• Los representantes de las 5 agrupaciones de pescadores y turismo que reclaman mayor participación ciudadana en el proyecto de ampliación del puerto de Coquimbo, protestaron este jueves frente a la intendencia regional.
Crédito fotografía: 
CHRISTIAN ARMAZA
Sindicatos, cooperativas pesqueras y gremios aseguraron que su voz no ha sido lo suficientemente escuchada durante el proceso de evaluación de esta megaobra, acusando graves perjuicios y daños para su actividad producto de ello. Desde la empresa en tanto, se afirmó que se ha cumplido con todas las exigencias del proceso desde el año 2017 a la fecha, habiendo realizado más de 15 reuniones de participación ciudadana.

Mayor participación ciudadana durante su proceso de evaluación ambiental, exigieron este jueves representantes de 5 agrupaciones de pescadores y turismo de la ciudad de Coquimbo, a la empresa Terminal Puerto Coquimbo, TPC, para evitar daños y perjuicios en sus respectivas actividades y en el entorno natural de la bahía, producto de las obras de ampliación del puerto que pretende llevar adelante la empresa.

En efecto, si bien, desde las organizaciones aclararon que no están en contra de la ampliación y construcción del nuevo terminal portuario de Coquimbo, sí se manifestaron preocupados por las consecuencias que dicha iniciativa puede conllevar para su futuro laboral, por lo que insisten en ser escuchados por la empresa.

"No estamos en contra de la construcción y ampliación del puerto, queremos que nuestra región surja, pero queremos ser tomados en cuenta por las entidades que correspondan para llevar a buen término este proyecto", señaló Víctor Salfate, vocero del sindicato de Turismo Los Changos.

"Llevamos meses en esto y no hemos tenido ningún avance al respecto. La solución es que TPC nos llame a una conversación, seria, para que conversemos, tomemos cartas en el asunto y solucionar este tema para que todos quedemos conformes con este proyecto", agregó Salfate.

En ese sentido, aseguraron que la autoridad tiene la facultad para llamar a un nuevo proceso de participación ciudadana, en la que se pueden hacer observaciones, más aún cuando, aseguran, algunas mitigaciones presentadas por la empresa durante la fase de Evaluación Ambiental –en la cual, aún se encuentra – no han sido satisfactorias.

Edgardo Fuentes, asesor medioambiental del diputado Daniel Núñez, quien apoya las demandas de estas organizaciones, indicó que "se pone en riesgo la vida de ellos, porque (los pescadores) van a tener que, navegar en condiciones bastante desfavorables por la oceonografía y clima de Coquimbo, pasar por los pilotes de 4X12 y que las áreas de manejo estarían seriamente amenazadas, navegando con embarcaciones mucho mayores y eso generaría serias probabilidades de accidente".

Otro de los perjuicios que ellos señalan es el aumento de los tiempos de navegación y desplazamiento de las naves de pesca y turismo (tracks de navegación), lo que equivaldría en un gasto económico adicional para los trabajadores.

“Hoy se solicita no parar este proyecto, sino que participar, con todos y no con algunos como fue anteriormente, y hacer las modificaciones que correspondan para tener desarrollo sustentable", agregó.

Consultada al respecto, TPC dio a conocer su respuesta en un comunicado, explicando que en la actualidad, aún se encuentra a la espera de los resultados del proceso de Evaluación Ambiental de la segunda ADENDA del Estudio de Evaluación Ambiental, EIA, para la ampliación del terminal portuario de Coquimbo.

En ese sentido, la empresa afirma que “la elaboración del EIA contempló una serie reuniones voluntarias de participación ciudadana anticipada con las diferentes organizaciones pesqueras y de turismo del borde costero de la Bahía Coquimbo,  con el objeto de informar las características del proyecto antes de ser sometido a evaluación ambiental. Este proceso comenzó en diciembre de 2017”.

Durante todo este proceso, TPC señala que se ha presentado una alternativa de mitigación al tema de los tracks de navegación, evaluando entre otras alternativas, “evitar la desviación del track de navegación de las embarcaciones de menor tamaño, y que éstas puedan pasar por debajo del puente de acceso del nuevo proyecto, siendo una propuesta que cumple con todas las medidas de seguridad” que establece la autoridad marítima, rechazando de esta forma la versión de los pescadores de que cruzar en medio de los pilotes del futuro terminal pondría en riesgo su integridad.

Además, la empresa insistió en que “sí se ha cumplido a cabalidad con todas las exigencias del proceso desde el año 2017 a la fecha, habiendo realizado más de 15 reuniones de participación ciudadana durante todo el proceso. Además se realizó la participación ciudadana formal convocada por el SEA, tanto a pescadores artesanales como a la comunidad en general acudiendo  alrededor de 120 personas”.

En el mismo comunicado, se expresa también el gerente general de TPC, Fernando Raga, quien reiteró que “desde 2019 hemos sostenidos tres rondas de  reuniones con pescadores artesanales  y armadores turísticos de Coquimbo para abordar las medidas de mitigación propuestas para el desarrollo de este proyecto. Sin embargo, algunas de estas organizaciones han decidido restarse de las conversaciones con la empresa”,  precisó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X