Crédito fotografía: 
Cedida
Una serie de medidas se tomaron desde el Ministerio de Bienes Nacionales para enfrentar la crisis sanitaria, el Ministro Julio Isamit anunció la suspensión del pago de arriendo de inmuebles fiscales y precisó que en la región 163 familias recibieron sus títulos de dominio tras años de espera, además se refirió a la situación de los campamentos ilegales y las estrategias con las que enfrentarán, junto a otros ministerios, las consecuencias de la crisis.

La crisis sanitaria del coronavirus ha tenido repercusiones y afectado a todos los rubros y por tanto, llevado a todas las Secretarías Ministeriales a cambiar sus formas de trabajo y la prioridad de los recursos para enfrentar el problema actual y las consecuencias a futuro.

El Ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, en conversación con El Día se refirió a las modificaciones de la cartera en cuanto a su forma de trabajar y en la ayuda que entregarán a los chilenos para enfrentar la contingencia.

Indicó que en la cartera ya habían modificado su presupuesto, y que en total, en todos los ministerios se habían reducido en $2 mil millones de dólares, los que fueron traspasados al Ministerio de Salud por motivo de la crisis sanitaria.Indicó que en la cartera ya habían modificado su presupuesto, y que en total, en todos los ministerios se habían reducido en $2 mil millones de dólares, los que fueron traspasados al Ministerio de Salud por motivo de la crisis sanitaria.

-              ¿De qué manera el Ministerio de Bienes Nacionales ha debido modificarse y usar la tecnología para poder seguir atendiendo?

"Hemos puesto todos los medios, la tecnología al servicio de los ciudadanos y nos dimos cuenta que en esta crisis el lugar donde nos sentimos más tranquilos, más seguros es en nuestras casas con nuestras familias y por eso, sabiendo que en Chile hay muchas familias que por desgracia aun no son dueñas del terreno o la casa donde viven, quisimos avanzar en el programa Chile Propietarios, convertimos el Ministerio de Bienes Nacionales en un verdadero call center, nos pusimos a llamar por teléfono a 3.400 familias en todo Chile para darles la buena noticia que ya son propietarios del terreno donde viven, para que tengan la tranquilidad de que nadie los va a poder sacar de ahí, que son lugares donde ellos van a poder seguir haciendo su trabajo profesional, la vida con sus familias, así que le agradezco a la Intendenta Lucía Pinto, a la Seremi Gianinna González y a todo el equipo de Bienes Nacionales que llamaron por teléfono a todas las familias para informarles que ya son propietarios de sus terreno en la región de Coquimbo.

Se trata de 163 familias en la región, la parte más numerosa se la lleva Coquimbo con 40 títulos, La Serena con 29, Vicuña 21, Ovalle 11, Combarbalá 23, Salamanca 16. Estas son buenas noticias que llegan, no solo a la capital regional, sino también a las otras comunas de la región".

-              ¿De qué forma esta pandemia ha afectado el mismo trabajo del Ministerio a nivel local con la Seremi?

"Estamos en presencia de la mayor crisis sanitaria que el país y el mundo ha vivido en los últimos cien años, es muy complejo, esto ha significado mucha presión y en ese sentido el Presidente de la República, en el último gabinete nos puso tres “pegas” a todos los ministros. Prioridad uno, la preocupación por la vida y la salud de las personas, prioridad dos el abastecimiento, la continuidad de los servicios básicos, la electricidad, el agua potable, las telecomunicaciones, tercero el apoyo a las pymes, el empleo, la protección de los ingresos y por eso nosotros dijimos que hay que seguir trabajando, hay gente que ha esperado muchos años por sus títulos.

Evidentemente cuando uno ve el malestar ciudadano, no solo tiene que ver con los abusos que viven del mundo de las empresas, sino también con la tardanza que tiene el propio Estado, por eso hemos querido modernizar, creo que como estamos viviendo una crisis sanitaria de gran proporción, esto también significa una oportunidad para modernizarnos, para digitalizar y por eso que la gran mayoría de los funcionarios está trabajando a distancia con un portal web, una quincena de trámites, por las redes sociales y por supuesto los teléfonos".

-              Vimos que Bienes Nacionales dispuso de una oficina móvil como Centro de Atención Primaria de Salud para la región, en ese sentido ¿cómo se han organizado con los otros ministerios para esta pandemia?

"En esto hay que todos poner el hombro, el Ministerio a Nivel Nacional a dispuesto de 121 inmuebles fiscales en todo el país para ponerlos al servicio de la Autoridad Sanitaria y que ellos puedan usarlos como vacunatorios, bodega, almacenamiento y en el caso específico de la región de Coquimbo, la región es una de las primeras que tiene estas oficinas móviles que permiten acercarnos a los ciudadanos. Hoy las hemos convertido en un vacunatorio móvil de manera tal que los servicios de salud puedan estar presentes en varias comunas y no solo en la principales.

Es una buena noticia porque en estos momentos todos tenemos que ponernos al servicio de la Autoridad Sanitaria y a la disposición de lo que ellos estimen conveniente para enfrentar de la mejor manera posible la crisis que estamos viviendo".

-              Una de las materias sensibles tiene que ver con los campamentos que no están autorizados, las llamadas tomas. En el periódico se da a conocer la situación de ellos y el temor que tienen frente a la pandemia ¿de qué manera se ha avanzado para evitar los campamentos y tomas en el país?

"En una semana más voy a cumplir seis meses de Ministro y nos han tocado seis meses de crisis, primero fue el conflicto social y político que tuvimos en octubre y ahora la crisis sanitaria y esto nos pone una carga grande al Estado para dar respuesta a problemas que han sido largamente postergados, por ejemplo, el tema de los campamentos.

Cuando uno miraba y se omnubilaba con las cifras de desarrollo del país a veces se olvidaban de aquellos invisibles que seguían viviendo en campamentos, es verdad que logramos sacar a mucha gente de la pobreza, pero seguimos teniendo más de un millón de personas que viven en esa situación y por tanto, con sentido de urgencia, trabajar coordinados y por eso el Ministerio de Vivienda está haciendo una política muy clara para enfrentar el coronavirus en los campamentos, una política para tener viviendas transitorias mientras construyen su solución habitacional definitiva y ahí Bienes Nacionales colabora con concesiones de terreno al Ministerio de Vivienda.

Y por último, nosotros también estamos en el marco de la crisis sanitaria haciendo una inteligencia territorial con la información que nosotros tenemos, los datos de donde se ubican las mayores tasas de contagios, las comunas que el Presidente decrete en cuarentena o no, también hay que hacer este cruce territorial de donde están ubicados los campamentos y preocuparnos de ellos, porque en las condiciones que se encuentran pueden ser un foco de expansión del virus y por tanto, nos estamos preocupando especialmente con los de inteligencia territorial, donde se ubican  los centros de adulto mayor, los campamentos, las comunas vulnerables, porque no queremos que las semanas que vienen, que son semanas muy difíciles donde nos acercamos al peak de contagio, no podamos enfrentar bien la emergencia en esos lugares".

-              Los campamentos y las tomas son hechos se generaban en tiempos normales, usted habla que estamos en crisis, se imagina si se une el tema económico con el tema de salud, ¿cree que podrían aumentar las tomas en el futuro si la gente no tiene para pagar sus arriendos o para comer?, se teme que los centros urbanos se llenen de familias que podrían no tener donde hospedarse.

"Los pronósticos que nosotros tenemos es que vamos a enfrentar a mayor crisis económica desde el año 82, el PIB puede contraerse en 3,5 – 4%, significa una reducción del producto interno bruto este año muy grande, el FMI (Fondo Monetario Internacional) informó de que Chile va a ser unos de los países que va a poder salir más rápido si esto sigue así el próximo año, en base al crecimiento de la economía, sin embargo no hay que confiarse, esto es una no es una carrera corrida, al contrario tenemos que estar muy atentos de todas las alertas que estamos viendo a lo que plantea respecto a los campamentos de una manera prioritaria, el plan de impulso económico involucra recursos de parte del Ministerio de Vivienda para acelerar la construcción y acelerar garantías a las constructoras, que hoy tienen trabajadores de familias vulnerables y escasos recursos que no van a poder ir a trabajar, para poder pagar los sueldos para que puedan cumplir sus obligaciones y en ese sentido yo creo que eso nos pone un nuevo desafío al Estado de actuar más coordinado, de que Bienes Nacionales contribuya con su parte, Vivienda con la suya, pero todos juntos para dar solución al conflicto que estamos viviendo, así como en el medio de la crisis se ha dicho que los alcaldes tienen que estar coordinados con los intendentes, con los jefes de Defensa Nacional, también los ministros y el Gobierno tienen que estar coordinados para enfrentar juntos esta situación y en ese sentido les puedo adelantar que estamos trabajando junto a una serie de ministros de Vivienda, Deporte, Cultura, Medioambiente, Trabajo, Transporte en una medidas de apoyo, no solo económicas como lo anunció el Presidente de la República, sino también que impulsan el bienestar y la calidad de vida de las familias".

-              ¿Cómo van a enfrentar la reprogramación de los arriendos?

"Las pymes han sido muy afectadas en estos últimos seis meses, no ha sido fácil para ellos y en ese sentido nosotros lo que estamos haciendo es ofrecer una reprogramación de arriendo que permita que los casi 4 mil arrendatarios en todo el país puedan suspender los pagos de arriendo hasta por seis meses y luego reprogramarlos por un año, esto lo hemos hecho porque no queremos que ninguna pyme piense en cerrar o en despedir a alguien por no poder pagar su arriendo a fin de mes, de la misma manera no queremos que ninguna familia que arrienda casas a bienes nacionales crea que los vamos a sacar de la casa por no tener sus arriendos al día.

Lo que vamos hacer es suspender los pagos por seis meses, reprogramarlos hasta por un año de manera tal de poner el hombro en estos momentos que tanto se requiere, es un granito de arena en medio de todo el paquete de ayuda social que el Gobierno ha dispuesto que son más de 16 mil millones de dólares, el mayor paquete fiscal de la historia del país y que va en directo beneficio de las pymes y protección del empleo e ingresos de las familias chilenas".

-              ¿Cómo debe hacerlo la gente con los arriendos para poder suspender el pago?

"Está todo en bienesnacionales.cl pusimos un formulario donde las personas que sean pymes, sean familias que arriendan para fines habitacionales y que no sean funcionarios públicos, van a poder suspender este arriendo, a través del portal web van a poder indicar la región, el monto, cuánto es lo que quieren suspender y por cuántos meses, porque obviamente las realidades del país son distintas, las regiones del norte no están viviendo la misma situación sanitaria que lo que hemos visto por desgracia en la Araucanía o incluso en Magallanes y por tanto las respuestas son distintas en base a las regiones pero todos van a ser apoyadas, porque entendemos incluso que estando en una región que no ha tenido tanto contagio o tanta expansión del virus aun así sus ventas pueden ser mermadas porque la gente está comprando menos, porque están exportando menos a otras regiones y sabemos que esto que hoy día es una crisis sanitaria evidentemente por la experiencia de otros países y los datos que tenemos hoy día, también va a significar una crisis económica y por eso el Presidente de la República dijo que no quería que una crisis sanitaria temporal se convirtiera en una crisis económica permanente así que se están tomando las medidas para priorizar la vida y salud de las personas pero también sus condiciones de vida, especialmente en materia de empleo e ingresos".

Cercanía con las pymes

Asumió el 28 de octubre del año pasado en medio de la crisis social del país. Es el inistro más joven del gabinete del Presidente Sebastián Sebastián Piñera.

Dijo sentirse muy identificado con las pymes, calificándolas como “el motor de Chile y la clase media del mundo económico”.

“A mí todo esto me llega muy directamente porque nosotros cuando asumimos en medio de la crisis social de octubre hicimos un plan de apoyo a las pymes, mi familia tiene una pyme, sabe las dificultades que enfrentan las pymes, yo soy de una familia de San Bernardo que es una comuna al sur de Santiago y yo veía a mi papá que si llovía no vendía nada y tenía que pagar igual. Esas son las cosas pequeñas y normales que a una empresa grande no le afecta nada pero que para una pyme puede ser demoledor”.

Confesó aportar al Gobierno la realidad y vivencias de la clase media y su intención de continuar trabajando para las familias de Chile.

Por otro lado, indicó que el Ministerio de Bienes Nacionales ya había modificado su presupuesto y que entre todos los ministerios lograron reducirlo en $2 mil millones los que fueron traspasados a salud. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día