración de las preguntas de La Serena también existió una amplia representación ciudadana, Jacob indicó que una vez terminado el proceso de consulta y la tabulación de los resultados, “estos deben llegar a quienes correspondan, porque no sirve de nada que se queden en el municipio. Yo creo que la incorporación de la opción de asamblea constituyente debiese incluirse a nivel nacional, porque se ha demostrado que eso quiere la gente”, expresó.

Cambio de paradigma

El encargado regional de Seguridad Pública, el general (R) Rolando Casanueva, llamó a la gente a participar de la actividad cívica del domingo y de manera pacífica, pero centró su intervención en el cambio de paradigma que ha existido en las ciudades más golpeadas por la violencia de la crisis social, entre ellas, La Serena y Coquimbo. Valoró a la gente que se ha manifestado pacíficamente, pero condenó los actos vandálicos que han contaminado las marchas. “Esto obedece a acciones de grupos violentos que han distorsionado el sentido original de las manifestaciones. Hemos visto como el comercio, los locales se han transformado prácticamente en un fortín. La gente está obligada a trabajar y eso no es sano (…) Aquí hay una contaminación del lumpen que se cuelga de estas manifestaciones, esperan el enfrentamiento, para ellos  dedicarse al saqueo, destrucción y robo de especies”, sostuvo.

Se refirió a la agenda de seguridad que lleva adelante el gobierno, específicamente a la  denominada Ley Anticapucha. Expresó que le había tocado ver a gente encapuchada en las marchas que no necesariamente “perdían su valor cívico”, pero por otra parte, le parece una inconsecuencia tener que cubrirse el rostro si no se va a realizar ninguna acción delincuencial, por eso defiende el proyecto. “No se entiende estar encapuchado si la marcha es pacífica. No entiendo por qué tienen que ocultar el rostro si la expresión social es válida. Entonces, tener el rostro cubierto predice que al término de estas manifestaciones vamos a tener desmanes tal como ha ocurrido en este último tiempo”, enfatizó Casanueva.

En esa línea, Jacob lamentó el estado actual de la ciudad y la calificó como una “lata de sardinas” ya que todo el centro había tenido que poner protección. “Nadie puede estar contento con que destruyan la ciudad, porque la ciudad se hace con los impuestos de todos. Pero hay que separar esos actos de vandalismo porque esta gente no se da cuenta que al quemar un supermercado, por ejemplo, quedan 300 personas sin empleo, que es la misma gente del pueblo por la que estamos luchando. Entonces, todo se distorsiona, porque hoy día, cuando las noticias deberían ser las reivindicaciones sociales, terminan siendo el saqueo, los enfrentamientos y las violaciones a los derechos humanos”, expresó el edil.

Patricia ardiles contra policías

Consultada respecto a la agenda de seguridad, la vocera de la Mesa de Unidad Social, Patricia Ardiles, manifestó que no se estaba mostrando la realidad tal cual era, y acusó que muchas veces quienes iniciaban los actos de violencia no eran los manifestantes. “Nos llama la atención que cuando las marchas en La Serena llegan a cierto lugar, se ha visto la presencia de uniformados civiles y eso consta en registros visuales, y además hemos revisado patentes que corresponden a vehículos de Carabineros y yo he visto con mis propios ojos cómo se han bajado encapuchados tirando gases iniciando la mayoría de lo que son los saqueos”, precisó.

Agregó que en las manifestaciones, es la propia gente la que muchas veces denuncia y detiene situaciones de violencia, por lo que hay que tener cuidado al criminalizar la protesta social. “Tienen que abrir los ojos y darse cuenta, y yo estoy segura que lo saben, de que hay personas tanto de investigaciones, como de Carabineros de Chile que han actuado de manera incorrecta”, aseveró Ardiles.

El general Casanueva lamentó la apreciación de Ardiles y expresó que para realizar ese tipo de aseveraciones se tenía que tener pruebas, ya que no era casualidad que de los detenidos “más del 50% tenga antecedentes penales, y más del 40% tenga antecedentes policiales. Esta gente no está pidiendo demandas sociales. Ellos van a aprovechar esto para cometer delitos (…) Hay gente infiltrada cuyo objetivo es más allá de las demandas. Lo fundamental para nosotros en seguridad es entregar la tranquilidad a la ciudadanía”, expresó.

Un llamado al presidente

El alcalde Marcelo Pereira, ratificó que han estado pendientes de la seguridad en general, incluida de la gente que está marchando. En ese sentido, precisó que ha visto a personas de Unidad Social frenando a personas con intenciones de iniciar desmanes durante las manifestaciones. “Tengo que agradecerles a ellos, porque son ellos mismos los que han bajado la intensidad de cosas donde pudieron haber ocurrido otros actos delictuales”, expresó.

Agregó que para él, se había producido un antes y un después en cuanto a la violencia luego del ataque a las dependencias del hospital de Coquimbo. “Ni siquiera en tiempos de guerra se atacan hospitales, y cuando pasa ese punto, realmente como exfuncionario del hospital, viendo a colegas que realmente estaban muy acongojados, nosotros queremos llegar a un estado de paz, queremos que esto se termine, pero a la vez siento que las medidas que se van a tomar como la ley anticapucha, la ley antisaqueo generarán más violencia, porque la comunidad lo que está esperando en la calle es que el presidente, que es el único que puede ponerle fin a este estallido social, incluya en sus respuestas no solamente esfuerzos del Estado, sino que quiere escuchar de una vez por todas que el privado también ponga los esfuerzos necesarios, y el ejemplo más claro son las AFP y las isapres”, manifestó el edil.

Por su parte, Roberto Jacob, calificó el actuar de Piñera como “errático y terrible. “A todos nos pilló de sorpresa, pero la reacción debió haber sido más rápido, porque si hubo una ley que se aprobó en 24 horas, las otras se pudieron aprobar también de inmediato, si estaba claro lo que la gente estaba pidiendo. Entonces, si no hay respuestas a las demandas sociales, no se acaban las marchas pacíficas, y si no se acaban las marchas pacíficas, tampoco se acaban las marchas violentas”, indicó.

Respecto al liderazgo del Gobierno regional en la figura de Lucía Pinto, el edil de La Serena, indicó que la había visto demasiado sola, y que no había visto a  los parlamentarios de su sector apoyándola.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X