Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El caso de los dos abuelitos que fueron estafados por una mujer y terminaron en un asilo, puso sobre la mesa la vulnerabilidad de este grupo etario frente a las mentes ambiciosas. Desde la Brigada de Delitos Económicos de la PDI, afirman que son el grupo más propenso a ser engañado, mientras que desde el municipio y la Seremía de Desarrollo Social continúan con las muestras de apoyo a las víctimas, que hoy viven en un hogar tras perder cerca de 50 millones de pesos.

“Amanecieron contentos. Querían que su caso se hiciera público para ver si así les llegaba la justicia y podían ubicar a esta persona”. Con estas palabras, la madre Isabel Tapia, directora del Hogar de Ancianos Nuestra Señora de Andacollo, reflejó cómo la pareja de abuelitos santiaguinos Ana Jiménez (85) y Enrique Sánchez (79), reaccionaron tras ver la publicación de su historia en Diario El Día, y, pese a los difíciles  momentos que les ha tocado vivir, se vieron reconfortados por las muestras de apoyo recibidas durante la jornada, desde particulares hasta instituciones. 

Leer también: Adultos mayores lo pierden todo por estafa y terminan en asilo de Las Compañías

Cabe recordar que Ana y Enrique fueron estafados por una mujer al año pasado, quien les ofreció ser su cuidadora cuando vivían en Santiago, los instó a vender su departamento para trasladarse a La Serena donde supuestamente había comprado una nueva vivienda y un automóvil, pero todo era falso. Algo de lo que sólo se percataron cuando llegaron a la zona y se vieron sin nada, quedando a la deriva y debiendo trasladarse a un hogar de ancianos, donde residen en la actualidad. 

Impacto social y de autoridades

La noticia generó impactó en las redes sociales, despertando la impotencia de la comunidad y también en las autoridades, quienes solidarizaron con los adultos mayores. El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, de hecho, ya conocía el caso desde hace algunos meses cuando la pareja llegó sin nada al municipio en busca de asesoría legal y social, ya que, a esas alturas, no tenían dónde quedarse.

“Yo los vi en esa oportunidad cuando vinieron acá y tenían un poco de temor de contar el drama que estaban viviendo. La verdad es que yo me alegro que se hayan decidido hacer público esto y dar un paso más buscando la justicia, porque la verdad es que esta gente que es capaz de estafar a los adultos mayores no tiene nada que aportar a la sociedad, y deberían estar en la cárcel”, precisó el edil. 

De igual manera, puso al departamento social del municipio a disposición de estas víctimas de estafa. “Les vamos a prestar asesoría jurídica, y lo que ellos necesiten, porque no es posible que habiendo tenido todo, a estas alturas, una persona de la peor clase los haya dejado en estas condiciones”, agregó Jacob. 

Desde el Senama, el Coordinador regional Pablo Elgueta expresó que el caso ya estaba en el Ministerio Público, ya que había sido derivado al ente persecutor por la Corporación de Asistencia Judicial. Por lo pronto, se debe esperar que la justicia actúe y que la policía reciba la orden de investigar a la presunta autora de la estafa identificada con las iniciales S.R.D.O. 

En un sentido muy parecido a lo sostenido por el edil Roberto Jacob, el Seremi de Desarrollo Social Marcelo Telias, insistió en que continuarían apoyando a las víctimas, y también hizo un llamado a otros abuelitos a denunciar cuando estén pasando por una situación similar.

“Es lo primero que deben hacer los adultos mayores, para que de esta forma nosotros podamos activar todas las redes de apoyo (…) Para nosotros son preocupantes estas situaciones que van en desmedro del adulto mayor por acciones de gente inescrupulosa. A esta pareja la vamos a apoyar hasta el final y esperando también que los tribunales pongan mano dura”, expresó Telias.  

El día menos indicado

La situación de los abuelitos Santiaguinos salió a flote en el día menos indicado, cuando se conmemoraba el inicio del mes del adulto mayor. Algo paradójico, según indicó la encargada de la oficina que resguarda los intereses de este grupo etario en el municipio de La Serena, la profesional Alejandra Rojas, quien también conocía la historia de doña Ana y don Enrique, y asegura que este tipo de casos no son para nada poco comunes.

“Lamentablemente, en este país no hay una cultura de respeto hacia el adulto mayor. Nosotros, a nivel comunal estamos constantemente recibiendo denuncias parecidas en nuestra oficina, al menos dos o tres veces a la semana”, indicó. 

Y lo más triste es que muchas veces quienes engañan a los adultos mayores no son desconocidos, sino que parte del mismo grupo familiar.

“Se ve mucho que entre nietos, se generan disputas por el dinero de los abuelitos, y terminan siendo estafados. En este caso, donde es una cuidadora tampoco es muy lejano a la realidad cotidiana que se vive en todas partes de Chile. Nosotros, cuando es pertinente derivamos los casos a la Fiscalía, pero ocurre que muchas veces también son los adultos mayores los que deciden no perseverar porque no les da el corazón para denunciar a sus familiares”, sostuvo Rojas. 

Víctima de los delitos económicos

Tal como señala Alejandra Rojas, son los adultos mayores los más propensos a ser víctimas de delitos económicos y, sobre todo, los que implican un engaño in situ, como los denominados “cuentos del tío”.

Así lo ratifica el subprefecto de la Policía de Investigaciones, Cristián Alarcón, jefe de la Brigada de Delitos Económicos, quien precisa que son tres los modus operandi más comunes que se han registrado en la zona. Primero, la falsificación de billetes en la que los abuelitos caerían fácilmente.

“Nosotros hace un mes aproximadamente tuvimos unos 15 casos de víctimas adultos mayores que cayeron embaucados por un sujeto que se dedicaba a falsificar, y les cambiaba billetes de 20 mil y 10 mil pesos, con el pretexto de poder sencillar. Y claro, los abuelitos que son más inocentes y generalmente tienen problemas a la vista se daban cuenta de esto recién cuando iban a utilizar los billetes y el dependiente de los negocios les hacía saber que eran falsos”, explica Alarcón. 

Pero esta no es la única forma de engañar a los ancianos. Según el policía, existe otro método utilizado en La Serena y en Coquimbo del cual se tienen al menos 10 casos.

“Otra forma de engaño a los adultos mayores que vimos mucho también durante este año, fue la del ‘cuento del tío’,  en que un sujeto se les acercaba a los abuelitos con un supuesto boleto ganador de la lotería, les decía que no sabía leer, y que les entregaba el boleto a cambio de cierta cantidad de dinero menor. Ahí se los llevaban a los cajeros automáticos, o a las casas de los abuelitos, si no tenían efectivo, para llevarse objetos de valor por ese boleto de lotería, que finalmente era falso”, relata el subprefecto. 

Y en tercer lugar está la forma en que engañaron a Ana y Enrique, en donde los estafadores se ganan la confianza de los ancianos y luego los dejan sin nada. 

Experiencias

Nadie está libre y aquello lo saben bien los adultos mayores que asistieron al lanzamiento del mes del adulto mayor en la municipalidad de La Serena.  

Quintín Espejo de 86 años, hace un mes tuvo que viajar a Santiago, y allí casi fue víctima de un timador. Asegura que iba caminando por la calle cuando un joven de mediana edad se le acercó afectuosamente diciéndole que era su familiar.

“El cabro llegó y hasta me dio un abrazo, me dijo que si me acordaba de no sé qué tía, que habíamos estado juntos en un par de navidades y que ahora necesitaba plata para viajar, yo como que dudé porque muchas veces a uno  le entra la duda, pero después me puse firme nomás, le hice el quite y me metí a una feria hasta que lo perdí de vista”, cuenta don Quintín, dejando claro que en cualquier lugar, y en cualquier momento, los estafadores están al acecho. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X