Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El siniestro que afectó a personas que habitaban una vivienda en calle Balmaceda ratificó que existe una vulnerabilidad que se repite en diferentes sectores de la conurbación. Los más desvalidos son los extranjeros que se encuentran en situación irregular.

Un preocupante hecho tuvo lugar en calle Balmaceda, a un costado del ingreso antiguo al estadio La Portada. Cerca de las 07:00 horas, se produjo un incendio en una vivienda en su tercer piso, que se trataba de una ampliación del edificio original y que se utilizaba para el arriendo de habitaciones, en condiciones de hacinamiento.

Si bien se investiga una presunta acción intencional, lo concreto es que ahí habitaban cerca de 6 personas, en su mayoría ciudadanos extranjeros, quienes tras el siniestro quedaron prácticamente en la calle. Es una situación que no es nueva, sino que se repite constantemente en el centro de la ciudad.

Un primer apoyo

Tras el incendio que se produjo en Balmaceda 1217, el comandante del cuerpo de Bomberos de La Serena, Ricardo Bruna, en conversación con El Día TV, señaló que “uno de los afectados habría comenzado el incendio, el que se propagó desde el tercer piso. Lo bueno es que Bomberos logró controlar la situación, porque se trata de viviendas que están pareadas. Se trataba de un grupo de personas diversas, donde había adultos, incluso un menor de 9 años. Lo importante, además,  es que cuando se realizan estas ampliaciones en las viviendas, siempre cuenten con los permisos necesarios de parte de la Dirección de Obras Municipales y de la SEC”, subrayó.

Respecto de la situación de las personas damnificadas, Bruna indicó que “fueron derivadas a través de la Municipalidad de La Serena, con asistentes sociales”.

Variadas situaciones 

Cuando tienen lugar este tipo de situaciones, es la Dirección de Desarrollo Comunitario la que se hace cargo de supervisar y respaldar a estas familias que sufren.

Jorge Salamanca, director de la Dideco  La Serena, en conversación con diario El Día, señaló que existen distintos mecanismos para ayudar a quienes quedan en total indefensión. “Efectivamente, la Dideco depende del Departamento Social. Y ese departamento, tiene asistentes sociales que se hacen cargo de estos incidentes. Para efectos de estas situaciones, tenemos un turno permanente que es 24/7, para atender emergencias como incendios o inundaciones. Lo que ocurre es que nosotros recibimos permanentemente la información de bomberos y ahí ponemos a disposición un vehículo para repartir colchonetas de urgencia, frazadas, cajas de alimentos o lo que nosotros tengamos. Incluso, en ciertos casos de pérdida total se ha gestionado una mediagua o un terreno donde instalarse”, sostuvo Salamanca.

En efecto, “en el caso del incendio de calle Balmaceda, la delegación de la Pampa envió un asistente social parta indicar inmediatamente, una vez ocurrido el siniestro, la atención de emergencia y ayudar con redes”.

Una vez hecho eso, se evacúa un informe social. “Por ejemplo, si hubo una pérdida total, se define cómo se les puede otorgar una ayuda monetaria, o con el Minvu para un subsidio de arriendo o postular a un subsidio de protección del patrimonio familiar para arreglar lo dañado cuando es posible”, subrayó Salamanca.

Factor Extra 

La situación se complejiza mucho más cuando se trata de extranjeros, más aún si no cuentan con la documentación al día. ¿Qué ocurre en esos casos, cuando necesitan un apoyo?  “Para las personas que no están regularizadas, no pueden acceder a ningún beneficio del Estado, nosotros tenemos una Oficina de Migrantes, a través de una red que hemos desarrollado, donde de todas maneras se les entrega algunas ayudas, pero puede darse el caso de que Contraloría nos solicite reponer los dineros a las arcas fiscales”, dijo el funcionario.

Pero, gracias a esta oficina, se les ha apoyado con ropa, incluso con hospedaje utilizando las mismas redes que tienen los migrantes. “Tenemos un contacto permanente con todas las colonias de extranjeros y hemos sido capaces de gestionar recursos con la empresa privada.  Estamos en condiciones de ayudarlos”, subrayó.

Algunas excepciones 

De acuerdo a lo manifestado desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo,  en ocasiones les llegan solicitudes de subsidios de reparación,  pero son ingresados por los mismos departamentos sociales de los municipios.

Si se trata de una casa sobrearrendada la que sufre un incendio, se trata de un tema entre privados. Pero si son los propietarios los que viven en una vivienda afectada,  se podría solicitar algún apoyo al  Minvu. Por contraste, si la casa es utilizada para arriendo ahí es difícil regularizar, porque está cumpliendo un fin comercial.

En tanto, el seremi de Desarrollo Social, Marcelo Telias, acotó que “estamos realizando un trabajo coordinado con diferentes servicios para vincular a las familias de nuestra región con la Red de Protección Social, que ahora tiene incluso una página web (www.proteccionsocial.gob.cl), y con mayor razón a quienes están en una situación de vulnerabilidad. En tal sentido, es fundamental el Registro Social de Hogares para acceder a los beneficios del Estado y poder postular los diferentes apoyos que brinda el Gobierno. Nuestra labor es ser el nexo entre las personas y las políticas sociales”, subrayó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X