Crédito fotografía: 
Archivo
La década del 2000 parte con el retorno del socialista, Ricardo Lagos a La Moneda, luego del abrupto término del Gobierno de Salvador Allende, continúa con el término de la era Pinochet; Michelle Bachelet se transforma en la primera mujer presidenta y la derecha llega nuevamente al poder por la vía del voto popular en dos oportunidades con el empresario Sebastián Piñera (2010 y 2017).

Los últimos 20 años fueron intensos en materia política.  No sólo a nivel nacional, sino que también en el ámbito regional.  Partió con el triunfo presidencial del socialista Ricardo Lagos Escobar y terminó con el empresario derechista, Sebastián Piñera, instalado por segunda vez en La Moneda, en un período presidencial que no ha estado exento de dificultades y polémicas.

Lagos derrotó al ex alcalde de Las Condes  y  presidenciable de la derecha Joaquín Lavín. “No vengo a esta casa (La Moneda) a alimentar las nostalgias del pasada, ni mirar atrás, pero tampoco tengo temor a las discrepancias ni a las discusiones”,  aseguró  el 11 de marzo de 2000  desde uno de los balcones   de la casa de Gobierno.

El fin de una Era

El 10 de diciembre de 2006, el dictador Augusto Pinochet falleció en el hospital Militar. A pesar de ser procesado y desaforado, Pinochet pereció sin pisar un tribunal chileno, al ser declarado con demencia senil.

En marzo de 2000, el capitán general llegaba a Chile luego de 503 días detenido en Londres. Si bien fue liberado por razones humanitarias y de salud, su llegada a Chile estuvo lejos de la de un enfermo en fase terminal, al ponerse de pie desde su silla de ruedas y alzar su bastón en desafío al Gobierno de turno que encabezaba Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

La primera mujer Presidenta

En enero del 2006 la doctora Michelle Bachelet Jeria se convierte en la primera mujer en llegar a La Moneda. En su primer mandato, impulsó un sello social que se tradujo en una importante reforma al sistema previsional y un buen manejo de la crisis económica mundial.

Sin embargo, a pesar de abandonar La Moneda con alta valoración en las encuestas, no logró traspasar la banda presidencial  al candidato de su sector, el ex-presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (DC).

En enero de 2010 la derecha llega, por primera vez en 50 años, por vía electoral, a la presidencia de la República, de la mano del empresario y ex senador, Sebastián Piñera Echenique.

La corrupción frente a nuestros ojos

En la década del 2000, el país se enfrentó cara a cara con un mal que hasta ese entonces, se pensaba que aquejaba sólo a nuestros vecinos: la corrupción.

Los casos MOP Gate (2000), Coimas (2002) y Caval (2015), que involucraron a diputados y autoridades gubernamentales, dejaron en jaque a la Concertación (luego Nueva Mayoría) y remecieron las bases de nuestra institucionalidad.

MOP Gate

En el primer caso, del pago de sobresueldos al entonces ministro de Obras Públicas, Carlos Cruz, hubo una especie de “salida concordada”. El presidente Lagos anunció que se llegaría hasta las últimas consecuencias, “caiga quien caiga”, mientras que el entonces senador y presidente de la UDI, Pablo Longueira, acordó con el ministro del Interior, José Miguel Insulza, una serie de propuestas para fortalecer la transparencia. 

Caso Coimas

En octubre de 2002 estalló el Caso Coimas, en el que el ex Ministro y diputado electo por la región de Coquimbo, Víctor Manuel Rebolledo, fue acusado de recibir recursos para gestionar una planta de Revisión Técnica en Rancagua, lo que le costó el cargo.

Tanto Rebolledo como el entonces Subsecretario de Transportes, Patricio Tombolini, fueron  condenados por cohecho. Sin embargo, en mayo de 2007, luego de cuatro años de declarada la condena inicial, la Corte Suprema, con fallo unánime, decide absolverlos, incluyendo su inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Casos Caval y Penta

En el segundo gobierno de Michelle Bachelet, estalló el  caso Caval, que prácticamente cruzó su gestión y opacó su legado. Se trató de una causa que involucró a su hijo Sebastián Dávalos y su nuera Natalia Compagnon y remeció al bacheletismo, e incluso llevó  a la Mandataria a desprenderse de su delfín Político y Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

La derecha vivió su propio escándalo con el caso Penta, que llevó a estar preso a dos de sus ejecutivos y dueños, Carlos Alberto Délano y Carlos Lavín. Sin embargo, pese a todo el escándalo, las mayores penas fueron algunos días en la cárcel y clases de ética.

También durante la gestión de Bachelet estalló el caso Soquimich que terminó afectando al senador de la Región de Coquimbo, Jorge Pizarro, al conocerse que la empresa encabezada por sus dos hijos, Sebastián y Jorge Pizarro Cristi, emitió once facturas a la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich), acusada de fraude tributario y financiación ilegal a políticos.

Municipales: hegemonía concertacionista

Durante las dos décadas  se desarrollaron  tres elecciones  municipales donde la  del 2000 fue la última con el sistema proporcional,  mientras que el  2004,  2008, 2012 y 2016 se desarrollaron con la nueva ley separada de alcaldes y concejales. La hegemonía  siguió estando en la Concertación y luego Nueva Mayoría.

El 2004 el entonces oficialismo recuperó La Serena, Andacollo, Ovalle y Salamanca.  En Andacollo, la derecha sintió el impacto del fallecimiento, a dos semanas de los comicios, de la alcaldesa Marcelina Cortés Gallardo (independiente pro RN).

En las municipales del 2008 el golpe fue de ‘los descolgados’ de la Concertación. En Andacollo triunfó el ex PS, Juan Carlos Alfaro y en Combarbalá el ex PS,  Solercio Rojas.

En la municipales de 2016, el gobierno de Michelle Bachelet logra un triunfo con olor a derrota en la Región de Coquimbo. A pesar que logró ganar la mayoría de las comunas en la coalición gobiernista no se podía ocultar la decepción por perder Paihuano y Salamanca.

Con la derrota de Salamanca y Paihuano el PPD se transformó en uno de los mayores perdedores de la jornada. Sin embargo,  la  ex Nueva Mayoría celebraba la consolidación del radical Roberto Jacob Jure  y el surgimiento de la figura de Marcelo Pereira en Coquimbo, quien busca emular la figura de su padre, Oscar Pereira Tapia, el alcalde del pueblo.

El pulso de las parlamentarias

En 20 años se han desarrollado cinco elecciones de diputados y dos senatoriales, siendo  la del 2017, la primera de carácter regional luego del cambio del sistema binominal. 

En dos décadas, la  Concertación y luego ex Nueva Mayoría, ha mantenido una hegemonía en materia de parlamentarios.

La elección parlamentaria del 2009 estuvo marcada por la revancha de los ‘caudillos’. Mientras en el Noveno Distrito el ex alcalde de Illapel, Luis Lemus,  logró vencer a la Concertación apoyado por el PRI, en el octavo el destituido alcalde Pedro Velásquez remeció la escena política  al triunfar como parlamentario en calidad de independiente. 

2013: la derrota de la centro derecha

En 2013 la derecha sufrió una dura derrota en las urnas y sólo logró sacar como diputado al ex intendente, Sergio Gahona (UDI). La Nueva Mayoría arrasó en diputados y dobló en el Noveno Distrito con Luis Lemus, quien regresó al PS y Jorge  Insunza (PPD), quien luego renunció para asumir como ministro y fue reemplazado por el médico Miguel Angel Alvarado.

En el Séptimo Distrito el triunfo fue para el ex alcalde de La Serena, Raúl Saldívar Auger y el gremialista y ex intendente, Sergio Gahona, mientras que en el Octavo, dobló la dupla de Matías Walker (DC) y Daniel Núñez (PC). 

2017: El revés de la centro izquierda

En la elecciones parlamentarias y presidenciales de 2017, Chile Vamos arremete en la Región de Coquimbo al lograr tres diputados y por primera vez gana la presidencial en la zona.

Por su parte, la Nueva Mayoría enfrentó su peor derrota electoral, tanto en parlamentarias,  como en la presidencial que llevó a Sebastián Piñera por segunda vez a La Moneda, incluso en la Región de Coquimbo, bastión histórico de la centro izquierda.

Con el gremialista Sergio Gahona como la primera mayoría regional, arrastrando al ex intendente Juan Manuel Fuenzalida, además de la elección de Francisco Eguiguren (RN), en la derecha celebraron este resultado tras la debacle sufrida en 2013.

La caída del senador Pizarro

En julio  de 2017, el Senador Jorge Pizarro decidió suspender su militancia en la democracia cristiana luego que el fiscal Pablo Gómez, lo formalizó por su vinculación con el caso SQM a raíz de la emisión de boletas ideológicamente falsas emitidas por la empresa “Ventus Consulting”, de propiedad de sus hijos Sebastián y Jorge Pizarro Cristi. “Ha sido una sorpresa la formalización, eso es facultad privativa del fiscal, él decide cuando la presenta y como lo he afirmado siempre, desde el inicio, espero que se aclare definitivamente”. El  24 de octubre de 2017 Pizarro fue reformalizado por delitos tributarios vinculados al financiamiento de la política en el marco del caso SQM, en la que el Ministerio Público levantó nuevos cargos en su contra.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital