Una serie de investigaciones, productos y hallazgos científicos recientes desvelan el lado más sorprendente y divertido de la celebración en torno al 25 de diciembre.

La Navidad y la Ciencia deparan sorpresas cuando se entrecruzan. Muchas de las investigaciones, hallazgos y trabajos realizados por las universidades y centros de investigación en los últimos años añaden encanto y misterio a las tradiciones navideñas.

ÁRBOL NAVIDEÑO Y SANTA CLAUS CÓSMICO.

El observatorio espacial de rayos X XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA)  ha descubierto una inmensa nube de gas a alta temperatura, localizada en una espectacular región de la Nebulosa de Orión, donde se forman estrellas  con una forma similar a la silueta de Santa Claus, con su sombrero prominente esbozado por una burbuja de gas caliente, según la ESA.

El observatorio ESO -La Silla, en Chile- ha compuesto una imagen con los datos de observaciones realizadas en distintas zonas del espectro electromagnético de una región del cielo, llamada NGC 2264, que incluye las chispas azules brillantes pertenecientes a un racimo de estrellas denominado Christmas Tree (árbol de navidad) y a la Cone Nebula  (nebulosa del cono). 

 

REGALOS INSPIRADOS EN LA ANTIGUA GRECIA

“Cuando los padres regalan muñecas o trajes de princesa a sus hijas o figuras de personajes de acción o minicajas de herramientas a sus hijos en la Navidad, se están inspirando sin saberlo en los estereotipos de género de la Antigua Grecia”, según el doctor Richard Hawley, del  Departamento de Clasicismo de la Universidad de Royal Holloway, en Londres (Reino Unido).

“En la Grecia y Roma clásicas las niñas tenían sus propias muñecas de arcilla, con pequeños anillos de oro en sus dedos, que las preparaban para asumir el rol de subordinadas a los hombres, mientras que para los chicos había figuritas de los gladiadores más populares, que eran los modelos de hombre que más admiraban cuando crecían”,  según Hawley. 

 

ÁRBOL  PARA SALVAR OTROS ÁRBOLES

Estudiantes de ilustración y animación de la Universidad Kingston London (Reino Unido) han creado un árbol navideño alternativo para decorar el centenario teatro londinense Old Vic de forma sostenible y respetuosa con el medioambiente, al proponerlo como alternativa a la tradicional picea natural (árbol similar al abeto) que se instala en muchos hogares.  

Este espectacular  árbol ecológico, que se ha instalado en el vestíbulo del Old Vic, consiste en más de 250 hilos de lana de colores y luces suspendidas, para crear la forma de un árbol en negativo, y se ha inspirado en el espacio que queda cuando una picea ha sido cortada, según sus creadores, los estudiantes Laura Brown y Martha Halliday, y Denisa Costin,  informan desde la Universidad de Kingston.

 

FÓRMULA PARA EL ABETO PERFECTO

El doctor Gordon Hunter, de la Facultad de Ciencias, Ingeniería y Computación de la Universidad Kingston London (Reino Unido) ha creado la fórmula para elegir el árbol de Navidad ideal, basándose en una serie de estadísticas, modelos matemáticos y métodos científicos utilizados habitualmente para ayudar a tomar decisiones y resolver asuntos personales y de negocios.

Esta fórmula, que realizó para la compañía de jardinería británica Dobbies con el objetivo de ayudar a sus clientes a elegir el abeto o picea que más se ajuste a sus hogares, orienta al comprador mediante una serie de preguntas que debe responder y que abordan factores clave como el aroma, el color, el estilo y el tamaño del árbol y, si lo prefiere natural o artificial.

 

COMIDA ENLATADA PARA VIDEOJUGONES

¿Demasiado ocupado con su consola de videojuegos como para dedicar tiempo a cocinar el pavo navideño? Un estudiante de diseño gráfico también de la Universidad Kingston London, ha encontrado la solución para disfrutar de ambos placeres: una comida navideña enlatada que contiene nueve capas de distintos tipos de comida festiva procesada, envuelta en gelatina.

El ‘menú enlatado para videojugones’ ideado por Chris Godfrey y comercializado por las tiendas GAME , incluye huevos revueltos y tocino, carne picada, pavo y patatas,  salsa de arándanos, coles de Bruselas con relleno, zanahorias asadas y chirivías y pudín de Navidad, e incluso una versión con brócoli para quienes tienen aversión a los brotes verdes, que se pueden comer mientras se juega con la Xbox o la PlayStation.

 

¿PAPÁ NOEL SE ESTÁ INTOXICANDO?

“Nadie sabe exactamente dónde está el taller de Santa Claus en el Polo Norte, pero es seguro que si este viejo y alegre personaje está comiendo criaturas que vivan  en el Ártico,  tiene unas altas posibilidades de estar cargando su organismo con productos químicos tóxicos”, según el biólogo Bjørn Munro Jenssen de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega (NTNU).

Munro Jenssen y su equipo han detectado altos niveles de contaminantes industriales, como retardantes de llama bromados y PCBs (bifenilos policlorados) en una amplia gama de animales y peces del Ártico, como ballenas, osos polares, gaviotas de marfil, focas, leones marinos y perros de trineo, por lo que Santa Claus también podría verse afectado, según este estudio noruego.

Por Daniel Galilea.EFE/REPORTAJES

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

Amaranto, desde América al espacio - publicado hace 7 años 7 meses

La apuesta verde de Google en Chile - publicado hace 7 años 5 meses

 

Diario El Día

 

 

 

X