Crédito fotografía: 
Cedida
La autoridad aseguró que “recién estamos comenzando el peak de la pandemia”, por lo que llamó a planificar un cierre adelantado del año escolar. También cuestionó el hecho de las tiendas sigan abiertas. Por otra parte, abordó el problema del agua en los campamentos luego que el INDH presentara un recurso de protección que apunta a la responsabilidad tanto de la casa edilicia como la Seremi de Salud, al no garantizar el suministro en medio de la crisis. En esa línea precisó que ellos son los únicos que han estado llevando agua a estos sectores y que aquí existen otros organismos los que deben responder.

En conversación con Abriendo El Día, de El Día TV, el alcalde de La Serena Roberto Jacob analizó la situación actual del Covid-19 en la capital regional, esto en el contexto del aumento explosivo de casos que se están registrando en la región.

Asegura que el peak todavía no llega y se hace necesario extremar medidas preventivas y tomar decisiones rápidas, una de ellas, por ejemplo, dar por zanjado el tema de las clases y asumir que no hay forma de culminar el año escolar. 

-Se dice que estamos en el peak, ¿está de acuerdo o cree que se vienen peores registros?

“Yo creo que estamos empezando el peak, que es distinto. Cuando tú vez que esto va creciendo todos los días la cantidad de afectados es porque el peak está partiendo, pero no hemos llegado a la meseta que dicen muchos, que es cuando las cifras se mantienen más o menos parejas, porque hay que ver cuánto se mantiene esta meseta y cuándo debería empezar a bajar. Yo creo que estamos recién en la curva ascendente”. 

-En ese sentido, ¿insiste en que ya hay que suspender y dar por cerrado el año escolar? 

“Yo creo que es imposible que este año tengamos clases presenciales, porque que vayan dos meses o tres meses, sólo va a significar que tengamos más contagios y no debiese ser. Lo que yo dije es que ya deberíamos preparar una estrategia pensando en que no vamos a tener las clases presenciales, deberíamos ser más prácticos pensando en la posibilidad de terminar el año, porque tampoco se trata de terminarlo si no tenemos una estrategia de cómo lo vamos a hacer a futuro”.

-Aquí se ha evidenciado la brecha digital, hay niños que no pudieron tener clases online…

“Bueno, por ejemplo esos niños ya perdieron la mitad del año, ya lo perdieron porque no tenían los medios para tener un computador, no tenían los medios para tener una impresora, etc. Por lo tanto esos niños no van a recuperar en tres o cuatro meses todo este tiempo, ellos ya lo perdieron. Hay otros que sí teniendo los medios económicos claro que lo pueden hacer, y por lo tanto yo creo que aquí lo que hay que hacer es que todos pasen, no podemos dejar repitiendo a nadie y que el próximo año se refuerce la educación, con mucho más exigencia para poder normalizar, o en el fondo nivelar lo que se ha perdido este año”. 

Cuarentena y atribuciones

-¿Qué puede hacer desde el municipio para evitar los contagios mientras no exista una cuarentena?

“Hemos intentado hacer muchas cosas, como cerrar el comercio, las grandes tiendas. Eso yo lo hice pero me presentaron un recurso de protección y me dijeron ‘ustedes señores no tienen las facultades para cerrar ni las grandes tiendas ni los malls así que absténgase de hacerlo’. Ahora la contraloría sacó un dictamen diciendo que los alcaldes no tenemos ninguna facultad para cerrar tiendas ni nada, y si tienen las tiendas abiertas cómo le dices a la gente que no venga al centro, o sea, la gente dice que si tienen abiertas las tiendas es porque podemos ir a comprar, si tienen los malls abiertos es porque podemos ir a pasear, entonces, ante eso creo que se cometió un tremendo error, el error de entregarles las herramientas a la gente para que salga a la calle”. 

-Pero la gente también debe tener autocuidado…

“Pero claro que sí. Yo encuentro absurdo que las municipalidades tengan que hacer ordenanzas para que la gente use mascarillas. Cada uno tiene que ser responsable y tener autocuidado, porque si no se cuidan ellos, no podemos ponerles un inspector a cada uno para que usen la mascarilla. De igual forma creo que nuestras facultades como municipio han sido minimizadas, no se nos ha permitido tomar medidas más radicales o más drásticas para impedir que la gente venga al centro.

A estas alturas las cajas de compensación y los bancos ya deberían haber inventado un sistema para ir a dejarle a la gente su platita a la casa y no hacer que los jubilados vengan y tengamos filas todos los días (…) También hay que ponerse en el lugar que tiene que salir sí o sí, porque tiene que comer, entonces tener las calles absolutamente vacías es imposible, pero sí se pueden minimizar la cantidad de personas. Entonces, antes de hacer una cuarentena total tienen que haber medidas del gobierno que le permitan subsistir a las personas esos días de la cuarentena”.

Las cajas

-¿Ustedes están coordinando ya la entrega de cajas de alimentos? 

“Sí, el fin de semana llegaron 2 mil de las 15 mil que tendrían que llegar. Ahora, hay que dejar en claro que las cajas las entrega el gobierno, pero esto no va a dejar satisfecho a nadie, porque nosotros tenemos aproximadamente 56 mil familias vulnerables que son las que tenemos catastradas en la ficha social, por tanto tendremos muchos problemas porque la gente va a cargar con el municipio cuando vea que no alcanzan. Mucha gente va a quedar sin caja, hoy día ya se están peleando cuando ni siquiera las repartimos”. 

El agua en los campamentos 

-Vamos al tema de los campamentos. ¿Cómo tomó el recurso de protección que interpuso el INDH?, a favor de los habitantes de estas tomas porque supuestamente el municipio y la Seremi de Salud no están garantizando que ellos prevengan el Covid, fundamentalmente por la falta de agua…

“Primero, nosotros les tenemos instalados tres estanques, de hace no dos días sino que desde aproximadamente el 20 de mayo, que los instalamos de acuerdo a lo que nos dijeron los dirigentes de los vecinos. Ellos alegan que querían 8 estanques pero 8 estanques de cinco mil litros. Nosotros tenemos instalados dos de 10 mil y uno de 5 mil, y resulta que al final, al término de la semana sobra el agua y hemos tenido que botarla. Ellos sí tienen agua, agua que la compramos como municipio, aunque a quienes les corresponde hacerse cargo es a Bienes Nacionales, y en una Pandemia es el Servicio de Salud el que tiene que garantizar que estos sectores tengan las medidas sanitarias mínimas, y la Onemi tiene servicios de agua, pero todos le cargan la mata al municipio.

Si el INDH presenta un recurso de protección que lo presenta a varias instituciones, no sólo a nosotros. Si ahí lo que tienen que hace, más que llevar agua, es normalizar de una vez por todas la situación de estos campamentos. Hoy todo el mundo se lava las manos y el municipio tiene que cargar con todo eso. Yo hoy día estoy llevando agua y lo hago al filo de la ley y no por presiones, porque creemos que la gente tiene derecho al agua”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X