Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Albergará 100 camas básicas que permitirán descongestionar el Hospital San Juan de Dios y retomar las cirugías que se han postergado por la pandemia. La intendenta Lucía Pinto contó que el objetivo es que permanezca en la zona hasta fin de año.

El pasado 23 de julio el Gobierno anunció que el hospital modular, comprometido para la Región de Coquimbo por el Ministerio de Salud, estaba en bodega y a la espera del traslado a La Serena.

Fue ayer cuando la esperada infraestructura arribó al Estadio La Portada, lugar donde se instalará con 100 camas básicas con el objetivo de potenciar la red asistencial y descongestionar el Hospital San Juan de Dios, cuando los casos de Covid-19 en la zona alcanzan los 6.742.

“Estábamos muy ansiosos de recibir este hospital que vio postergada su llegada debido al gran número de contagios por covid en otras regiones”, comentó la intendenta Lucía Pinto, quien llegó al lugar junto con el alcalde Roberto Jacob y las autoridades de salud.

“Es un espacio totalmente autónomo, con cocina, lavandería, espacios para los médicos, las enfermeras y para atender a 100 personas”, Lucía Pinto, intendenta

La jefa regional agradeció al edil por poner a disposición el recinto deportivo para instalar las dependencias que serán construidas entre 10 a 13 días. Además, adelantó que el objetivo es que el recinto permanezca en la zona al menos hasta fin de año para poner al día las cirugías postergadas.

“Será de gran utilidad cuando bajen los contagios y tengamos que comenzar a recuperar y hacer las cirugías que han quedado en lista de espera durante esta contingencia”, agregó Pinto.

Sin rencores

En tanto, el alcalde Jacob –quien criticó fuertemente la última reprogramación- expresó satisfacción puesto que será de gran ayuda ante el complejo escenario sanitario que se registra en la zona.

“Este hospital lo esperábamos con muchas ganas, porque son 100 camas no sólo para La Serena, sino que van a servir para la región. Son 100 camas que van a permitir que el hospital quede únicamente para lo que es el Covid-19 y las otras patologías vengan a este hospital modular, por eso cuando la intendenta nos solicitó el estadio dijimos inmediatamente que sí, porque esto es para la gente”, contó.

Cabe recordar que el jefe comunal calificó en su momento, los reiterados anuncios de reprogramaciones, como “el cuento del lobo” acusando que el nivel central miraba las regiones “como de segunda clase”.

En el momento preciso

Respecto a las características del recinto provisorio, este dispondrá de diez albergues de hospitalización, con capacidad para diez personas cada uno, tendrá aire acondicionado y calefacción, sistema eléctrico, divisiones de tela de privacidad interna, puertas de acceso doble y un equipo médico de oxígeno que incluye mascarillas y una cama clínica manual sencilla de dos posiciones.

Sobre el aporte que significará para la red asistencial local, el director (S) del Servicio de Salud Coquimbo, Edgardo González, comentó que la infraestructura llega en un momento donde desempeñará un rol importante.

“Este hospital llega en un momento en que como región estamos con un alto número de casos positivos y tasa de hospitalización, incluyendo las unidades críticas. La falta que se observa en el hospital de La Serena es de camas medias, y la idea es que este recinto nos aporte a descomprimir el hospital frente a la demanda actual, pero también asociar la lista de espera quirúrgica, que es el gran nodo de este recinto, que no tiene flujo para sacar pacientes de pabellón”, indicó.

En ese sentido, desde el servicio precisan que en la medida que avanza la pandemia, mayor es el requerimiento de camas en la red asistencial, así es como hoy la región cuenta con 1.184 camas totales, de las cuales 357 están disponibles.

Durante el último reporte sanitario se informó de 127 pacientes con Covid-19 internados, de ellos 42 están graves y conectados a ventilación mecánica.

Trabajo de reconversión

Coquimbo es una de las regiones con menos camas hospitalarias por cantidad de habitantes, sin embargo, durante la contingencia provocada por el coronavirus se ha realizado un importante trabajo de reconversión, así es como en marzo de este año, la red asistencial de la región contaba con 62 unidades de paciente crítico, de las que 22 eran UCI y 40, UTI.

Hoy son 160 las unidades de paciente crítico, 86 de ellas UCI y 74 UTI, una labor que se logró a través de gestión, inversión pública y aportes del sector privado para la adquisición de nuevos ventiladores mecánicos, preparación de recurso humano y habilitación de espacios.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X