En una situación definida por un senador oficialista como “lo peor que puede pasarle a la Nueva Mayoría”, de manera unánime, la Cámara de Diputados  rechazó completamente la propuesta de La Moneda de un reajuste salarial del 3,2% para el sector público. Esta situación en la práctica significó que ningún diputado de Gobierno votó a su favor, mientras que algunos diputados de oposición optamos por abstenernos. Posteriormente, la Comisión Mixta del Congreso rechazó esta misma  propuesta, luego de que el Gobierno decidiera insistir en el mismo reajuste. El tema de fondo y por el cual un grupo de diputados de oposición nos abstuvimos de votar, dice relación con que no estamos dispuestos a avalar a un Gobierno que no es capaz de defender a los  trabajadores, haciendo un esfuerzo para mejorar de manera real y efectiva sus remuneraciones. Esto sucede porque es un Gobierno que ha propiciado reformas irresponsables, que han dejado al Estado sin recursos para ofrecer algo más que un reajuste mediocre. El resultado está a la vista, tenemos al sector público  paralizado exigiendo en todo su derecho poder tener un reajuste a lo menos por sobre el IPC anual, pero  todos sabemos que aumentar lo ofrecido sería una enorme irresponsabilidad, porque significa seguir endeudando a un país que está en las peores condiciones de crecimiento económico de muchos años, con un Gobierno donde se han hecho mal las cosas, manejando en forma mediocre la economía.Lo más grave es que además vemos que no se hace un esfuerzo por aquellos que efectivamente lo necesitan prioritariamente, como son los adultos mayores; para sus pensiones básicas solidarias, el Gobierno ha ofrecido sólo $103.000. Si se subieran a $120.000, esto le costaría al Estado sólo 360 millones de dólares, mientras que el costo de ese 3,2 % de reajuste que está ofreciendo al sector público es de 1.500 millones de dólares… Es cuestión que comparemos cifras y condiciones de vida y claramente veremos que la prioridad no está centrada en los que más lo necesitan.Exigimos que sean el Gobierno y la Nueva Mayoría  quienes asuman la responsabilidad  de apoyar las necesidades de los chilenos de manera más justa e igualitaria, dado que son ellos los que han generado las exiguas condiciones económicas que Chile y los chilenos hoy enfrentan. 

 

 

 

X