Crédito fotografía: 
El Día
Mientras que a nivel nacional los casos diarios reportados han disminuido en los últimos 15 días, en la región la cifra aún es dinámica, presentándose días con mayor número de casos confirmados que otros. Esto se debería a que acá tendríamos una meseta propagada, eso quiere decir, que aun estaríamos en periodo de propagación del virus, por lo que sería difícil estimar un posible peak en la región, especialmente cuando ha habido cambios de criterios para la toma de PCR que podrían estar afectando los números reales de personas con la enfermedad.

Un descenso en la cantidad de personas confirmadas con covid-19, a través del examen PCR, ha sido el escenario de los últimos días en el país según lo que ha informado la Autoridad Sanitaria.

Un posible peak de la pandemia a nivel nacional que podría haberse dado a mediados de junio cuando se registró la mayor cantidad de casos nuevos, superando los 6 mil contagios diarios, situación que luego habría vuelto a cambiar reportándose en promedio 3 mil casos en las últimas jornadas.

Según explicó la epidemióloga y académica de la Universidad de La Serena, Paola Salas, el peak de una enfermedad es cuando se produce el mayor número de casos luego de tener un descenso de la curva, “cuando tú puedes observar que hay un descenso de los casos tu puedes decir que hubo un peak”.

“Podríamos decir que el peak se formó cuando hubo más casos informados en el país por día, que correspondería a las fechas del 12 de junio hasta el 14 de junio. El día 14 hubo 6.938 casos nuevos y luego esto empieza a descender pero lo hace a 6.290, por ejemplo el día 19 de junio y finalmente el 2 de julio hubo 2.498 casos y ayer 3.548, entonces si tu comparas los 6.938 a 3.548 podríamos decir que es casi la mitad” detalló la experta.

Ahora bien, un panorama nacional que sería bastante diverso al local, puesto que en la región no habría un aumento claro ni parejo en la curva, ya que el día con mayor casos fue el 8 de junio con 133 y le siguió el 15 de junio con 120.

“Después del 19 de junio empezó a descender la curva en la región, pero volvimos a tener 98 casos el 26 de junio y volvimos a tener 104 el 29 de junio, entonces hay que esperar mínimo un periodo de incubación después de un peak de casos altos” añadió Salas.

Aclaró que epidemiológicamente en la región había una curva propagada o trasmisión propagada, donde no se habría superado la etapa de propagación de la infección, “se sigue propagando porque sube el número, luego baja un poco, vuelve a subir y eso habla de periodos de incubación que son relativos a que se va propagando de una población a otra el virus, entonces no podemos hablar que hay control todavía”.

Ahora bien, llama la atención que el número de casos diarios haya sufrido esta caída luego que desde el Ministerio de Salud cambiaran la definición de caso de contacto estrecho el pasado 7 de junio, modificando las condiciones de este grupo en específico para la aplicación de la PCR, cambio que podría haber afectado el número de casos positivos que se informa cada día y por ende cambiado la curva hacia una que va en descenso.

Estos nuevos casos positivos no estarían incluyendo los casos estrechos, ya que con el cambio en la definición de caso no se le estaría realizando PCR a este grupo, y considerando que diariamente se informan los casos con PCR positivo como casos nuevos, estarían quedando fuera casos que no están confirmados pero si tienen una gran probabilidad de ser positivos y que en el caso de la región correspondería a 409 casos acumulados y 138 contactos estrechos probables activos.

“La analogía es que si yo no doy acceso al PCR tampoco voy a tener positivos confirmados que son los que van a este número que alimenta la curva de casos positivos, eso podría deberse a que no hay necesidad de hacer PCR, sería como que la gente se empiece a enfermar menos o a un cambio en la conducta de solicitud de PCR”.

De acuerdo a lo explicado por la académica de la ULS, existirían dos razones por las cuales un PCR cambiaría, ya sea por una disminución efectiva en la cantidad de personas enfermas o por un cambio en la conducta de solicitud del examen.

Explicó que existen otras variables para determinar si efectivamente ha habido una disminución de los casos, como son el porcentaje de positividad de los casos analizados por cantidad de habitantes y la cantidad de enfermos graves en la UCI.

Sobre la cantidad de hospitalizados en cama UCI, el 5 de junio a nivel nacional habían 2.400, mientras que el 2 de julio eran 3.407 pacientes, es decir, ha habido más enfermos graves desde que se anunció la disminución de los casos positivos en el país, algo que en la región sería más evidente, porque el 17 de junio habían 14 pacientes en la UCI, mientras que el 2 de julio eran 35 y ayer fueron 41.

Respecto a la positividad en las muestras analizadas, señaló que para hablar del control de la enfermedad debía haber una positividad de menos del 5%, es decir, 5 personas con PCR positivo de covid-19 cada 100 habitantes, cifra muy lejana a la actual en la región y en el país con un 27% y 25% respectivamente al 2 de julio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X