En nuestra función parlamentaria nos ha tocado participar y conocer de innumerables iniciativas en los más diversos ámbitos, que responden a múltiples necesidades que los chilenos no tienen aún resueltas. Cada una de ellas, sin duda, representa un problema pendiente y en la mayoría de los casos, son situaciones que afectan a un importante número de chilenos; pero  hay un tema que nos conmueve a todos, que es la salud de nuestros niños.Nos ha tocado conocer y reunirnos con la Agrupación Oncomamás y a través de ellas, interiorizarnos de cómo viven en Chile la realidad del cáncer infantil las familias que tienen hijos enfermos. Esta realidad nos ha permitido analizar las políticas públicas frente a este  tema tan relevante y entender que la prevención y el control del cáncer requieren de medidas destinadas a otorgar garantías a las familias afectadas para tener mayor acceso a los tratamientos y  abaratar los costos de los medicamentos.Uno de los aspectos más preocupantes dice relación con el acompañamiento de uno de sus padres que el niño necesita, para afrontar y responder de mejor forma los tratamientos invasivos a los que son sometidos. Lamentablemente, en  Chile aún no se concreta nada que evite poner en  riesgo  la continuidad laboral de los padres y no  afectar sus ingresos.Los esfuerzos por parte del Gobierno han sido lentos y aún no se concretan las medidas anunciadas para implementar un Seguro Solidario que responda a estas necesidades de los padres y se les permita legalmente ausentarse de sus trabajos para acompañar a sus niños, cuando estos enferman gravemente o enfrentan riesgo vital.Es por esto que en conjunto con estas madres de todo el país y un grupo de Diputados, hemos elaborado y presentado  un Proyecto de Acuerdo para enviar  al Ejecutivo, con propuestas que abarcan  cuatro  problemáticas fundamentales: que uno de los padres cuente con un permiso remunerado para acompañar el tratamiento de su hijo; que se elimine el IVA y otros impuestos de internación a la importación de injertos y medicamentos vitales para su tratamiento y sobrevida; que los pacientes oncológicos infantiles de regiones cuenten con atención médica oportuna y adecuada y, finalmente, codificar la procuración de injertos en registros internacionales y promover un registro de donantes de médula ósea para trasplantes en Chile.Los niños enfermos de cáncer merecen esta oportunidad para salvar sus vidas.

Máster Gratuito en Marketing Digital