Crédito fotografía: 
El Día
El pasado 12 de noviembre más de 80 funcionarios municipales quedaron sin oficinas luego que la Ex Estación de Trenes fuera incendiada por encapuchados durante una manifestación. El municipio de La Serena comenzó la reubicación de sus trabajadores para no ver afectados los servicios en la comunidad.

Por Javiera Sánchez

Semáforos y cámaras de vigilancias destruidas, daño a edificios públicos y privados, así como de inmuebles patrimoniales son algunas de las consecuencias de la violencia que algunas personas generan durante las manifestaciones.

Daños que no solo afectan a los servicios y autoridades, sino a la propia comunidad que es quien hace uso de los beneficios que se entregan.

Así fue el caso de diversos edificios públicos, tales como la ex Estación Ferroviaria de La Serena, inmueble patrimonial ubicado la Avenida Juan Bohón 403 donde atendían diversas oficinas municipales.

Dirección de Turismo, de Extensión, OPD, Unidad de Patrimonio, la Oficina de la Mujer, Niñez, de la Juventud e Indígena, eran los departamentos ubicados en aquel edificio, el que sufrió considerables daños en infraestructura y equipamiento, dejando a los funcionarios sin un espacio físico para realizar sus labores.

Es por eso que la Municipalidad de La Serena, a través del Jefe de Administración, Gonzalo Arceu, debió buscar alternativas para reubicar a los 86 funcionarios que allí trabajaban con el fin de que los usuarios y la comunidad no se vean afectados.

“Todas las oficinas municipales que funcionaban en la ex estación de Trenes se encuentran reubicadas en este minuto en diferentes recintos municipales los cuales están en su proceso de instalación de las redes computacionales para entrar próximamente en función. Nosotros pensamos que a partir del día viernes ya podrán empezar a atender en forma permanente a la comunidad y estamos haciendo todo lo posible para que de esa forma sea” comentó Arceu.

La Dirección de Turismo contempla los departamentos de Gestión Ambiental, Turismo, Convention Bureau y de Patrimonio y está a cargo de Margarita Riveros, quien señaló a El Día que las 20 personas que corresponden a su dirección fueron relocalizadas en la Casa Jiliberto, donde actualmente se encuentra la delegación municipal del centro.

Asimismo, Riveros agregó que otros departamentos habían sido ubicados en La Portada, en la casa de Ex Cema Chile, entre otros establecimientos.

Pérdidas invaluables 

Uno de los destrozos más lamentables para el municipio es el mural “Historia de La Serena”, el que tiene una extensión de seis metros y fue declarado Monumento Nacional en 1992, el que fue pintado por manifestantes pero que será evaluado por un experto para una posible restauración.

El edificio, además, contaba con un Centro Cultural que había sido rescatado y restaurado para ser aprovechado por la comunidad en exposiciones artísticas, conversatorios, entre otras actividades. 

“Yo creo que hay que rescatar estos espacios y creo que los empresarios debieran entregar de forma gratuita para poder volver a convertirlo en un espacio cultural abierto a la ciudadanía”.

Pese a que aún no existe un catastro de los daños todavía, Riveros dice que son invaluables, ya que, además de haber saqueado e incendiado más de 70 computadores, mobiliario y elementos de oficina.

“Hay carpetas que no se pueden ingresar al sistema computacional, carpetas que tenían un valor tremendo con respeto al patrimonio, nosotros generalmente estábamos recibiendo peticiones, teníamos que convertirlo en carpeta para ingresarlo al Consejo de Monumentos Nacionales y toda esa información se perdió”.

Asimismo hizo un llamado al sector privado y a particulares a colaborar con arbustos, árboles y plantas con el fin de reforestar zonas de la ciudad que se han visto afectadas, las cuales se pueden donar en las dependencias de Casa Jiliberto ubicadas en Cienfuegos 226, La Serena.

Cambio de planes

El edificio fue remodelado durante el 2018 y en junio de ese año, el salón Gregorio de la Fuente, operaba como Centro Cultural, lugar donde se realizaban exposiciones y diversas actividades culturales.

Se trata de un inmueble que la Municipalidad de La Serena arrienda por un monto mensual 223,62 UF, poco más de 6 millones de pesos, de acuerdo a lo informado en la página de trasparencia, cuyo contrato tiene vigencia hasta diciembre de este año.

Esto, sumado a las causales que impiden el normal funcionamiento del recinto que no permiten trabajar con normalidad, serían razones para no renovar el arriendo luego de este año, según explicaron desde el municipio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital