Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En Chile menos del 10% de los decesos por covid-19 corresponden a adultos mayores en hogares, una realidad opuesta a lo sucedido en países del viejo continente. En la región se han registrado seis brotes al interior de estos recintos, solo uno de ellos con resultado fatal, lo que responde a un trabajo colaborativo y de compromiso de los cuidadores y directivos de los diversos ELEAM.

Cerca de 20 mil adultos mayores en residencias y establecimientos de larga estadía - y se estima que la cifra es mayor- han fallecido por covid-19 en España, uno de los países con más decesos de este grupo etario, el que representa a un 67,8% del total de muertos por coronavirus en ese país.

Una situación diametralmente distinta a la que vive Chile, ya que según datos otorgados por Ley de Transparencia al medio La Tercera, hasta la fecha han fallecido 1.114 personas de la tercera edad en hogares de ancianos y ELEAM del país, siendo 993 de ellos de la región Metropolitana, es decir, un 89%.

Ahora bien, la realidad del país europeo sirvió como experiencia local, puesto que las estrategias y medidas para mantener protegido a este grupo, dentro de los recintos, han tenido resultados positivos, ya que del total de muertes en Chile un 9,7% corresponde a decesos en ELEAM.

Es por eso que, en cuanto se tuvo conocimiento de los primeros casos de la enfermedad en Chile, se implementaron medidas a favor de proteger la salud de este grupo vulnerable, prohibiendo las visitas a los hogares y decretando cuarentena obligatoria para toda la tercera edad dentro de las residencias.

Estrategias con resultados favorables, al menos en la región de Coquimbo, donde se han registrado 6 brotes de la enfermedad con al menos 28 contagiados y solo un fallecido en establecimientos de larga estadía.

Una realidad que al menos en la región ha sido posible por la preparación y coordinación que ha existido en estos recintos, los que desde el primer momento implementaron estrategias de contención y también protocolos de acción para casos de contagios.

Al menos así lo destacan en Fundación Las Rosas, donde realizaron un trabajo de separación al interior del establecimiento con el fin de mantener distancia en la población de adultos mayores ante la llegada del virus.

Medidas estrictas que comienzan desde el ingreso a la fundación, donde se requiere de una declaración jurada para ello, siguiendo por toma de temperatura, desinfección de manos y zapatos, así como separación camarines, lavado de uniformes en el recinto, entre otras.

“Tuvimos que subdividir el hogar en cuatro recintos que funcionan de manera autónoma, entonces en caso de ingresar un caso o una sospecha queda acotado a un lugar y a un número de cuidadoras” explicó su director administrativo, Leonardo González.

Dicha división, además de una permanente trazabilidad, han impedido que el virus se propague en su interior cuando ha habido sospecha o contagio en alguno de sus cuidadores, manteniendo el lugar libre del coronavirus.

María Claudia Droguett, Integrante del Directorio de la Fundación Antonio Farre Azorin, contó que el buen desarrollo de la pandemia ha sido gracias a una labor mancomunada de diversos organismos, además de un compromiso constante de sus colaboradoras y profesionales.

“Desde marzo en nuestra institución se implementaron diferentes medidas de seguridad e higienización, además de los protocolos sobre el uso de los elementos de protección personal. Otra estrategia fue el trasladar al personal en vehículo particular desde sus casas a la institución, en la ida y vuelta, la cual fue muy efectiva para evitar contagios” expresó.

Agregó que lamentablemente una de sus funcionarias adquirió el virus en una actividad privada, infectando al personal y gran parte de sus usuarias que en su mayoría fueron asintomáticas, a excepción de dos que tuvieron que ser hospitalizadas, recuperándose solo una de ellas.

Droguett destacó el apoyo y aporte que durante estos meses han recibido de diversos organismos, como el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), con quienes han tenido permanente contacto y un trabajo colaborativo, impresión que también entregó González de Fundación Las Rosas.

Es por eso que El Día intentó recoger la opinión y el trabajo en materia preventiva realizado por SENAMA sin lograr una respuesta por parte del organismo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día