Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En una nueva y acalorada edición de Voces Al Día, se generó una fuerte discusión entre el abogado adherente de J.A Kast, Gonzalo Plaza, y el académico Eduardo Marín, luego que el primero dijera que la desigualdad era algo “natural” y manifestara abiertamente la necesidad de sacar a los militares a la calle dándole amplias atribuciones –incluso disparar a matar-, para restablecer el orden público. Marín respondió expresando que ese discurso era retrogrado y negacionista y que no se podían relativizar los derechos humanos.

Una nueva jornada de debate se realizó la mañana de ayer miércoles en otra edición del foro Voces Al Día, al que ya ha asistido más de una decena de invitados para buscar una salida a la crisis.

A 49 días del estallido social, todavía no hay soluciones y pese a los intentos del Gobierno, la gente no está conforme con las respuestas a las demandas. En el intertanto, se ha desatado una escalada de violencia la que, se pensaba, se vería mitigada en parte tras el Acuerdo por la Paz y una Nueva Constitución anunciada por el Congreso nacional, en la que se llama a un plebiscito en el mes de abril para que sean los propios ciudadanos los que decidan si quieren una nueva carta fundamental y de ser así, qué metodología quieren utilizar para elaborarla.

Pero todo se ha entrampado. Las divisiones de siempre vuelven a la palestra y la paz social parece estar lejos de recuperarse. De hecho, a estas alturas las fuerzas policiales han reconocido estar superadas por los manifestantes violentos y a la vez, seriamente cuestionados tras dos informes de organismos internacionales que concluyen que han vulnerado los derechos humanos.

Sobre esto, en un acalorado diálogo intercambiaron ideas Gonzalo Plaza, dirigente movimiento republicano, y abogado Universidad de Chile; Pedro Prado, asesor previsional; Eduardo Marín, académico y magíster en Políticas Públicas; y Patricio Araya, presidente de la Cámara de Comercio de La Serena.

Un no al cambio de Constitución

El primero en abrir los fuegos fue Gonzalo Plaza, quien enumeró las que, según dice, son los caminos que se han planteado como una alternativa al problema social, que irían desde la Asamblea Constituyente hasta un Gobierno Militar. “Hablamos de un diálogo nacional, pero sabemos que sería muy difícil, se ha hablado de los cabildos, de hecho se han realizado pero no tienen fuerza vinculante (…) Respecto a la Asamblea constituyente tiene que ver con nombrar a diferentes gremios donde ellos serían los verdaderos constituyentes que es una mecánica que el Partido Comunista, el Frente Amplio y otros de esa línea han venido propugnando desde hace mucho tiempo, pero esa asamblea que tiene mucho aroma a Venezuela a Cuba a mí no me parece que vaya abrir muchos caminos”, expresó.

Tampoco comulga con la idea de solicitar la renuncia a Piñera. “La Acusación Constitucional no tiene ningún sentido”. Por lo mismo, su postura y la del propio movimiento republicano es que no se realice una nueva constitución, para no tocar el modelo. “Queremos que se respete y que se mantenga la constitución de 1980 porque estimamos que ha creado un país y un sistema que ha funcionado. Que ha hecho de Chile uno de los países más avanzados en el vecindario. Es evidente que hay anomalías, pero no se le puede echar la culpa a la constitución”, precisó. Eso sí,  aseveró que de ganar la opción SÍ en el plebiscito del mes de abril, lo aceptará y entrarán en el debate de los contenidos de la nueva carta fundamental.

El sistema dañó a la comunidad

Pedro Prado Moreno, se refirió al estallido social en sí mismo, y aseguró que viene desde hace mucho antes pero era subterráneo y ahora simplemente se visibilizó. “Esto se produjo porque hay un deseo por encontrarle un sentido a la comunidad de una nación, pero esta comunidad ha sido dañada en el cuerpo y en el alma por un extraño experimento que se implementó en el país que es el sistema neoliberal que ingresó al escenario de la comunidad nacional en las sombras, y que es contrario al bien común”, sostuvo Prado.

En esa línea, el experto asegura que las AFP “fueron un instrumento magistral del neoliberalismo a través del cual se hizo visible y se comenzó a fraguar y a pensar todo para generar dinero sin un control del Estado”, expresó, por lo mismo, desde su visión como asesor previsional, se hace fundamental cambiar el sistema de pensiones. “Las medidas que el Gobierno ha tomado hasta ahora son medidas parche, y no resuelven nada”, enfatizó.

Dura respuesta de Marín

Cuando el profesor Eduardo Marín tomó la palabra, se refirió a los dichos del dirigente del movimiento republicano, Gonzalo Plaza, aseverando que sus argumentos no estaban acorde con la realidad actual. “No entiendo cómo alguien puede hablar de un Gobierno de Unidad Nacional con militares, o cuando hablas de asamblea constituyente constituida por gremios (…) Creo que Gonzalo comete un error en dividir a la sociedad entre ‘nosotros los sensatos, y los todos los demás comunistas’, cosa que es un error, como también lo es no entender que el estallido social se produce fundamentalmente por la desigualdad la que se produce en gran medida por la camisa de fuerza que es la actual Constitución”, argumentó Marín.

Defendió a los manifestantes y aseveró que en su mayoría lo hacían pacíficamente. “No creo que haya nadie en su sano juicio que no condene los actos delictuales, pero sin embargo el 67% de las personas quiere seguir movilizada. Entonces tenemos que hacer la diferenciación entre un fenómeno que es el movimiento social y los actos delictuales”, sostuvo.

El comercio

El presidente de la Cámara de Comercio de La Serena Patricio Araya, se desmarcó de las ideologías, señalando que en el gremio “hay de todo. Somos respetuosos de la democracia”. Hizo una llamado a que los políticos se pongan de acuerdo y elaboren pronto un marco social en el que a partir de ahora, las pequeñas y medianas empresas se van a poder mover. “Quiénes más que nosotros queremos que las personas reciban mejores remuneraciones, que se pensionen dignamente, pero yo le pido a los movimientos sociales que ya basta de hablar. Y aquí voy a las marchas, porque nosotros hemos dañados profundamente. Hay gente que se ha llevado mercadería a sus casas para cuidarla y ha habido despidos lo que es muy lamentable”, precisó.

Restablecer el orden público

Gonzalo Plaza respondió a lo referido por Marín, agregó que hoy día existía la necesidad de restablecer el orden público antes que cualquier cosa. “En este contexto yo prefiero a los militares en la calle, bajo cualquier contexto, puede ser bajo el Estado de Excepción, pero es necesario. Cuando desde la mañana tenemos actos delictuales, para poder entendernos, porque con los violentistas no se puede dialogar, hay que tener orden público, y eso se consigue con los militares en la calle”, enfatizó Plaza.

Consultado respecto a las atribuciones que tendrían los militares, y si él les daría la libertad de disparar incluso con el riesgo de matar a una persona manifestó que “absolutamente. En Estados Unidos si usted le saca un arma a un policía el policía le dispara sin más ni más, en Canadá lo mismo (…) Si acá decimos basta a la violencia, entonces que Carabineros se vaya para la casa mejor”, indicó.

Respecto a la desigualdad, no le parece un problema ya que considera que es algo natural en el ser humano. “Los seres humanos somos totalmente desiguales y no quiere decir que yo esté a favor de la desigualdad social (…) A mí me da lo mismo que alguien tenga más, con tal de que el de abajo esté bien”, sostuvo.

Eduardo Marín refutó que enérgico. “No es posible que en el siglo XXI estemos pensando en los militares para solucionar las cosas. Yo sé que ese es un discurso construido de la ultraderecha. Cuando usted habla de sacar a los militares a la calle a matar está negando un derecho fundamental como es el derecho a la vida”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X