Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Con varias medidas de seguridad y luego de siete meses, el Boulevard ubicado en Eduardo de La Barra con Cienfuegos, en La Serena, comenzó su funcionamiento desde el cambio de fase hacía el desconfinamiento. Hasta el momento, la evaluación de la primera semana de retorno, locatarios sacan cuentas alegres y refuerzan protocolos de prevención.

Desde marzo que los siete locales que componen en el espacio “Boulevard Foodtruck La Serena”, mantenían sus puertas cerradas tras las medidas sanitarias que comenzaron a regir por la pandemia de coronavirus. Finalmente, el pasado lunes, luego del cambio de fase en el plan Paso a Paso, pudieron que volver a funcionar bajo estrictas medidas de higiene para evitar contagios. 

En un ambiente de esperanza y entusiasmo, los locatarios evalúan de manera positiva la primera semana de reapertura en el espacio. Michael Godoy,  el autor de la iniciativa que ya lleva cuatro años en la comuna,  indicó que el periodo de cuarentena fue bastante difícil para quienes conforman el boulevard.

“En invierno fue complicado. Tuvimos que cerrar completamente, antes de la cuarentena, habían días que abríamos pero no convenía tanto porque ya no andaban muchas personas en la calle y era más costoso tenerlos abierto que cerrado”.

Frente a los días de confinamiento, el locatario sostuvo que “muchos aguantamos, pero otros prefirieron dedicarse a otro rubro, pero se mantuvieron los carros y llegó gente nueva. Fueron siete meses complicados”, agrega. 

Ante las dificultades y los temores de quienes aún se mantenían en el espacio, Godoy comenta que a diferencia de otros locales, “tuvimos suerte porque contamos con el apoyo de los dueños del terreno, donde ellos nos dieron facilidades, entendieron la situación e hicieron modificaciones económicas por este periodo. Nos permitieron poder aguantar el tiempo que mantuvimos cerrado. Estamos agradecidos”, comenta.

Desde el Foodtruck “Fertor”, Esteban Toro señaló que durante los últimos meses, continuaron trabajando en modalidad de delivery desde sus hogares. “Esta vuelta a la fase 3 para nosotros ha sido beneficiosa porque tenemos la ventaja que acá, el lugar es un patio de comidas abierto por naturaleza y ese mismo plus, nos ha jugado a favor. La gente llega en un lugar donde sentarse, donde comer algo rico y la verdad es que no ha resultado todo bien”, expresa.

Medidas sanitarias

Para mantener las normativas de higiene que demanda la pandemia, cada locatario tuvo que instruirse bajo los protocolos exigidos por la seremi de Salud.

“Ya en la fase dos nos regíamos con ciertas medidas que consistía en la venta delivery y ahora en la fase tres, podemos ocupar las mesas con ciertos parámetros, distanciamiento social y capacidad de aforo de 40 personas al interior. A la vez,  tenemos pantallas con instructivos para los clientes y cada carro cuenta con alcohol gel”.

Desde el Foodtruck “Alabama Bacon”, Sebastián Tapia precisa que durante la reapertura, “nos hemos adaptados a las medidas sanitarias que nos han solicitado. Ya vamos mejorando, levantando todas las ventas”, indicó el locatario quién además explicó que durante el retorno, “nos ha visitado la Seremi de Salud y nos ha hecho recomendaciones para considerar tanto al interior como en las mesas; con el uso del amonio cuaternario, el alcohol para sanitizar los espacios y cambiar las mascarillas”.

Cuentas alegres han podido percibir los siete locales del Boulevard La Serena y así lo confirma Patricia Guerrero del local “La Ruca Mexicana”, quien asegura que “durante el tiempo que ha pasado la pandemia, la gente ya comienza a ser más precavida, yo creo que ya se adaptaron a las normas preventivas y hay autocuidado. Nos ha ido bien. Para estar recién, las ventas han estado súper bien”, finaliza.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día