• Tras el regreso de la violencia en las calles y el saqueo de locales comerciales, ha surgido la preocupación de los comerciantes sobre cómo estos hechos podrían influir en la reactivación.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Emprendedores, gremios e instituciones de diversos sectores repudiaron los actos delictuales presenciados en los últimos días en La Serena y Coquimbo, apuntando a que no solo podrían traer rebrotes, sino que también un impacto negativo en la reactivación económica, la cual se esperaba fortalecer con el inicio de la Etapa 3 de Preparación.

Por Camila González

Los últimos días han estado marcado por las manifestaciones realizadas  en contexto al primer año del estallido social, en diversos puntos de la región. Hechos de violencia, saqueos y enfrentamientos con personal de carabineros han opacado las marchas pacíficas que se han registrado mayormente en La Serena y Coquimbo, perjudicando a pymes y pequeños comercios.

Bajo este escenario, emprendedores, instituciones y representantes de distintos gremios ven con preocupación el panorama actual, pues temen que puedan generarse rebrotes y que la reactivación económica se vea afectada,  por lo que hacen un llamado a repudiar los actos delictuales.

Patricio Araya es el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de La Serena, respecto a la situación que se ha hecho presente en la ciudad, enfatiza en que se han visto asombrados porque “no han sido marchas de movimientos sociales mayormente, sino que eventos netamente violentos, anarquismo y gente que solo quiere saquear los locales. Estábamos muy contentos de que la región pasara a fase tres, dándole la oportunidad a cafés y restaurantes  de abrir después de meses y con esto nos vemos afectados otra vez”.

Asimismo, Araya hace un llamado a los manifestantes a movilizarse de “forma pacífica, manteniendo la distancia social, tomando todas las medidas preventivas y respetando el comercio local, que es la fuente de trabajo de cientos de personas”.

Por su parte, la directora Regional de Sernatur Coquimbo, Angélica Funes también se refirió a los actos de violencia que se generaron en algunos sectores, “nosotros como servicio hemos estado mucho en terreno porque la fase 3 era algo que estábamos esperando para empezar a abrir. Desde el domingo hemos visto distintos episodios de violencia que no nos traen ningún beneficio, al contrario. Hoy tenemos un porcentaje de desempleo altísimo, esperamos que solo sea por este recordatorio del estallido social y que no vuelva a suceder, porque lo que necesitamos como sector turístico, que genera 19.800 plazas de trabajo aproximadamente, es que las personas vengan a la región, para así mover la microempresa regional”.

“Estábamos muy contentos de que la región pasara a fase tres, dándole la oportunidad a cafés y restaurantes  de abrir después de meses y con esto nos vemos afectados otra vez”, Patricio Araya, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de La Serena.

A criterio de la directora regional, el problema no son las manifestaciones, sino la violencia que se genera, “nadie dice que no nos podamos manifestar, es parte de la democracia, todos podemos hacerlo, pero ya cuando trae violencia, perjudicamos a más personas y no construimos país, sino que más bien ponemos en peligro el desarrollo”.

Producto de los incidentes y como una forma de anticiparse a posibles acontecimientos que pudieran afectar  a locales de la región, ayer los gremios de la Cámara de Comercio de Ovalle, La Serena y Coquimbo sostuvieron una reunión de coordinación con autoridades y personal de Carabineros para establecer acuerdos y medidas preventivas.

Saqueos en la serena

Rodrigo San Juan es dueño de la barbería Empire Beard Barbershop ubicada en La Serena, que fue saqueada el día lunes en la noche, sobre la situación detalla que “me reventaron la chapa e ingresaron a robar, se llevaron todas nuestras máquinas y productos, nos dejaron en la calle. También se llevaron la cámara de seguridad por lo que no existe un registro de lo ocurrido”.

Además, Rodrigo agrega que el local era su única fuente de trabajo y que hoy no posee los recursos para poder reemplazar lo perdido, “nosotros somos una pyme, nos dejaron de manos atadas, porque tampoco poseemos las herramientas para trabajar, por lo que no tenemos como generar recursos. Hay que tener claro que una cosa son las reivindicaciones sociales que se están pidiendo y no tengo inconvenientes con ello, pero hay que separar lo que es lumpen porque el hacer daño por hacer daño y destruir a pequeños comerciantes no corresponde, hoy la violencia ha superado los niveles”.

Quien también se refirió a lo acontecido en la conmemoración del 18O es el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Sergio Quilodrán quien apunta a que “hemos sido testigos una vez más de una serie de hechos vandálicos que atentan y vulneran los derechos de la gran mayoría de los chilenos que deseamos vivir en paz y con la convicción de que por medio de la violencia y de la destrucción no se consigue más que coartar las instancias de la tan anhelada reactivación económica y de la recuperación del empleo, en nuestro país”.

Para el dirigente, la situación genera pesar e impotencia pues la violencia pareciera estar “normalizada, ya que el vandalismo desatado hace meses en la macrozona sur, nos remece tanto como el daño impúdico a la infraestructura pública y privada, patrimonio, puestos de trabajo, servicios, emprendimientos. Sin duda, el escenario, hoy, no es el mismo. Estamos enfrentando una crisis sanitaria sin precedentes y nuestra región es la más afectada en términos de desempleo. Y mientras varios luchamos por sacar adelante a nuestras ciudades y regiones del país, otros, ponen en riesgo toda posibilidad de crecimiento, de desarrollo y de una mejor calidad de vida para muchas familias”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día