Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Una de las primeras misiones que tendrán será desalojar al comercio ambulante para permitir el desplazamiento normal de las personas por las veredas y permitir la reactivación del comercio formal que ha sufrido saqueos y enormes bajas en sus ventas. Se elegirá a personas capacitadas para dichas funciones y estarán 3 meses.

Un total de 15 guardias de seguridad, los que se sumarán a los 12 con que ya cuenta el municipio, serán contratados por tres meses en La Serena, con el objeto principal de sacar a los vendedores ambulantes del centro de la ciudad y apoyar en el resguardo, dentro de lo que permite la norma.

La información la dio a conocer el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, quien dijo que se seleccionará a personas que estén capacitadas para realizar estas funciones y que serán seleccionadas por un equipo especial.

“Esto no da para más, así que voy a meterme la mano al bolsillo, voy a invertir y voy a contratar a 15 guardias  de seguridad para que controlen el comercio ambulante en el centro y si tenemos el apoyo de Carabineros, mejor todavía”, dijo el edil, quien añadió que si era necesario que realizaran otras tareas de seguridad y vigilancia que la ley les permite, lo harán.

Con experiencia

Consultado qué tipo de personas son las que serán contratadas, el edil aseguró que será gente con experiencia, “pueden ser exgendarmes, guardias de seguridad que tengan el curso del OS-7, entre otros. Habrá una comisión que los va a elegir y esperamos tener todo listo al 15 de diciembre”, indicó.

Según Roberto Jacob, No solo busca despejar las calles y veredas que los ambulantes se las han tomado literalmente, sino que también permitir que el comercio establecido, que ha sufrido robos y saqueos, se reactive.

La idea es que los nuevos guardias permanezcan en el centro de la ciudad y partan en las primeras horas de la mañana, incluso antes de que lleguen a instalarse los ambulantes.

Para dirigir tránsito

Consultado el alcalde serenense si se contratará personas para dirigir el tránsito como lo han hecho otras comunas del país, donde el daño a los semáforos ha sido tan alto como en esta ciudad, Jacob Jure contestó que no, puesto que “aquí mayor problema con el tránsito no hemos tenido, porque pareciera ser que la gente manejara con mucho más cuidado al saber que no hay semáforos y hemos tenido mucho menos accidentes, cosa muy extraña, pero resulta que ahora todos llegan a las esquinas con precaución”.

Medida aceptada

La determinación de contratar guardias de seguridad paras que resguarden el centro de la ciudad fue bienvenida por los comerciantes establecidos, mientras que en el público había posturas disímiles.

El presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, Patricio Araya, calificó la medida como acertada, indicando que “cualquier medida que vaya  a la protección del centro de la ciudad, que permita transitar libremente es bienvenida”, dijo.

El dirigente explicó que históricamente ellos han solicitado que se saque a los ambulantes de la calle y que han sostenido numerosas reuniones con el edil donde le han planteado estos problemas.

Argumentó que con el estallido social en el país y que afecta a La Serena, la pululación de los ambulantes se ha tornado impresionante.

De todas formas se mostró partidarios del diálogo, que no sean sacados de manera violenta. “Hay que tratar de hablar con ellos para que se vayan a otros lugares y que no estén ocupando las veredas que son de libre circulación, dejando todo sucio el centro, lo que da bastante pena, ya que ahora están ocupando la calzada por ambos lados”.

Merma en las ventas

El presidente del gremio de los comerciantes dijo que los vendedores ambulantes les producen mermas en sus ventas, lo que han hecho saber en todos los tonos a la autoridad, “porque es una competencia desleal. En primer lugar, no se sabe de la procedencia de la mercadería. Segundo, esto atrae delincuencia, no es que ellos sean delincuentes, sino que  se hospedan los delincuentes donde hay aglomeraciones, ahí se produce la delincuencia”.

Sin impuestos

Patricio Araya mencionó que los vendedores informales no pagan impuestos, no tienen personal contratado, no deben cancelar ningún tipo de arriendo. En definitiva, no tienen gastos, por lo tanto, la competencia era desleal. Y a todo lo anterior, se sumaría que el centro de la ciudad no fue diseñado para contener comercio ambulante, fue hecho para el libre tránsito de las personas.

Los peatones

Precisamente son las personas que circulan por las calles de La Serena las que tienen visiones disímiles referente a los vendedores ambulantes.

Sara Véliz, estudiante de derecho, mencionó que “no me parece que se instalen de esta forma en las calles obstaculizando el paso a las personas, además que dañan al comercio establecido, que por estos días ha sufrido más que nadie con los saqueos. Hay que sacarlos”.

Ruth Vega, dueña de casa, se muestra favorable, indicando que “no me molesta que vendan en la calle, prefiero que obtengan dinero honradamente y no anden delinquiendo. Además, siempre venden más barato. Yo son de las que compra cosas, hasta ropa para mis perros he comprado en la calle”.

julio Ponce, conductor de una empresa privada, indica que “se les debería otorgar un espacio para que trabajen, si al final nunca los vana a eliminar, creo que hay que ordenarlos y darles permisos por semanas o meses y según su comportamiento que se les permita trabajar”.

“Yo creo que está mal, hay que proteger el comercio”, dijo Juan Millán.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X