Estamos a mediados de noviembre, han transcurrido dos semanas de paralización de empleados del sector público por justas demandas, y a pesar de todo aún no tienen reajuste a sus remuneraciones. Ante esta realidad corresponde que cada cual asuma sus responsabilidades y comprometa voluntades para que se pueda llegar a un acuerdo.Tras el rechazo al veto en el Congreso Nacional, que dejó nuevamente a trabajadores sin reajuste y sin bono, esperamos que el acercamiento entre los dirigentes de la Mesa del Sector Público y representantes del gobierno que se concretó el viernes, permita acercar posiciones y una nueva propuesta que se pueda enviar al Congreso Nacional tenga mayor legitimidad para que pueda ser respaldada, al menos, por los parlamentarios que declaran su apoyo al gobierno y a las políticas públicas comprometidas para el próximo y los próximos años.Y al mismo tiempo, todo este desgastante proceso de tramitación del proyecto de reajuste del sector público nos debiera llevar ahora sí a un debate de fondo y a una propuesta de mediano y largo plazo respecto a remuneraciones de todos quienes trabajan en el sector público. Particularmente desde nuestro sector hemos hecho algunos planteamientos en este sentido, como el proyecto que propone institucionalizar un reajuste inversamente proporcional en que las rentas más bajas tengan un reajuste porcentualmente mucho mayor que quienes tienen rentas mayores. También avanzar en una propuesta para varios años, que considere el IPC acumulado, el PIB y otros criterios económicos, sin dejar de lado el factor social y el aporte que hacen quienes trabajan para el Estado.Por lo pronto, de parte del gobierno y de los dirigentes de la Mesa del Sector Público esperamos buenas señales, tanto para responder a los trabajadores como también a los ciudadanos que están pagando el costo de estar impedidos de acceder al servicios del Estado. De no llegarse un acuerdo, cada cual debe asumir su cuota de responsabilidad en el no cumplimiento de un acuerdo que habíamos alcanzado partidos de la Nueva Mayoría para incrementar los bonos a quienes ganan menos, e incorporar este beneficio en el tramo de quienes ganan hasta 920 mil pesos. El saber gobernar requiere responsabilidad y tomar decisiones en base al bien común. 

 

 

 

X