• La destacada autora se presentará el 5 de febrero a las 20 horas en la Feria del Libro de La Serena. 
Crédito fotografía: 
Cedida
La fiesta literaria se llevará a cabo entre el 30 de enero y 15 de febrero en la Plaza Gabriel González Videla de La Serena.

Pía Barros (1956), es una de las principales cultivadoras del cuento breve en Chile, los que han sido publicados en más de treinta antologías, tanto de Chile, como de Alemania, Costa Rica, Ecuador y Estados Unidos.

"La feria es un termómetro de lo que ocurre en el país, de la frivolización de los elementos, pero también de discursos alternativos y que no estaban en las redes de los mercados"

Feminista y editora, en esta entrevista nos habla sobre el panorama cultural chileno, el estallido social, entre otros temas. La destacada autora se presentará el 5 de febrero a las 20 horas en la Feria del Libro de La Serena. 

-Eres conocida principalmente por tu obra en cuentos ¿Qué es lo que te lleva a escribir en ese formato y cómo ves la comparación con otros más extensos como la novela?

"Siempre me interesaron las formas breves, desde que empecé a estudiar literatura, pero además hoy creo que las formas breves corresponden a una velocidad, pero también creo que la literatura ha sido parte de eso. La literatura siempre ha sido una respuesta al movimiento y a la capacidad de desplazamiento de las personas. De algún modo creo que lo que se escribe hoy son formas breves. Fíjate en los colegios, los chicos escriben micro cuentos, haikus. Las formas breves reflejan el estallido, la rapidez, y además esa inmediatez que requiere la sociedad de retribución".

-La contingencia me obliga a preguntarte sobre las diversas manifestaciones artísticas que se han desarrollado desde que inició el estallido social. En este sentido, ¿qué opinión te merece la irrupción de Las Tesis?

"Creo que Las Tesis son un regalo para la humanidad. Han permitido la posibilidad de que miles de mujeres alrededor del mundo puedan gritar el abuso y algo que las rascaba por dentro. Las Tesis son un regalo para que la sociedad y cada persona tome conciencia de todo aquello que la construye como una víctima, pero también no como la víctima quieta, sino también guerrera, que responde desde otro lugar de la agresión, y esa agresión es creativa, y esa construcción es una bofetada en la cara a la humanidad para decirle que debemos hacer ese cambio que es fundamental para la sociedad".

-Junto a tu trabajo como escritora has trabajado en la edición independiente. En este sentido ¿cómo ves el panorama literario en Chile?

"Las editoriales, sobre todo las independientes, nacen como una respuesta, en el caso de la nuestra, inicialmente fue ilegal, pero después se hace con todo legal a partir de la llegada de la democracia. Asterión se construye justamente para mostrar los discursos que no están en los sistemas de venta, por lo tanto, las editoriales independientes, sobre todo la cantidad de jóvenes que hoy tienen editoriales, tiene que ver con estas opciones distintas, de mostrar otras escritura, que no son escrituras de mercado.

Es importante hacer esa separación que se nos ha olvidado desde los 80’, hay una gran escisión entre la industria cultural y el movimiento cultural, inclusive en las manifestaciones dan cuenta en la calle, en las murallas, en los discursos, en la creatividad que hubo siempre otro movimiento cultural que subyacía por debajo de lo que la televisión mostraba. Imagínate que hoy en día el gran ícono social no es un Che Guevara, no es un anarquista, es un torniquete del metro, pero la principal de las veces es un perro, que además está muerto".

-¿Qué referencias tienes de la Feria del Libro de La Serena?

"Conozco la feria de La Serena desde hace muchos años, más de 25. He ido muchas veces. Creo que ha ido cambiando. Es además un termómetro de lo que ocurre en el país, de la frivolización de los elementos, pero también de discursos alternativos y que no estaban en las redes de los mercados. Si en algo se ha caracterizado la feria es por adelantarse y mostrar discusiones y discursos que estaban antes pero que el resto no registraba".

Se lanzaba el Plan Nacional de las Lecturas en Argentina y el presidente Alberto Fernández presentaba el programa “180 lecturas para 180 días de clases” cuando previamente a su discurso se leyó tu microrrelato Golpe. ¿Qué te parece este hecho?

"Eso fue un regalo monumental. Un espaldarazo porque se usó para dar inicio el plan de lectura argentino que había sido derogado y eliminado por el gobierno anterior. Un honor inmerecido del cual me siento orgullosísima".

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital