Crédito fotografía: 
El Día
El diputado de la UDI admitió que un paso fundamental para encontrar soluciones es que la paz social vuelva a reinar en Chile.

Si una cosa tiene clara el diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI) es que hoy la clase política tiene que estar a la altura.

El legislador plantea que el país vive una crisis frente a una ciudadanía empoderada, “donde esperan que se entreguen soluciones a problemas que nuestra gente tiene en su quehacer diario. Son problemas que van desde cómo llegar con un sueldo a fin de mes a cómo tener acceso a una salud mucho mejor, menos precarizada…acá la gran responsabilidad ha estado en la dirigencia que no ha sido capaz de traducir en soluciones estas demandas”.

Es por ello que plantea que el Congreso debe legislar las prioridades pedidas por la gente como pensiones, mejoramiento en la salud, educación, entre otros”.

-Cuando señala que la gran responsabilidad es de la dirigencia que no ha sido capaz de traducir soluciones a las demandas sociales. ¿A quién apunta esa dirigencia? 

“Acá varios políticos e incluso ex intendentes han criticado las gestiones que ha realizado el gobierno de Sebastián Piñera, pero mi pregunta es qué se hizo en los gobiernos anteriores frente a las demandas que la ciudadanía estaba levantando.

Recuerdo perfectamente que el tema de las pensiones, la salud, educación y otros no son temas nuevos y vimos a sucesivos gobiernos de la actual “Nueva Mayoría” que simplemente no hicieron nada, perjudicando fundamentalmente a la clase media con temas como el CAE, las concesiones, una reforma tributaria que caló profundamente en las Pymes….no olvidando que el empleo y la inversión se postergó en la región con el rechazo al Proyecto Portuario Dominga ….entonces no vengan a rasgar vestiduras, porque hay que tener un poco de autocrítica”. 

-¿Cuál es el camino para encontrar soluciones que hoy está pidiendo la ciudadanía?

“Un requisito fundamental para ello es que exista la paz social. Lamentablemente vemos un grupo de nuestra sociedad que no entiende que no se justifica llegar a una situación de conflictividad para cambiarlo todo, pero es un grupo minoritario. Acá lo que más nos ha pedido la gente, además de buscar las soluciones, es que podamos conversar, independiente de que tengamos legítimas diferencias ideológicas y busquemos soluciones”.

-¿Y cómo logramos ese primer paso?

“Reitero que como primer paso necesitamos tener una paz social en que la herramienta fundamental siempre será el dialogo. Pero hoy día no lo estamos viendo. Actualmente la gente está atemorizada, los vecinos se están defendiendo con sus propios medios. Estamos frente a una psicosis de que en cualquier momento te van a saquear, que en cualquier momento te van a apedrear el auto, que en cualquier momento vas a sufrir un acto de violencia en tu integridad física... Como alguien dijo en estos días, debemos escuchar con orejas grandes y sintonizarnos con la ciudadanía, de manera que la gente sienta que los grandes progresos que hemos tenidos sea por ellos. No podemos seguir en la misma dinámica de país donde todos se critican, donde nada es suficiente”. 

Las debilidades al descubierto

-La ciudadanía apoya las manifestaciones pacíficas, pero critica abiertamente la extrema violencia y la actuación de algunos adolescentes y jóvenes en estas marchas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

“A quedado al descubierto que carecemos de un sistema de inteligencia que haya podido prever lo que está ocurriendo. Paralelamente, carecemos de una legislación que defienda al ciudadano que perfectamente se puede manifestar de forma pacífica, pero que ha quedado indefenso frente a la situación de esos vándalos, sumado a las tremendas perdidas que han tenido las Pymes y muchas de las cuales están en una difícil situación.

Aquí la propuesta es bastante simple, tenemos que modificar nuestra legislación penal, estableciendo una nueva legislación que se adecue a las nuevas necesidades, otorgándole facultades a Carabineros siempre con un estricto respeto a los derechos de los ciudadanos, tenemos que aumentar ciertas penas para que el violentista no se sienta con la impunidad de que frente a cualquier hecho no va a recibir sanción alguna. Hoy estamos trabajando en una Agenda Social, que abarca diferentes temas como pensiones y salud, pero el trabajo en el ámbito de poner mano dura a la delincuencia no debe parar, debe aplicarse todo el rigor de la ley y no quedar en la impunidad”. 

-Tras los destrozos y daños que ha sufrido la propiedad pública y privada en La Serena y Coquimbo ¿Cuáles medidas se deben considerar?

“A nivel regional primero debemos recuperar nuestra paz social que es fundamental. Paralelamente debemos focalizar los recursos del FNDR principalmente con las pymes, y con nuestro turismo. En el pasado fin de semana largo prácticamente la industria turística sufrió las consecuencias de todos estos hechos, vimos como nuestras pymes no van a poder seguir generando empleos como lo estaban generando, considerando que viene una época estival para la cual también se han preparado. De hecho, lo más posible es que muchas pymes quiebren si no se llega con una ayuda inmediata. Entonces, si queremos recuperar nuestra economía regional, el Gobierno  se tiene que focalizar también en las pymes.  

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X