Crédito fotografía: 
Cedida
Ex y actuales autoridades regionales manifestaron su descontento a través de una declaración jurada, puesto que consideran que la renuncia al crédito BID significa un daño a la región y a la relación bilateral con Argentina.

A inicios del mes de diciembre se conoció por voz del embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, que Chile había renunciado al préstamo otorgado por el BID para la iniciación de la megaobra Binacional el Corredor Bioceánico Central Paso de Agua Negra, pese al acuerdo al que se había llegado con el país trasandino. 

Por eso, y tras la confirmación del Ministerio de Obras Públicas (MOP), las críticas al gobierno central por esta decisión no tardaron en llegar, tanto por el retroceso que implica en el proyecto, como por el daño que el hecho podría producir en las relaciones con Argentina, puesto que, tal como lo indicó el embajador argentino, fue realizado de “forma secreta o muy privada”.

Ante este conflicto, este domingo se hizo pública una declaración jurada firmada por Ex intendentes, Ex CORES y Consejeros regionales actuales para comunicar su profundo rechazo a la resolución del gobierno, ya que indican que fue "una decisión clandestina" que representa un peligro para el proyecto del Túnel de Agua Negra, que se viene promoviendo desde hace más de 55 años, además de ser "un daño que se le ha hecho a la región y a la relación bilateral con Argentina".

La declaración está firmada por los ex intendentes Renán Fuentealba, Ricardo Cifuentes, Hanne Utreras; los Ex CORE Agapito Santander, Fernando Joo, Raúl Godoy, Osciel Velásquez, Gladys Barraza, José Montoya, Fernando Ortiz, Pedro Quico, Denis Cortes, Pablo Muñoz, Jose Fernandez, Miguel Angel Rebolledo, Hernan Flores y las actuales Consejeras y Consejeros Regionales, Lidia Zapata, Angela Rojas, Carlos Galleguillos y Lombardo Toledo.

En la misiva, las autoridades y ex autoridades regionales insisten en que "el hecho de renunciar a un crédito bilateral existiendo una entidad binacional que es el resultado de un tratado aprobado binacionalmente, constituye al menos, una evidente transgresión al principio de buena fe en la interpretación de los tratados que consagran la convención de Viena. Además de muchas otras normas vulneradas, esta es de máxima gravedad, puesto que clandestinamente se les ocultó esta decisión al país y muy especialmente a todos los habitantes de la Región de Coquimbo".

"Nos parece que esta manera de actuar es incomprensible y ofensiva para quienes vivimos en la Región de Coquimbo (...) Pareciera que nunca hubo real voluntad de este Gobierno por avanzar en el proyecto; siempre hubo dudas respecto del monto de la inversión, aun cuando estuviera aprobado un préstamo por parte del BID; desde el inicio del proyecto, el gobierno se caracterizó por dilatar o derechamente, no darle continuidad a la gestión de este ante el organismo internacional", manifestaron.

La declaración finaliza con una solicitud al Intendente, al MOP y por su intermedio al Presidente de la República, que se le explique a la comunidad de la Región de Coquimbo "por qué nuestro país desistió del préstamo BID, y por qué nunca se le informó de esta decisión" y con el compromiso de los firmantes de "ejecutar todas las acciones pertinentes para revertir esta mala decisión, y a apoyar aquellas adoptadas por el actual Consejo Regional en orden a conseguir este objetivo".

Cabe destacar que el Banco Interamericano de Desarrollo había decidido financiar la totalidad del proyecto del corredor binacional, (de un costo de 1500 millones de dólares), y los recursos serían pagados en un 72 por ciento por el gobierno argentino, en un plazo de amortización de 25 años. El 28 por ciento restante sería cubierto por Chile, en un periodo de amortización de 11 años.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X