Con la meta de lograr la participación de a lo menos un millón de personas, Chile Vamos ha dado la partida a sus primarias legales que se realizarán el 2 de Julio próximo, mecanismo mediante el cual dentro de nuestra coalición de oposición, elegiremos a quién nos representará como el próximo candidato presidencial del sector,  entre los tres precandidatos: el expresidente Sebastián Piñera, que cuenta con el respaldo de la Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional y el PRI; el diputado Felipe Kast, en representación de Evópoli; y Manuel José Ossandón, que renunció a Renovación Nacional para presentarse como independiente.Compartimos plenamente la postura del Presidente Piñera, que ha manifestado que es partidario de las primarias, porque “permiten que la gente participe democráticamente en la elección de los candidatos, se puedan desplegar ideas, movilizar corazones y converger finalmente en un candidato que represente la unidad del sector”. Es en este escenario donde se dan  las mejores condiciones de participación democrática y eso hace aún más inexplicables los conflictos al interior de la Nueva Mayoría, coalición de gobierno que no logró ponerse de acuerdo para la realización de primarias, yendo en contra de su propio discurso de democracia y participación.Hoy los vemos enfrentando la elección presidencial con dos candidatos, una de las cuales representará en la primera vuelta a la democracia cristiana y otro postulante que fue proclamado por  partidos que forman parte de la Nueva Mayoría, pero que al ser  independiente ha debido volcarse en una lucha frenética por reunir firmas  para poder inscribir su candidatura en este nuevo escenario.  Él ha señalado su descontento porque  no habrá primarias en su coalición, manifestando que es “una pérdida para la democracia”, mientras está siendo cada vez más presionado por la opinión pública para que manifieste con claridad sus planteamientos para el país.Hacemos un llamado para que la ciudadanía participe y vaya a votar, para lograr  una importante  participación democrática; no queremos que la gente se quede en su casa, sino que por el contrario, sea partícipe entusiasta de esta opción que tenemos de elegir a quién será el candidato que nos represente en las próximas elecciones presidenciales.

 

 

 

X