El tema de los cambios en la Constitución ha copado la agenda política y comunicacional de las últimas semanas y a parte importante de  chilenos, en mayor o menor medida, nos ha tocado conocer las diferentes miradas frente al tema y también, por cierto, las falencias que han tenido las medidas que ha tomado el Gobierno para llevar a cabo y conducir sin tropiezos, un proceso de esta envergadura.
Lamentablemente, hemos sido testigos de cómo el Gobierno y  la Nueva Mayoría insisten mediáticamente en los  cambios constitucionales, pero no abordan responsablemente lo más importante, qué son los contenidos, centrando la atención  en la forma en que se quiere llevar a cabo el cambio. Como partidos de oposición creemos que esto tiene un motivo muy evidente: Las profundas divisiones ideológicas dentro de la Nueva Mayoría, generadas al constituir una coalición  para alcanzar el poder, pero con potentes diferencias programáticas y de contenido. 
Porque pensamos que el inmovilismo que vive nuestro país requiere de acciones concretas e inmediatas, nuestro conglomerado político Chile Vamos formó una Comisión Constitucional que elaboró una  propuesta de contenidos, para dejar atrás las ambigüedades y entrar de una vez en las cuestiones de fondo. Este documento contiene 80 propuestas, que se sustentan en un conjunto de ideas y cambios específicos que buscan contribuir con responsabilidad, al debate constitucional para perfeccionar nuestra democracia. 
Cada una de estas propuestas se vincula con los principios y bases de nuestra institucionalidad; los derechos de las personas y los deberes del Estado y de la acción política; el régimen de gobierno y la distribución del poder; la descentralización y el fortalecimiento de los gobiernos locales. 
Hemos querido que nuestra propuesta se construya sobre la historia constitucional de Chile, que sea un texto moderno que responda a los desafíos del futuro y permita retomar el rumbo de un país que necesita enfocarse en el progreso social, político y económico y  superar definitivamente los debates sobre temas del pasado, tal como lo quiere la ciudadanía… quiero invitarlos a compartir nuestra mirada frente a los cambios constitucionales, necesarios, pero con una visión realista.

 

 

 

X