Un conjunto de soluciones de las que hemos sido parte, para problemáticas que afectan a habitantes de la región, fueron las que nos comunicó el ministro de Obras Públicas Alberto Undurraga, en una positiva reunión de trabajo.

Probablemente, el cambio más importante en los próximos años para los habitantes de La Serena y Coquimbo se dará con la concreción de la autopista en que se convertirá la Ruta 5 en la conurbación.
Tal como lo solicitamos, tendremos una vía sin semáforos, con pasos sobre y bajo nivel en toda su extensión y sin pago de peaje o Tag.

Para ello se relicitará la concesión de la Ruta 5 desde Los Vilos hasta La Serena, y no se agregará peaje alguno en la provincia de Elqui.

Será el que ya hoy existe al sur de Tongoy el que financiará los nuevos pasos sobre y bajo nivel desde La Herradura hasta el río Elqui, para descongestionar el único tramo de la Ruta 5 en todo Chile que tiene semáforos.

Otra buena noticia fue respecto a las plantas desaladoras, que se hacen muy necesarias considerando que actualmente lo normal es que sean escasas las precipitaciones en la región.

Nos señaló el ministro que se está avanzando en la licitación de los estudios para la futura planta desaladora de la provincia de Limarí, que, por de pronto, va a servir para abastecer a todos los comités de agua potable rural de sus cinco comunas, mientras que la de Choapa está en un estado más avanzado aún. Esperamos que también pueda significar avances concretos para que estas desaladoras, que transforman el agua de mar en agua dulce, puedan apoyar el riego en la región.

Junto con ello, nos informó que se está trabajando en la última etapa del diseño de doble vía desde La Serena a Las Rojas, para luego continuar con los estudios comprometidos para llegar con doble calzada hasta Vicuña, proyecto en el que hemos trabajado y apoyado al alcalde Rafael Vera.

Con todos estos avances, solicitamos también continuar con el pavimento del camino troncal de Río Hurtado hacia la parte alta de la comuna, y los estudios para aumentar el estándar de la ruta Antakari, que la conecta con Vicuña y el valle de Elqui, la que tiene un alto valor turístico y patrimonial. Y por supuesto, que se avance en lo necesario para que en los próximos años se pueda contar con el aeropuerto en Tongoy que permita conectar la región y el mundo, con más seguridad.  

 

 

 

X