• Con este nuevo equipamiento, los buzos podrán realizar un trabajo más eficaz y seguro y no estarán expuestos a problemas que generaban los antiguos acumuladores de aire hechos casi artesanalmente. Foto: Andrea Cantillanes
La iniciativa forma parte del programa “Cambia el Viejo” del Fondo de Fomento para la Pesca Artesanal, que busca optimizar las condiciones de los trabajadores en todo el país y que a nivel regional benefició a 145 buzos y mariscadores de la zona.

La pesca artesanal y el trabajo que realizan los buzos mariscadores son una de las actividades productivas de mayor importancia a nivel nacional y regional. En este sentido y con la finalidad de entregar mejores condiciones a este rubro se creó el programa “Cambia el viejo”,  del Fondo de Fomento para la pesca artesanal, que beneficia con nuevo equipamiento a los hombres de mar de todo el país.

A nivel regional, fueron 145 equipamientos los que se entregaron en esta primera etapa, la que incluyó a las caletas de Peñuelas, Coquimbo, La Herradura, Puerto Aldea y Tongoy, cuyos pescadores y buzos fueron beneficiados con la renovación de acumuladores de 60 y 90 litros, elaborados en acero inoxidable y que cumplen todas las exigencias de la nueva norma de la Autoridad Marítima que será obligatoria a partir del año 2018.

“Estos equipos que se entregan cumplen con la norma que comenzará a funcionar desde junio del 2018. Son equipos con un costo importante y por eso a través de este fondo se hizo un esfuerzo para responder a la inquietud de los mismos pescadores. Esta nueva normativa tiene un sentido más allá y es el resguardar la seguridad de los buzos y mariscadores, quienes realizan una actividad muy importante en las más de 50 áreas de manejo operativas que existen en la región”, señaló Jaime Molina, director Regional de Sernapesca.

El capitán de Puerto de Coquimbo, Edgardo Palma, explicó la nueva normativa que va a regir desde el 2018 y señaló que lo que se busca es tener una pesca artesanal segura y libre de accidentes.

“Para nosotros como entidad fiscalizadora es fundamental que los pescadores y buzos mariscadores cuenten con equipamiento certificado, sobre todo para el resguardo y la seguridad de su trabajo en el mar. No es fácil ser buzo, son personas profesionales que arriesgan sus vidas en condiciones extremas, por eso la necesidad de que cuenten con el mejor equipamiento para que no sufran ningún tipo de accidentes”, señaló la autoridad marítima.

BENEFICIADOS

En esta etapa fueron 145 los beneficiados de diversas caletas de la región de Coquimbo. En definitiva se espera que los cerca de 600 buzos y mariscadores de la zona puedan contar, de aquí al 2018, con este nuevo equipamiento.

“Siempre es bienvenida la ayuda y más si es una verdadera necesidad, aquí estamos recibiendo equipamiento nuevo para 33 de nuestras embarcaciones, lo que nos permite no sólo cumplir con la norma, sino también tener mayor seguridad en nuestro trabajo, ya que todos sabemos lo riesgoso que es el buceo”, señaló Mario Ramírez, presidente de la Asociación Gremial de Pescadores y Buzos de Peñuelas.
Por su parte, Franklin Zepeda, presidente de Fetramar Elqui región de Coquimbo, señaló que aquí no sólo se beneficia a los buzos y mariscadores, sino que también se les entrega tranquilidad a sus familias.

“A nivel regional son cerca de 600 buzos y mariscadores que trabajan en las 17 caletas de la zona, este beneficio no tan sólo les entrega mayor seguridad en su trabajo, sino también se les da tranquilidad a sus familias, ya que todos sabemos los riesgos de esta actividad. Hoy se han entregado nuevos kits de seguridad, que incluyen compresores y acumuladores, equipos certificados para un mejor trabajo en el mar”, agregó.

CÁMARA HIPERBÁRICA, DEUDA PENDIENTE

En el año 2011, autoridades inauguraron con bombos y platillos la nueva cámara hiperbárica con que contaría el Hospital San Pablo de Coquimbo, con una inversión cercana a los 150 millones de pesos. Sin embargo, tras 6 años, ese nuevo equipamiento aún no es utilizado y en caso de algún accidente que le ocurra a algún buzo de la región, debe ser trasladado a Valparaíso para su atención, situación que preocupa a los gremios.

“Ya son bastantes años que llevamos luchando por eso, se suponía que era un beneficio para nosotros pero lamentablemente todavía no se usa. No puede ser posible que si ocurre un accidente aquí en la zona, se tenga que trasladar a los afectados a Valparaíso para ser atendidos”, señaló Mario Ramírez, presidente de la Asociación Gremial de pescadores y buzos de Peñuelas.

Quien también se refirió al tema fue el diputado Matías Walker, quien señaló que fueron bastantes los esfuerzos para traer ese equipamiento a la zona y que hoy aún no esté operativo genera impotencia.

“Nos costó mucho en el Gobierno anterior conseguir esa cámara hiperbárica y la verdad es que da mucha rabia e impotencia que hoy en día no pueda estar operativa por no contar con el personal necesario para operarla. Hay un tema pendiente por parte del Hospital y el Servicio de Salud porque la inversión que se hizo fue muy importante y se necesita que esté operativa”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X