Femicidio frustrado en Las Compañías devela ineficiencia de medidas cautelares

Una mujer de 37 años que había puesto cuatro denuncias por agresión de su conviviente –dos de ellas judicializadas- estuvo al borde de la muerte luego que el individuo (44), la atacara nuevamente, esta vez con una brutal puñalada, teniendo que ser intervenida de urgencia. El sujeto, hoy formalizado y en prisión preventiva, mantenía una prohibición de acercamiento. Sin embargo, debido a la dependencia emocional generada por la víctima, lo continuaba perdonando y volvían a estar juntos, sin que nadie supervisara que la orden de alejamiento se respetara. Esto, porque la ley no especifica en términos generales quién debe hacerlo.
Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital