• Cadena de Favores ayudando con alimentos y una mano amiga a criancero de Majada Pequenes en la zona rural de La Serena.
Crédito fotografía: 
Cedida
Gracias a la colaboración de los alcaldes de La Serena y Coquimbo, la agrupación humanitaria de Gustavo Heise, podrá seguir operando –de una manera distinta- mientras dure el confinamiento. Sí bien el líder solicitó tener libertad para transitar debido a la alta demanda alimenticia, las autoridades le pidieron acatar los permisos vigentes.

Desde que el Ministerio de Salud anunció que las comunas de La Serena y Coquimbo retrocederían a la etapa de cuarentena, debido al aumento sostenido de casos con coronavirus, Gustavo Heise, líder de la Cadena de Favores, expresó una profunda preocupación.

Y es que asegura que en tiempos difíciles y bajo un confinamiento total, la asistencia que brinda junto a sus colaboradores adquiere un carácter esencial. Es por eso que rápidamente se informó acerca de los permisos que existen para poder desplazarse en ambas ciudades.

Para sorpresa suya, ninguno de los documentos disponibles en la Comisaría Virtual le permite seguir con el trabajo que viene desarrollando desde el estallido social, en octubre del año pasado. Sin embargo, no bajó los brazos y buscó alternativas para que Cadena de Favores siguiera adelante.

Esperando noticias

El pasado miércoles, el profesional comentó a El Día que estaba a la espera de algunas respuestas que le darían las autoridades gubernamentales y de orden para ver si existía la posibilidad de contar con algún permiso especial o un salvoconducto.

“Lamentablemente y pese a exponer una solicitud formal, las autoridades desestimaron hacer alguna excepción. No accedieron a ninguna medida y es un contrasentido porque los delivery están entregando comida a la gente que puede pagar y nosotros estamos entregando alimentos a los que no pueden”, detalló.

“A mí no me dieron ninguna opción para tener libertad de movimiento, tampoco a los 12 repartidores que tenemos en las dos comunas, pero afortunadamente contamos con la buena disposición de los alcaldes”.

Heise contó que le sugirieron usar el permiso que permite entregar alimentos u otros insumos de primera necesidad a adultos mayores y que tiene una duración de 2 horas, “para nosotros eso nos complica porque repartimos en distintas partes y no es sólo a adultos mayores”.

Sigue funcionando

Para Heise el desánimo no estaba dentro de las posibilidades y tal como dice el nombre de su fundación, la cadena de favores funcionó y serán, finalmente, los municipios de La Serena y Coquimbo quienes harán el nexo y entregarán los productos a las más de mil familias de la conurbación que hoy esperan una mano amiga.

“Pero no todo ha sido malo, por estos días voy a tener el apoyo de las municipalidades de La Serena y Coquimbo, los dos alcaldes se comprometieron y nos van a facilitar las camionetas y será el personal municipal quien hará las entregas”, agregó.

Lamenta que sus 12 colaboradores se vean imposibilitados para hacer lo que los motiva, sobre todo en un momento complejo económicamente, sin embargo, confiesa que seguirán adecuando algunas actividades mientras dure el confinamiento, porque el fin es uno solo: seguir con la Cadena de Favores.

“A mí no me dieron ninguna opción para tener libertad de movimiento, tampoco a los 12 repartidores que tenemos en las dos comunas, pero afortunadamente contamos con la buena disposición de los alcaldes. Los funcionarios municipales irán a buscar las cajas y ellos las repartirán y esos nos alegra”, manifestó.

Información cruzada

Para Heise no existen las limitaciones y Cadena de Favores tiene su atención, pero también su corazón. Su objetivo siempre ha sido ayudar a los más desvalidos, aquellas familias que han sido excluidas de ayudas gubernamentales.

Sólo en La Serena y Coquimbo son más de mil los hogares donde llega con alimentos y un saludo fraterno, en sectores como La Antena, Las Compañías, El Olivar, Condoriaco, Coquimbito, Santa Gracia, en la capital regional, mientras que en los lugares del puerto que concentran la mayoría de los casos está la parte alta, el centro, San Juan  y Tongoy.

“Yo cruzo toda la información, no entrego ayuda solo por entregar, y lo hago para que aquella gente que no es beneficiada por el gobierno reciba y no haya duplicidad de beneficios. Todos los días me llegan más de 200 casos y vemos que aumentan cada día”, enfatizó.

Sentimientos encontrados

Las autoridades sanitarias de la región se mantienen constantemente monitoreando el desarrollo de la pandemia y si bien la cuarentena se decretó por 7 días, es posible que se extienda si no se cumplen los objetivos.

En ese sentido, Gustavo Heise dijo que albergaba sentimientos encontrados, por una parte siente que es esencial mantener el apoyo a esas familias, pero por otra dice que la medida es necesaria para contener la propagación del virus. Es más, asegura que de aquí en adelante las necesidades alimenticias serán más abundantes y Cadena de Favores estará preparada.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital