Crédito fotografía: 
El Día
Los habitantes comienzan a caminar más tranquilos por las calles, los negocios comienzan a extender los horarios, la locomoción colectiva retornó en su totalidad a las calles y los actos violentos disminuyeron considerablemente.

Luego de la disminución que ha habido en las marchas y también en los actos vandálicos, quienes viven en la ciudad de La Serena hacen esfuerzos para que ésta retome su normalidad y en esto son los comerciantes los que han estado dando la pauta al inicio del fin de semana, puesto que comienzan a abrir más horas sus negocios y no con las puertas a medio abrir, como ha sido la tónica el último mes, por el temor a ser atacados o saqueados. 

En un recorrido por las calles de la ciudad, se podía apreciar un ambiente más relajado que el de días anteriores y los negocios, después de varias semanas abrieron más horas, acercándose a los horarios que cumplen habitualmente. 

La locomoción colectiva también se vio que entró nuevamente a sus tiempos oficiales de salidas de máquinas con el objeto de satisfacer las demandas de los pasajeros y las personas en las calles no se les veía tan apuradas comprando, como estuvo ocurriendo las últimas tres semanas.

Lo que aún permanece e incluso continúa instalándose, son las cubiertas metálicas de vitrinas, puertas y ventanas de bancos, farmacias, supermercados y el comercio en general, puesto que aún temen que tras alguna manifestación vuelvan a ser víctima de los encapuchados, grupos violentos y delincuentes que han vulnerados decenas de negocios, lo que incluso en los últimos días los ha obligado a organizarse y realizar verdaderas guardias para defender sus inversiones y no permitir a nadie que los vuelva a vulnerar.

Espacios públicos

Los espacios públicos también volvieron a tener mucha gente, como la Plaza de Armas y la Avenida Francisco de Aguirre, principal arteria de las marchas por las demandas sociales, pero también de destrucción de su patrimonio. 

Ayer, por ejemplo, hasta pasadas las 19:00 horas se vio a mucho transeúnte por las calles, el supermercado Unimarc del sector La Recova permaneció abierto casi en horario normal, puesto que cerró cerca de las 21:00 horas. 

Lo propio ocurrió con el funcionamiento del centro neurálgico de La Serena, donde poco a poco comienza a retomar su ritmo más calmo y con bastantes personas moviéndose de un lado a otro. 

El conductor de colectivos, Carlos Gómez, mencionó que “este es el primer día que salgo a hacer mi recorrido con normalidad, hemos perdido mucha plata con esto de los paros y hay que recuperarla. Hoy ha estado súper tranquilo, esperemos que en la tarde continúe así”. 

Marcelo Rojas, se encontraba haciendo una fila para tomar movilización a Las Compañías e indicó que “me vine temprano, porque tenía que hacer algunas compras, pero me demoré mucho menos de lo que pensaba y la micro no se demoró casi nada en pasar, porque los otros días incluso me tuve que ir a pie algunas veces”.

Durante todo el día se vio a mucha gente circular por los supermercados y también por otros negocios e incluso reaparecieron algunos ambulantes autorizados, que también dicen les ha sido difícil el momento.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X